Miércoles 21/08/2019.

| Empresas

Empresas

Vodafone España ingresa por servicio 4.275 millones en su último ejercicio fiscal, un 6,4% menos

Los ingresos por servicio de Vodafone España en su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, alcanzaron los 4.275 millones de euros, lo que supone un 6,4% menos que el año anterior, según ha informado la operadora, que achaca este descenso al reposicionamiento de precios de hace un año y a su decisión de no renovar los derechos del fútbol.

En esta línea, la compañía añade que los ingresos por servicio en su último ejercicio fiscal se redujeron un 5,3% incluyendo el impacto de las tarifas de terminación móvil, mientras que los ingresos totales descendieron un 5,5%, hasta los 4.688 millones de euros.

En el cuarto trimestre de su año fiscal, los ingresos por servicio alcanzaron los 1.014 millones de euros, un 8,9% menos (un 8,3% incluyendo el impacto de las tarifas de terminación móvil), mientras que los ingresos totales bajaron un 8,6%, hasta los 1.102 millones de euros.

"La caída de ingresos se debe principalmente al reposicionamiento de precios del pasado mes de mayo, orientado a ganar en competitividad, y a la decisión de no renovar los derechos del fútbol por su falta de rentabilidad, debida a la asimetría de las condiciones regulatorias del negocio mayorista de contenidos premium", explica.

En este sentido, Vodafone España agrega que ambas decisiones llevaron en los trimestres siguientes a una "fuerte batalla comercial" que se reflejó en agresivos descuentos promocionales en todo el sector.

Por líneas de actividad, la operadora destaca el fuerte crecimiento de los nuevos negocios de empresa -Internet de las Cosas (IoT), IPVPN, Cloud&Hosting, Big Data-, cuyos ingresos se incrementaron un 20,8% en el último trimestre respecto al mismo periodo del año anterior y un 15% en el conjunto del año.

El margen de resultado bruto de explotación (Ebitda) sobre ingresos de Vodafone España cerró en el segundo semestre del año en el 23,7%, frente al 22,4% del semestre anterior. En relación con el mismo periodo del año anterior, el margen de Ebitda se redujo en 3,4 puntos porcentuales

El descenso del Ebitda se debió a la reducción del ingreso medio por usuario (ARPU) y a una menor base de clientes, así como a mayores costes comerciales relacionados con la fuerte batalla promocional. Los costes de contenidos se redujeron modestamente en el ejercicio por compromisos adquiridos hasta final de la temporada en curso, pero caerán de forma sustancial en el año fiscal que acaba de comenzar.

DESEMPEÑO COMERCIAL

En cuanto de número de clientes, Vodafone España afirma que las iniciativas lanzadas por la compañía tras el abandono del fútbol han permitido limitar la pérdida de usuarios en el conjunto del año fiscal y confirmar una mejora de la tendencia comercial en el cuarto trimestre del ejercicio.

En concreto, el número de clientes de contrato móvil a cierre de marzo era de 11,4 millones, lo que supone 115.000 menos que hace un año. En el cuarto trimestre, la operadora perdió 56.000 abonados, cifra inferior tanto a los 106.000 del segundo trimestre como a los 94.000 del tercero.

En banda ancha fija, Vodafone España cerró el ejercicio con 3,2 millones de clientes, 1.000 más que a finales de diciembre, pero 123.00 menos que hace un año. En el caso de la fibra, la operadora contaba a 31 de marzo con 2,9 millones de clientes, 60.000 más que a finales del tercer trimestre y 141.000 más que en marzo de 2018.

En cuanto a su servicio de televisión, la compañía concluyó su ejercicio fiscal con 1,3 millones de clientes, 49.000 menos que a cierre del ejercicio anterior, pero 36.000 más que los que tenía el 31 de diciembre de 2018.

Asimismo, la compañía señala que la recuperación comercial está también relacionada con una significativa reducción del churn (bajas de clientes), ya que en dos trimestres el churn de contrato de telefonía móvil se redujo en 3,5 puntos porcentuales y el de banda ancha fija en 6,9 puntos porcentuales.

AVANCE ESTRATÉGICOS

Por otro lado, Vodafone España señala que en los últimos doce meses ha lanzado "importantes iniciativas estratégicas" orientadas a preparar a la compañía para competir con éxito en todos los segmentos del mercado.

Estas incitativas responden a varios principios, uno de los cuales es la voluntad de ser "plenamente competitivos en un nuevo entorno de mercado en el que tienen un peso creciente las ofertas de bajo y medio valor", pero sin renunciar a reforzar su oferta a los clientes de alto valor, para lo cual ha resideñado su oferta de televisión y convergente, ha lanzado tarifas móviles ilimitadas y ha presentado su nueva marca Vodafone Bit.

La nueva estrategia también apuesta por la evolución tecnológica y la necesidad de desplegar de forma más eficiente las redes de nueva generación, en la que se enmarca su ampliación del acuerdo con Orange para la compartición y el despliegue de redes anunciado en abril. Así, informa de que a 31 de marzo de 2019 su oferta de fibra llegaba a 22,4 millones de hogares entre despliegues propios y compartidos y acuerdos mayoristas.

Otros principios son la necesidad, por un lado, de avanzar en la digitalización de la compañía para impulsar la interacción digital con sus abonados y, por otro, de asesorar y acompañar a sus clientes empresariales en su propia digitalización; y la necesidad de cambiar la organización para responder de una forma más sencilla y ágil a las expectativas de los clientes, para lo cual llevó a cabo en el primer trimestre un Expediente de Regulación de Empleo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31