Lunes 05/12/2016.

| Dinero

Cuarto aniversario de las subprime

Dinero

La crisis se ha llevado 239.000 millones de euros de la bolsa española

  • Los valores financieros figuran entre los más castigados, con descensos del 70%
  • Durante la crisis, los inversores han obivado los fundamentales de las compañías
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El Dax 30 de Fráncfort sube un 3,01 por ciento en la apertura

Fue una mañana de infarto en los mercados. Aquel 9 de agosto de 2007 fue algo así como el pistoletazo inicial de la mayor crisis financiera que ha conocido la historia reciente de la humanidad. Ese día, la Reserva Federal se vio obligada a reunirse de urgencia para inyectar liquidez a un mercado que se desangraba. Se había producido el estallido de las hipotecas subprime (también conocidas como “hipotecas basura”) en EEUU y lo peor, es decir las consecuencias, estaba aún por llegar.

Los números siempre son fríos pero más aún si se hace balance en los mercados de esta monumental crisis. La bolsa española ha pasado su particular vía crucis de cuatro años, como el resto de los principales mercados, un camino que se ha traducido un cuantiosas pérdidas. Así, la capitalización del Ibex-35, el índice selectivo del mercado español, se ha reducido en estos cuatro años en algo más de 239.000 millones de euros. Para hacerse una idea de la cantidad, equivale más o menos a una cuarta parte del Producto Interior Bruto (PIB) de España.

El Ibex-35 se había convertido en uno de los indicadores europeos más preciados. Antes del estallido de la crisis, el valor bursátil de las empresas que componen el índice selectivo había superado ampliamente la cota de 500.000 millones de euros. Mientras, el índice navegaba cerca de sus máximos históricos, por encima de los 14.600 puntos, un terreno prácticamente desconocido.

La crisis ha minado la confianza de los inversores en las grandes compañías de la bolsa española que, sin embargo, han logrado sacar la cabeza de forma más que digna. Sin ir más lejos, compañías como Banco Santander, Telefónica, Abertis y Ferrovial son más grandes y cuentan con mayor presencia internacional que hace cuatro años. Pero no han podido evitar el fuerte castigo de los mercados.
Los expertos coinciden en señalar que se trata de una cuestión de confianza. La crisis ha llevado a los mercados a tomar decisiones que no se basan precisamente en los fundamentales de las compañías. De las mencionadas anteriormente, la más castigada es Banco Santander, cuya capitalización bursátil ha caído un 60% desde que se inició la crisis. Abertis pierde algo más de un 50%, en línea con Ferrovial. Telefónica ha sido una de las empresas que ha salvado de mejor manera este periodo, aunque no ha podido evitar dejarse casi un cuarto de su valor bursátil en este periodo maldito.

Las más castigadas han sido Gamesa y Sacyr Vallehermoso. En ambos casos se han dado circunstancias añadidas a la crisis que han hecho que las pérdidas sean aún mayores. Gamesa ha acusado de forma notable la incertidumbre en torno al sector de las energías renovables, por el que tanto se apostó precisamente antes del estallido de la crisis. Los cambios normativos en España y la sensación de que se estaba generando una burbuja en torno al sector, como sucediera a finales del pasado siglo con el ámbito tecnológico, han pasado factura a una compañía cuyo estreno bursátil fue de los más destacados de la primera década del siglo. En el cuarto aniversario del inicio de la crisis, Gamesa vale casi un 90% menos.

Mientras, Sacyr se ha visto presionada por la operacíón que le convirtió en el primer accionista de la petrolera Repsol-YPF: la compra de un 20% de su capital. Sin duda, la adquisición se realizó en uno de los peores momentos. El grupo constructor y de infraestructuras se ha visto permanentemente presionada por la deuda relacionada con la participación en Repsol y los descensos en la cotización de la petrolera, ya que las acciones adquiridas por Sacyr sirven como garantía del crédito solicitado por la compañía que preside Luis del Rivero para afrontar la operación. No obstante, los descensos de Repsol han sido menos acusados, en torno al 40%.

Precisamente, ha sido el sector financiero uno de los más castigados por la crisis. Los descensos del Santander, anteriormente mencionados, no han sido ni mucho menos las más acusados entre los bancos. BBVA se ha dejado en torno a un 70%, mientras que Bankinter se ha desplomado un 72%. La peor parte se la ha llevado Banco Popular, muy expuesto al sector inmobiliario, una circunstancia que ha pagado muy cara. En concreto, la entidad presidida por Ángel Ron vale ahora aproximadamente un cuarto de la capitalización que registraba antes de la crisis.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31