Sábado 09/12/2017.

| Dinero

Dinero

Los planes de estudio deben adaptarse a las necesidades de la empresa, según Villafañe y Asociados

La colaboración entre la universidad y la empresa es cada vez más una prioridad para hacer compatibles los intereses de las empresas con la formación de calidad que deben recibir los universitarios en España.

Esta es una de las conclusiones que se desprende del estudio realizado por Villafañe & Asociados entre once grandes empresas españolas y diez universidades privadas.

De acuerdo con el informe, en los últimos 10 años se ha iniciado un proceso de cambio de paradigma que exige nuevos modelos colaborativos entre las empresas, la universidad y los propios alumnos.

Los requerimientos de las empresas están más enfocados ya a nuevos valores de los alumnos que traspasan el mero currículo académico, con nuevas habilidades más ajustadas a las demandas sociales.

En estos últimos años se ha producido la aparición y creación de nuevas empresas, con cambios significativos en sus estructuras y en su desarrollo tecnológico, que ha coincidido con la creación y consolidación de numerosas universidades privadas que ofrecen nuevos cursos formativos y nuevas espacialidades más cercanas a las demandas actuales.

En este contexto, todas las partes implicadas: universidad, empresas y alumnos se encuentran en proceso de análisis para transformar y mejorar el modelo de relaciones y lograr que este responda a las verdaderas necesidades de unos y otros.

Una de las carencias detectadas en esta relación es que la mayoría de los alumnos desconocen los planes concretos de las empresas, por lo que los participantes en el estudio "reclaman una mayor interrelación, con un flujo constante de comunicación, alinear objetivos, desarrollar procesos colaborativos eficientes y atender las verdaderas demandas de los diferentes momentos vitales de las personas".

En este momento y según se desprende del estudio "la empresa no tiene claro lo que necesita y la universidad no tiene claro lo que puede llegar a aportar".

Las tres principales conclusiones del estudio resaltan la necesidad de establecer nuevos marcos de colaboración más ambiciosos que los existentes hasta ahora, adaptar la oferta formativa a las demandas laborales reales y trabajar conjuntamente en el diseño y revisión de los planes de estudio. En definitiva dar un salto cualitativo en la relación entre ambos estamentos.

Las empresas reclaman una formación de los alumnos más trasversal relacionada con el valor del esfuerzo, el trabajo continuo y en equipo, la honradez y la capacidad de comunicarse con su entorno, en un mundo cada vez más cambiante.

Para el profesor Justo Villafañe es necesario conjugar "el saber, competencia técnica; el saber hacer, competencias transversales y el ser, competencia personal".

En el Estudio han participado las empresas Alsa, Bankia, Cepsa, CLH, Deloitte, Everis, Lilly, Mapfre, Mercadona, Realia y Banco Santander y las universidades privadas Camilo José Cela, CEU, Europea, Francisco de Vitoria, Mondragón, Nebrija, Universidad a Distancia de Madrid, Universidad Atlántica, Universidad Europea Miguel de Cervantes y Universidad Internacional de Valencia.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31