Lunes 18/06/2018.

| Dinero

Dinero

El embajador de Reino Unido en España pide que su país sea el socio principal de la UE tras el Brexit

El embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, ha asegurado que su país quiere ser el principal socio de la Unión Europea (UE), así como mantener una relación "estrecha y positiva", a pesar de la decisión de los británicos de abandonar el grupo, pidiendo que se respete el resultado del referéndum y ensalzando las aportaciones de su economía a la UE durante más de 40 años de vinculación.

"Reino Unido nunca se ha sentido cómodo en la UE, tuvimos un papel muy importante en el desarrollo del conjunto, sobre todo el mercado único, pero ahora hay que respetar la decisión de los ciudadanos", ha aseverado el diplomático en un encuentro organizado por UNIR para debatir sobre 'La negociación del Brexit y su impacto en las relaciones entre Reino Unido y España'.

En este sentido, Manley ha insistido en que el Brexit no quiere decir la salida de Reino Unido de Europa, sino solamente del grupo de la UE, por lo que las amenazas y los retos, tales como el terrorismo yihadista, el cambio climático o la inmigración ilegal, continuarán siendo los mismos para ambas economías. "Queremos ser el socio principal de esta UE exitosa", ha subrayado.

"Estos retos y amenazas no conocen fronteras. Tenemos que trabajar juntos, de forma diferente porque no seremos miembros, pero pensando en qué es mejor para el futuro", ha indicado el embajador británico en España, a la vez que ha reiterado la importancia de Reino Unido para la UE como segunda mayor economía de todo el Viejo Continente.

Para Manley, el impacto del Brexit en Reino Unido y la UE solamente dependerá del resultado de las negociaciones y el modelo de relación futura que se acuerde. Según ha explicado, las prioridades de los británicos son claras: poder seguir 'extra-participando' en los programas comunitarios como los de educación o culturales tras el periodo de transición; reforzar su ADN librecambista o evitar al máximo las barreras y los aranceles al comercio con un acuerdo comercial profundo.

También ha hecho referencia a un acuerdo más amplio en lo que respecta a los servicios financieros, pues sostiene que los mercados británico y europeo están fuertemente interconectados, tanto como que muchas empresas europeas obtienen su capital a través de La City londinense. Además, ha instado a crear un mecanismo independiente de arbitraje, a mantener el diálogo constante con los reguladores o a facilitar un acuerdo a medida para la protección de datos.

Por otro lado, el diplomático ha asegurado que Reino Unido se compromete a mantener sus estándares tras 'el divorcio'. "Una vez fuera de la UE, Reino Unido no va a bajar sus estándares, tal y como muchos critican, nuestro compromiso es real", ha apostillado.

UN ACUERDO EN FUNCIÓN A LOS VÍNCULOS

En este orden de cosas, Manley ha criticado que para la Comisión Europea (CE) las únicas opciones adecuadas de un acuerdo son los modelos comerciales que la UE tiene con Canadá o con Corea del Sur. "Claramente creemos que no somos como ninguno de esos países, no solo a nivel geográfico, sino que somos un país que hemos aportado mucho más a la UE", ha explicado.

Así, el embajador cree los acuerdos deben conformarse en función a la relación comercial que se tiene o se quiere tener con el país tercero, reflejando la vinculación entre ambas economías. "El acuerdo debe reflejar esta relación comercial tan estrecha", ha reiterado, a la vez que ha bromeado con que los británicos nunca se habían sentido tan queridos pos sus socios europeos como ahora.

Reino Unido y la UE han acordado un periodo de transición de 21 meses tras la salida del bloque, durante el que el país tendrá acceso sin cambios al mercado único. El siguiente hito será el Consejo Europeo del próximo mes de octubre, donde se espera finalizar el acuerdo de retirada con suficiente tiempo de antelación para que pueda aplicarse antes para marzo de 2019.

EL OTRO RETO: IRLANDA DEL NORTE

Al mismo tiempo, a la vez que ha asegurado que el Brexit es "el asunto más importante" al que se ha enfrentado su país en las últimas décadas, el reto de la frontera con Irlanda del Norte es el más complicado.

"El asunto más difícil es el de Irlanda del Norte, ya que es la única frontera terrestre con el resto de la UE y el Gobierno británico ya ha dejado claro que va a salir de la Unión Aduanera", ha apuntado. "No podemos no encontrar una solución", ha exclamado Manley.

Tanto Reino Unido como la UE han insistido en que el Brexit no conllevará un atraso respecto a los avances históricos logrados hasta ahora, sobre todo en cuanto al proceso de paz. "Esto implica, necesariamente, cerrar un acuerdo aduanero con Irlanda del Norte que garantice que no habrá una estructura física", ha añadido.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30