Jueves 13/12/2018.

| Finanzas

Finanzas

Albella (CNMV) anima a las pymes a superar su "aversión al riesgo" para financiarse en los mercados

Insta a los ahorradores a cambiar un modelo concentrado en "activos conservadores" por un modelo "con menor obsesión por la vivienda"

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha animado este miércoles a las pymes españolas a superar su "especial aversión al riesgo" y a diversificar sus fuentes de financiación en los mercados para "reducir su dependencia de la financiación bancaria". En este sentido se ha mostrado "a favor" de que salgan a Bolsa, y de que emitan bonos o pagarés.

Albella se ha pronunciado en estos términos en su discurso durante la inauguración de la undécima edición del foro de 'networking' financiero-empresarial Forinvest, que se celebra en Feria Valencia.

Las empresas españolas, ha dicho, son en su mayoría pymes de base familiar, una parte muy significativa de muy pequeño tamaño, lo que determina una "cultura financiera caracterizada por una especial aversión al riesgo, un bajo nivel de formación sobre fuentes de financiación alternativas a las convencionales y una especial reticencia con respecto a la posibilidad de pérdida del control de la empresa".

Ante esta situación, el presidente de la CNMV considera "fundamental concienciar a las pymes sobre la necesidad de disponer de mayores capacidades y una cultura más avanzada en aspectos financieros", lo que según ha asegurado, "puede favorecer que sean menos vulnerables a las perturbaciones de distinta naturaleza".

Entre estas fuentes de financiación alternativas a la banca, Albella ha animado a las empresas a salir a bolsa, algo que ha asegurado, aporta "transparencia, más posibilidades de financiación y prestigio". También ha sugerido la posibilidad de financiarse emitiendo bonos o pagarés en el mercado.

En su opinión, tanto los ciudadanos como las empresas españolas tienen una "cultura financiera peculiar propia" que tiende a ser "conservadora". Sin embargo, cree que "la economía española se beneficiaría de un cambio en los patrones de comportamiento que se tradujera en un mayor grado de inversión en activos financieros y una menor canalización de ahorro hacia activos menos productivos".

En este sentido, ha señalado que el porcentaje de ahorro que destinan las familias españolas a activos financieros es del 30%, cifra muy inferior a la zona euro (52%), Reino Unido (54%) o EEUU (70%). En cuanto a las empresas, el 57% de su pasivo está formado por fondos propios, acciones, la mayoría no cotizadas, el 30% son préstamos bancarios y la deuda no bancaria, es decir financiada a través del mercado de capitales, "apenas llega al 1%".

Por su parte, la familia media española tiene un patrimonio entorno a 120.000 euros concentrado fundamentalmente con la vivienda habitual. "La preferencia por el sector inmobiliario es una característica intrínseca de nuestra cultura financiera, España es el segundo país europeo en proporción de familias con vivienda en propiedad, el 78%".

Y además de concentrar la mayor parte de la riqueza en casa, ha continuado, "los activos que predominan son los más conservadores" --depósitos y cuentas corrientes--, datos que contrastan con la zona euro. La inversión directa en bolsa, "curiosamente", es la segunda opción de los ahorradores españoles, lo que supone otra "peculiaridad" española, superior a otros países de la zona euro.

En tercera posición en las preferencias de inversión de las familias, los fondos de inversión representan el 14% de la cartera media, tras un "repunte significativo" desde 2008, más elevado que en la zona euro. "Profundizando en el tipo de fondo de inversión, se observa una preferencia en España clara por fondos conservadores, aunque en 2017 y 2018 se está modificando ligeramente la tendencia".

MÁS FUENTES DE FINANCIACIÓN, MÁS RESISTENCIA

Frente a estos datos, Albella anima a "pasar de un modelo de ahorro e inversión concentrado en activos inmobiliarios y conservadores un modelo con menor obsesionado por la vivienda y en el que los activos financieros distintos de los depósitos y equivalentes tengan un peso mayor".

Para el presidente de la CNMV, "una economía con fuentes de financiación más diversificadas es más resistente" por lo que ha abogado por un "cambio de patrones". Entre los factores que pueden ayudar al cambio ha señalado: la entrada en vigor del conjunto normativo del MIFID II para reforzar la transparencia hacia los inversores, propiciar mejor formación de las redes de venta y mejorar la oferta de un amplio abanico de productos.

Asimismo, ha apuntado al esfuerzo que se está haciendo en "programas de formación financiera" y ha subrayado a la entrada de nuevas tecnologías que "está promoviendo aumento de eficiencia y productividad del sector, así como una más amplia gama de productos".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31