Viernes 13/07/2018.

| Finanzas

Finanzas

(Ampl.) Ibercaja presentará un plan estratégico "transformador" que tendrá como horizonte el año 2020

"Nos enfrentamos a una nueva etapa, el banco quiere crecer, innovar y digitalizarse", ha afirmado José Luis Aguirre

Ibercaja presentará un plan estratégico "transformador" que tendrá como horizonte el año 2020. "Nos enfrentamos a una nueva etapa, el banco quiere crecer, innovar y digitalizarse", ha afirmado el presidente de la entidad financiera, José Luis Aguirre.

Este viernes Ibercaja ha celebrado su tradicional Copa de Navidad en el Museo Goya Colección Ibercaja de Zaragoza, acto en el que ha participado José Luis Aguirre, acompañado del consejero delegado de la entidad financiera, Víctor Iglesias; el presidente de la Fundación de Ibercaja, Amado Franco, y el vicepresidente de la Fundación, Honorio Romero.

En este evento se ha anunciado que el nuevo plan estratégico de la entidad se presentará "en los próximos meses". Además, Aguirre e Iglesias han realizado un repaso de los principales hitos de la entidad durante este año.

Aguirre, que asumía la presidencia del banco a principios de este 2017, se ha mostrado "satisfecho" por estos diez meses al frente de Ibercaja y ha agradecido al consejo de administración haberle otorgado la confianza y responsabilidad que conlleva estar al frente de esta entidad "con 140 años de historia y séptimo grupo financiero del país".

Ha señalado que han sido "pocas" las cajas de ahorro que han superado la crisis económica y financiera sin recibir ayudas públicas, algo que Ibercaja ha logrado "gracias a su solidez financiera y a una prudente gestión". El equipo directivo de la entidad financiera, con Víctor Iglesias al frente, ha realizado "una labor extraordinaria", tanto el la integración de Caja3 como en la adaptación del banco a los cambios de regulación.

"Nos enfrentamos a una nueva etapa, plasmada en un plan estratégico que se presentará en su momento, el banco quiere crecer, innovar y digitalizarse". Ha aseverado que Ibercaja es una entidad aragonesa "con proyección nacional" y con actividad en el conjunto del país. "Pero, evidentemente, somos aragoneses y nuestra tierra es la prioridad", ha añadido.

Ha apuntado que el oficio de la banca está "cambiando" y las entidades se están transformando en "digitales", por lo que hay que adaptarse "a una gran velocidad".

José Luis Aguirre también ha hecho hincapié en los cambios que se han producido en la Fundación Ibercaja, que a partir de este mes preside Amado Franco. El que fuera presidente del consejo de administración de la Caja y del banco recoge el testigo de Honorio Romero, director de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, y que pasa a ser vicepresidente de la Fundación.

Ha insistido en que es "una excelente noticia para todos" que Amado Franco sea presidente de la fundación: "Es un hombre con un grandísimo conocimiento de la actividad bancaria y es muy sensible a los intereses de esta tierra, por lo que toda la parte de la actividad de obra social la tiene muy presente, dentro de las obligaciones que la Fundación que atender". También ha felicitado a José Luis Rodrigo Escrig, que este año ha pasado a ser el nuevo director general de la Fundación Bancaria Ibercaja.

TIEMPOS DIFÍCILES

Aunque el consejo de administración de la entidad financiera todavía tiene que conocer y ratificar el nuevo Plan Estratégico, Víctor Iglesias ha avanzado que será "transformador", dado que son tiempos "difíciles" y que hay que "evolucionar".

"Este año es el tercero del Plan Estratégico 2015-2017, es el primer ciclo que he tenido el privilegio de dirigir como consejero delegado del banco y ha sido un año de cambios" ha dicho.

Además, ha detallado que durante 2017 ha cambiado la presidencia del banco, con el relevo de Amado Franco, que ha sido "una figura clave y de referencia", y la llegada de José Luis Aguirre, "un directivo fundamental en la evolución de Ibercaja en las últimas décadas". También ha habido cambios en la Fundación, con el relevo por Amado Franco de Honorio Romero, al que ha agradecido "su extraordinaria labor y su intensa dedicación".

"Estos años están siendo muy complejos, tenemos la economía y el empleo que siguen en una senda de recuperación, pero al mismo tiempo nos encontramos con que hay una serie de inconvenientes para una práctica rentable de la banca minorista española y europea", ha aclarado.

Iglesias ha explicado que los tipos de interés están "en niveles mínimos históricos", con una creciente exigencia de la regulación normativa, con una competencia en el mercado bancario "intensa", especialmente en empresas y pymes, y todo esto hace "complicada" la práctica bancaria.

Ha constatado que esta situación ha llevado a la "desaparición" de marcas "emblemáticas" en el sector bancario español. Ha destacado que Ibercaja ha superado esta situación gracias a su "solidez financiera" y su "ortodoxa" gestión de los riesgos del balance.

BASES DEL FUTURO DE IBERCAJA

En el año 2017, la entidad financiera ha completado la devolución de las ayudas pública que recibió Caja3. "Lo hemos hecho de manera anticipada, a pulmón, con nuestros propios recursos, pero no sólo nos hemos limitado a sobrevivir, a lo largo de dos o tres años hemos sentados las bases del porvenir del futuro de Ibercaja", ha concretado Víctor Iglesias.

De esta forma, el banco ha puesto en marcha una alianza estratégica con Microsoft, la digitalización de los procesos, intensificación de la apuesta por el seguimiento de pymes y planes estratégicos de crecimiento de la actividad comercial minorista en la Comunidad de Madrid, en la Comunidad Valenciana, en Cataluña, en Burgos.

Ha afirmado que la entidad financiera ha fortalecido su capacidad de gestión del ahorro financiero, sobre todo a través de la comercialización de ganancia de cuota de fondos de inversión y plan de pensiones y han hecho una "fuerte reducción" de activos improductivos del balance, tanto préstamos dudosos como activos adjudicados. "En definitiva estamos bastante satisfechos de los resultados que vamos cosechando".

"NO SE PODÍA DECIR QUE NO"

El presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco, ha apostillado que después de llevar "casi 50 años en esta casa" no podía decir que no a presidir la Fundación. En este punto, ha aseverado que Honorio Romero ha sido "un gran presidente".

"Vamos a colaborar con el Patronato, con el equipo directivo y con los empleados de la Fundación, que crean un gran equipo, y elaborar un nuevo plan estratégico para acciones sociales, culturales, de emprendedores, de apoyo al desarrollo de la tierra, de todo aquello que en este momento la sociedad y esta tierra están demandando".

"Tenemos por delante realizar la desinversión de la Fundación en el banco, diversificar sus fuentes de financiación y, con las nuevas coordenadas, posicionar a la Fundación en el sitio que le corresponde, ya que está llamada a ser una de las más importantes de España". Ha apostado por preservar la Obra Social y seguir contribuyendo al desarrollo de los territorios en los que opera.

El vicepresidente de la Fundación Ibercaja, Honorio Romero, ha concretado en que este año para la Fundación ha sido "muy especial" por el nombramiento de Amado Franco como presidente. "Es una satisfacción enorme porque la fundación tienen que cumplir una labor importantísima". Ha matizado que es la propietaria del 87,8% de las acciones del banco.

"Llegan tiempos complejos, difíciles, este 87,8% hay que dejarlo por debajo del 50% o del 40%, para eso es necesario que haya al frente de la Fundación una persona con los conocimientos, experiencia, formación y reconocimiento, a nivel nacional e internacional, como Amado Franco". En este contexto, ha expresado que es "esencial" reforzar la Fundación y el Patronato.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31