Miércoles 20/02/2019.

| Finanzas

Finanzas

(AMP) Verdú: "Las cuentas de la salida a Bolsa de Bankia fueron las más bendecidas de este país"

Dice que si las cajas ocultaron información, el primer engañado fue él

El exconsejero delegado de Bankia Francisco Verdú ha asegurado que las cuentas de la salida a Bolsa de la entidad fueron "las más supervisadas y bendecidas de este país", por lo que no tenía ninguna razón ni evidencia para cuestionarlas.

Así lo ha indicado en el juicio por la salida a Bolsa en julio de 2011 del banco, que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) y que ha continuado este miércoles con el interrogatorio a Verdú por parte del fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón.

"Yo no tenía ninguna duda de las cuentas, ninguna razón ni evidencia para cuestionarlas. Son las cuentas más supervisadas de este país", ha subrayado el exconsejero delegado de Bankia ante la sección cuarta de la sala de lo penal.

Verdú ha dicho que las cuentas finalmente las firmó por "lealtad a todas las bendiciones" de expertos, a pesar de que esos 'libros' nunca los vio. "¿Cómo no voy a fiarme del Banco de España o del Frob? ¿Cómo iba a saber yo lo de Banco de Valencia? Yo no puedo engañar a ningún inversor si desconozco, señoría. Si las cajas ocultaron algo, el primer engañado fui yo", ha precisado.

Según ha explicado, él se incorporó con el proceso de salida a Bolsa ya iniciado, por lo que lo único que hizo al llegar fue pedir la opinión de auditores, expertos y bancos de inversión. En este sentido, ha recalcado que contaba con el informe de auditoría de las siete cajas realizadas por "las mejores" firmas de auditoría.

También pudo ver documentos contables a valor razonable de BFA verificados por expertos independientes, tanto del primer como del segundo trimestre del año 2010. Asimismo, existía 'luz verde' por parte del Banco de España, autoridad que incluso afirmaba que las proyecciones financieras de BFA garantizaban la viabilidad de la entidad.

El exconsejero delegado de Bankia ha apuntado de igual modo al visto bueno del Ministerio de Economía y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), así como de más información objetiva por parte del Comité de Supervisión Bancario Europeo, que decía que las cajas que integraban Bankia tenían una imagen "sólida".

Por último, se ha referido a los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), al respaldo de las principales agencias de rating del mundo, que otorgaban un grado de inversión, y a informes favorables de bancos de inversión internacionales del nivel de JP Morgan o Bank of America Merril Lynch.

En suma, Verdú ha aseverado que él no tomó ninguna decisión y que solamente se fió de los informes que pudo ver. "Yo cuando llegué ya estaba todo el debate cerrado", ha apostillado. El banquero ha señalado que conoció a través del presidente (Rodrigo Rato) las tres alternativas que había sobre la mesa: salida a Bolsa, entrada de un inversor privado y aumento de participación del Frob.

"El Banco de España se pronunció con suficiencia de que la salida a Bolsa era la opción que daría más transparencia y más recorrido a la entidad", ha precisado Verdú.

ENORME DESCUENTO EN EL DEBUT

Verdú ha asegurado que el menor o mayor precio de salida a Bolsa podía afectar en cualquier caso a la gobernanza en BFA, pero no en Bankia. "El descuento no influía para nada en Bankia, era BFA quien debía plantearse las alternativas", ha añadido.

Según ha dicho, fueron los expertos los que decidieron que se saliera a ese precio, que finalmente se fijó en 3,75 euros por título. El fiscal Luzón ha remarcado que este nivel suponía pérdidas por deterioro para la matriz de 8.599 millones de euros, lo que "implicaba previsiblemente su quiebra".

"El precio de la acción no afectaba a los flujos que fuera a generar Bankia", ha aclarado Verdú.

Con todo, el que fuera 'número dos' de Bankia ha subrayado durante el interrogatorio que el folleto de salida a Bolsa recogía todos los riesgos posibles pensando en el inversor minorista. "En el folleto tríptico quedaban muy bien reflejados todos los riesgos potenciales", ha indicado, añadiendo que no se podían reconocer deterioros porque no se habían producido aún.

OMISIÓN DE BANCO DE VALENCIA

El fiscal Luzón ha incidido, al igual que hizo en las dos sesiones anteriores durante el interrogatorio al exconsejero de Bankia José Manuel Norniella, en el hecho de que no se incluyera información sobre Banco de Valencia en el folleto.

En opinión de Verdú, esta información no primaba, ya que Banco de Valencia era "una filial de otra filial de la matriz y por tanto no estaba en el perímetro de Bankia". "Esto solo podía afectar a BFA, no a inversores ni a Bankia.

Tres meses después de la salida a Bolsa de Bankia, concretamente el 21 de noviembre de 2011, el Banco de España intervino Banco de Valencia, convirtiéndose en la cuarta entidad financiera intervenida -el primer banco- desde 2009. Así, el que en 2010 era el séptimo banco español por capitalización bursátil, con más de 1.500 millones de euros, pasó un año después a ser intervenido a petición de su consejo de administración.

El Frob acordó suscribir capital del banco por un importe de hasta 1.000 millones de euros y otorgarle una línea de crédito de 2.000 millones de euros para garantizar su liquidez.

Un año después, en noviembre de 2012, la antigua filial de Bankia fue adjudicada a Caixabank por un euro tras recibir otros 4.500 millones por parte de las autoridades europeas en el marco del rescate al sector financiero español.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Marzo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31