Lunes 18/12/2017.

| Finanzas

Economía/Finanzas

Finanzas

(Ampl. 3) Draghi pide a los Gobiernos un "pacto fiscal" para frenar la crisis de deuda

Abre la puerta a aumentar la intervención del BCE si la cumbre del 9 de diciembre aprueba este pacto, aunque insiste en que será limitada
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha pedido este jueves a los Gobiernos de la UE un "nuevo pacto fiscal", que recoja las reglas esenciales para limitar el déficit en la eurozona y los compromisos de ajuste asumidos por cada país, para recuperar la credibilidad ante los mercados y frenar la crisis de deuda.

Draghi ha insistido en que la intervención del BCE sólo puede ser temporal y limitada, pero ha abierto la puerta a aumentar la compra de bonos de los países con problemas, como España o Italia, si de la cumbre del 9 de diciembre salen compromisos claros de ajuste.

Un pacto fiscal "es el elemento más importante para empezar a restaurar la credibilidad", ha dicho Draghi en una intervención ante el pleno de la Eurocámara.

"Otros elementos pueden seguir, pero el orden es importante", ha señalado. Los expertos interpretan que, con estas palabras, el presidente del BCE ha sugerido un refuerzo del programa de compra de bonos si los líderes europeos aprueban este pacto en la cumbre de diciembre. "Los próximos días serán muy importantes para decirnos si haremos progresos en esta vía", ha insistido.

"Un nuevo pacto fiscal sería la señal más importante de los Gobiernos de la eurozona de que se embarcan en una profundización global de su integración económica. Presentaría una trayectoria clara sobre la evolución futura de la eurozona y modelaría las expectativas", ha sostenido el presidente del BCE.

En cuanto a la forma legal de este pacto, Draghi ha señalado que "no hay que descartar cambios del Tratado de largo alcance", pero ha agregado que "también se pueden concebir procesos más rápidos".

RECHAZA SUBVENCIONAR A LOS GOBIERNOS.

En cualquier caso, el presidente del BCE ha dicho que su programa de compra de bonos "no es para crear liquidez, no es para subvencionar a Gobiernos, es para reparar los canales de transmisión de la política monetaria".

"Es una medida no estándar y va a ser temporal y limitado. No es eterno ni infinito", ha resaltado. "El BCE sólo puede actuar dentro de los límites del Tratado. Sería un error que el BCE actúe fuera del Tratado, porque sería ilegal y, especialmente en algunas partes de Europa, socavaría la credibilidad del BCE, que ahora es la firma más fuerte de la eurozona", ha insistido.

Ante las peticiones de los eurodiputados que le reclamaban que el BCE actúe como prestamista de último recurso para los Estados, Draghi ha señalado que el Banco sólo puede ejercer de "prestamista de último recurso para bancos solventes". "No se le debería pedir que haga cosas que no contempla el Tratado", ha dicho.

"Los Gobiernos deben individual y colectivamente restaurar su credibilidad frente a los mercados financieros", ha resaltado Draghi.

"Los cambios de Gobierno que se han producido en algunos de los países más expuestos (en referencia a Grecia, Italia y España) todavía no han tenido mucho efecto en la fragilidad de los mercados financieros", ha alertado.

MÁS LIQUIDEZ PARA LOS BANCOS.

Draghi ha eludido adelantar las decisiones que adoptará el Consejo de Gobierno del BCE en su reunión del jueves 8 de octubre, pero ha resaltado que es consciente de los problemas de financiación de los bancos. En los últimos días se ha especulado con la posibilidad de que el BCE ofrezca nuevas líneas de liquidez a dos o incluso a tres años para las entidades.

"Somos conscientes de las constantes dificultades para los bancos debido al estrés en los bonos soberanos, las restricciones en los mercados de financiación y la escasez de colateral elegible en algunos segmentos financieros. También somos conscientes de los problemas de desajustes en plazos de vencimiento en los balances, los desafíos de aumentar el nivel de capital y los riesgos cíclicos debidos a la desaceleración", ha dicho.

En materia de tipos de interés, Draghi ha dejado claro también que no hay riesgos inflacionistas, lo que podría abrir la puerta a una nueva rebaja tras el recorte de un cuarto de punto decidido en noviembre, que los dejó en el 1,25%. "Los riesgos a la baja para las previsiones económicas han aumentado. La debilidad de la actividad está moderando las presiones sobre precios, costes y salarios", ha apuntado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31