Jueves 14/12/2017.

| Dinero

calificación de europa

Dinero

S&P pone plazos al terror económico: en 90 días, la respuesta

  • Muchos analistas creen que la espada de Damocles que S&P ha puesto sobre el Viejo Continente es positiva porque va a forzar las reformas necesarias.
  • Merkel y Sarkozy se han ganado a pulso la amenaza de rebaja de categoría, la propia, la de sus socios y la de su fondo de rescate.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Un gráfico muestra la evolución de la bolsa alemana DANIEL ROLAND/AFP/Getty Images

Europa tiene una oportunidad de oro para poner de manifiesto la presunta falta de credibilidad de las agencias de rating. ¿Aceptará el órdago?

Si rebaja la calificación de los seis países europeos que aún conservan la triple A –Alemania, Francia, Finlandia, Austria, Luxemburgo y Países Bajos- automáticamente tendrá que pegar un tijeretazo a la del fondo de rescate europeo.

Merkel y Sarkozy se han ganado a pulso la amenaza de rebaja de categoría, la propia, la de sus socios y la de su fondo de rescate.

Lo peor de que una agencia de calificación te ponga en revisión es que no te dará la respuesta definitiva hasta 90 días después. ¿Se lo imaginan? Es como si el banco te amenaza con embargar tu casa y te dice que en tres meses te comunicará la decisión. ¿Qué hacer? ¿Vender los muebles, buscar un nuevo lugar para dormir o sencillamente implorar a la buena suerte para que el gordo de la lotería te saque del apuro? No cabe más crueldad que poner un plazo a la comunicación de las malas noticias, pero la decisión no tiene porque ser necesariamente mala. Ni mucho menos.

Viene todo esto a cuento de que la discutidísima agencia de rating Standard & Poor’s ha puesto en perspectiva negativa a 17 países europeos, con las grandes locomotoras Alemania y Francia al frente. Luego ha extendido la amenaza al fondo de rescate europeo, ese mecanismo al que la Vieja Europa trata de dar forma y fondo sin demasiado acierto, la verdad.

Las noticias han sentado como un tiro a una Europa que se está jugando esta semana su futuro. Es como el mal estudiante que acumulada desastres académicos y se sorprende de que el profesor le amenace con un suspenso como una catedral. Se queja Bruselas, se quejan los Estados, se queja el Banco Central Europeo… todos se lamentan por el momento elegido, a un paso de la cumbre que empieza el viernes.

Lo que no dicen que es cualquier momento es malo para una Europa que en cada reunión al más alto nivel ha desinflado todas las expectativas mirando hacia otro lado. Dicho de otra forma, Merkel y Sarkozy se han ganado a pulso la amenaza de rebaja de categoría, la propia, la de sus socios y la de su fondo de rescate. Podrían haber hecho una lectura más positiva diciendo que tienen tres meses para mover la voluntad de S&P que, por otra parte, no ha hecho más que justificar su decisión con unos argumentos sencillamente irrebatibles. 

En cualquier caso, el latigazo de la agencia impone mucho respeto. Si rebaja la calificación de los seis países europeos que aún conservan la triple A –Alemania, Francia, Finlandia, Austria, Luxemburgo y Países Bajos- automáticamente tendrá que pegar un tijeretazo a la del fondo de rescate europeo. Es decir, el instrumento que Europa quiere convertir, con más medios económicos y más competencias, en el bombero de los países en apuros con capacidad para poner Europa patas arriba. Es decir, España e Italia.

Debe reaccionar Europa. En contra de la respuesta inicial de sus autoridades, muchos analistas creen que la espada de Damocles que S&P ha puesto sobre el Viejo Continente es positiva porque va a forzar las reformas necesarias. Y es verdad. Alemania sólo se ha puesto las pilas en las dos últimas semanas, cuando una subasta de deuda pública a 10 años se quedó sin cubrir por la falta de interés de los inversores. Ese día, Merkel descubrió que la crisis de deuda era para todos y se puso a trabajar. 

Quedan 90 días para que S&P pueda pasar de las advertencias a los hechos. Un plazo más que suficiente para que Europa haga sus deberes y deje de buscar excusas baratas. La de cargar contra las agencias de rating ya no se la cree nadie. Si están tan politizadas como ayer denunciaba un consejero del BCE, Europa tiene una oportunidad de oro para poner de manifiesto su falta de credibilidad. ¿Aceptará el órdago?

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31