Jueves 13/12/2018.

| Finanzas

Finanzas

(Ampl.) La CIG critica que Banco de España y CNMV "hoy no sabrían cómo actuar ante otra crisis"

El secretario federal de Banca de la Confederación Intersindical Galega (CIG), Clodomiro Montero, ha criticado este miércoles en el Congreso la supervisión tanto de Banca de España como CNMV, pues cree que durante la crisis "actuaron con criterios ideológicos" y que "si se repitiese, no sabrían cómo actuar".

Durante su comparecencia ante la comisión que investiga en el Congreso la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, Montero ha lamentado que la crisis sea consecuencia de un modelo financiero neoliberal, la laxitud de las normas y de las reticencias a intervención en aras de la autorregulación, así como la aplicación de una normativa "no correcta".

"Los árboles no les dejan ver el bosque. No ha sido una crisis de cajas", ha asegurado, acusando a comparecientes de la comisión que, a su juicio, "han intentado eludir su responsabilidad" ante una "gestión nefasta" tanto de los tiempos precedentes de la crisis como del propio rescate y los procesos de privatización y venta de activos de entidades nacionalizadas.

"La supervisión no falló. Simplemente el Banco de España y la CNMV actuaron con criterios ideológicos, aplicando una normativa que acreditaba la autorregulación financiera y de las propias entidades", ha aseverado, cifrando en más de 11.000 millones el dinero público perdido en el rescate de las cajas gallegas, en parte por una "privatización precipitada".

"EL BANCO DE ESPAÑA PERMITIÓ PREFERENTES SABIENDO LA QUIEBRA"

Respecto a la actuación del Banco de España, el representante de banca de la CIG ha criticado que fue "especialmente dolosa", teniendo en cuenta, ha dicho, que pese a la alerta de sus inspectores sobre situaciones de quiebra, no sólo "prefirió no intervenirlas", sino que no frenó operaciones como ventas de acciones preferentes.

Así, ha criticado que en 2009 "sabiendo que Caixa Galicia era inviable y tenía pérdidas previstas de 1.278 millones, permitió la emisión de participaciones preferentes", algo a lo que su sindicato se opuso, recordando que la propia agencia de calificación Moody's calificaba estos valores "como bonos basura".

"Esas preferentes fueron emitidas cuando sabía por sus informes internos que la entidad estaba en quiebra", ha denunciado, señalando que las sentencias dictadas en el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional corroboran que Caixa Galicia estaba en quiebra en el momento de la emisión.

"NO ES CIERTO QUE EL PROBLEMA ESTUVIERA EN QUE HABÍA POLÍTICOS"

Por otro lado, Montero ha criticado las posturas referidas a que el problema de la crisis y de las cajas radicara fuera de "gobernanza o politización". "Con esas intervenciones se pretende zanjar cualquier debate sobre la necesidad de una banca pública y no responde a la realidad que se vivía en las propias entidades y órganos de gobierno", ha dicho.

Así, ha señalado que Julio Fernández Gayoso, director general de Caixa Vigo, después Caixanova, entró como director general en 1965 y José Luis Méndez en Caixa Galicia en 1977, y que "ni el cambio de régimen, ni de gobiernos centrales, ni en ayuntamientos, ni la Xunta ni las diputaciones permitieron que se renovasen los órganos de gobierno".

"(Fernández Gayoso) Siguió hasta que pasó del banco al otro banco, el de los acusados", ha dicho criticando que en las cajas "mandaban los directores generales y los comités de alta dirección". También hay políticos en los consejos de administración de grandes bancos. Y en los de las eléctricas. El problema es la falta de supervisión", ha dicho.

¿EXCESO DE PROVISIONES PARA CONSEGUIR CRÉDITOS FISCALES?

Durante su comparecencia ante la comisión de investigación, Montero ha incidido en la necesidad de analizar desde el trabajo desarrollado en el Congreso el desarrollo del rescate, tanto en las exigencias de provisiones, por si fueron "más de las necesarias" con "el único objetivo de beneficios a corto plazo y créditos fiscales"--ha dicho que podrían constituir ayudas a la banca-- y los contratos con empresas externas de servicios financieros para toda operación.

En este sentido, ha destacado que en muchos casos fue una misma empresa la que trabajó en un mismo proceso, poniendo el ejemplo de la auditora PwC dio la luz verde a una "fusión ruinosa" entre Caixanova y Caixa Galicia, al informe sobre la venta de preferentes y después al proceso de reestructuración con "un exceso de provisiones". "Estas mismas consultoras vinieron fallando catastróficamente y se les sigue confiando y situando la supervisión sobre ellas", ha dicho.

Por todo ello, ha pedido analizar los contratos, los criterios para ello y los resultados de estas empresas durante el proceso de reestructuración, ya que cree que a partir de los decretos de reestructuración se llevó a cabo "manu militari" sin el debido control.

ACABAR CON SUELDOS ASOCIADOS A VENTAS Y OBJETIVOS

Montero ha denunciado "la desprotección absoluta de la clientela ante las políticas agresivas de la banca" hoy, pues cree que "continúan las malas prácticas financieras", ante un modelo "más especulativo si cabe que el anterior", para lo que ha llamado a prohibir toda remuneración variable.

"¿Alguien en la CNMV está investigando el modelo retributivo?", se ha preguntado, al tiempo que denunciaba el paso de personal administrativo al comercial en el sector financiero. Así, ha exigido que a estas sociedades se les haga pagar lo que les corresponde en el Impuesto de Sociedades, que coticen sus horas extra y frenar "las políticas comerciales abusivas".

"Hay que poner coto a las retribuciones asociadas a las ventas y a los objetivos comerciales. Si no seguirán haciendo lo que les da la gana y seguiremos viendo escándalos", ha aseverado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31