Sábado 17/02/2018.

| Dinero

Dinero

Progresistas y republicanos atacan al líder demócrata tras el cierre del Gobierno

El líder de la minoría demócrata en el Senado de EEUU, Chuck Schumer, fue hoy blanco de las críticas republicanas por presionar para bloquear los presupuestos y provocar un cierre parcial de la Administración, mientras el ala más progresista de su partido cree que no debió consentir la reapertura.
  • Progresistas y republicanos atacan al líder demócrata tras el cierre del Gobierno EFE

El líder de la minoría demócrata en el Senado de EEUU, Chuck Schumer, fue hoy blanco de las críticas republicanas por presionar para bloquear los presupuestos y provocar un cierre parcial de la Administración, mientras el ala más progresista de su partido cree que no debió consentir la reapertura.

El cierre entró en vigor en la medianoche del viernes, coincidiendo con el primer aniversario del presidente Donald Trump en la Casa Blanca, después de que la mayoría de los senadores demócratas y varios republicanos bloquearan un proyecto de ley de gastos temporales aprobado por la Cámara de Representantes que habría durado hasta el 16 de febrero.

Los demócratas se comprometieron a no votar a favor de una medida de gasto a menos que se llegase a un acuerdo sobre cómo garantizar la protección de los jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, conocidos como "soñadores", y así sucedió.

Sin embargo, tras pasar el fin de semana en conversaciones, y con las intenciones de la mayoría republicana de volver a convocar una votación sobre otro presupuesto temporal, esta vez hasta el 8 de febrero, Schumer aceptó la medida a cambio de que el líder conservador en el Senado, Mitch McConnell, reactive el debate migratorio.

"Estoy decepcionada con una conversación que sugiere una falsa elección: o financias al Gobierno o te ocupas de estos niños. Podemos hacer ambas cosas", dijo la senadora demócrata por California, Kamala Harris.

A su juicio, sería "temerario" confiar en McConnell en lo concerniente a su promesa de aceptar un proyecto de ley de inmigración en las próximas semanas, ya que después de varios intentos demócratas a lo largo de los años, los republicanos no se han inclinado a facilitar ese camino.

"Nada en esta legislación me da ninguna confianza de que en tres semanas el Congreso no termine exactamente donde estamos hoy", dijo el senador demócrata Bob Menéndez, que participó de las negociaciones sobre el acuerdo migratorio bipartidista durante los últimos meses.

"Los fondos para el Gobierno federal se acabaron en septiembre. El Presidente anunció el final de DACA en septiembre. Sin embargo, en lugar de hacer el arduo trabajo de gobernar, los republicanos pasaron octubre, noviembre y diciembre pidiendo extensiones de corto plazo para poder saciarse con recortes de impuestos" a los más ricos, sentenció.

Y es que Trump puso fin al programa conocido como DACA, impulsado por su predecesor, Barack Obama, y que por orden ejecutiva otorgaba un alivio temporal a aquellos jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños, pero el multimillonario decidió acabar con él para el próximo 5 de marzo.

Cuando tomó aquella decisión en septiembre, instruyó al Congreso para lograr una solución definitiva, sin embargo, el acuerdo bipartidista que alcanzó el llamado "Grupo de los Seis" (tres senadores demócratas y tres republicanos) hace dos semanas cayó en saco roto tras la influencia del ala ultraconservadora del Partido Republicano en las reuniones de los negociadores con el presidente.

Ante esa situación, los demócratas forzaron las negociaciones para incluir el asunto migratorio en la ley presupuestaria, pero los republicanos no accedieron incluso al ofrecerles financiación para la construcción del muro con México, promesa electoral de Trump, provocando así el cierre parcial de la Administración.

Tras casi tres días en los que las agencias federales han estado sin fondos, los republicanos han centrado sus dardos contra el propio Schumer, en cuyos hombros pusieron el peso de dejar a cientos de miles de empleados federales, incluidos algunos de las Fuerzas Armadas, sin empleo y sueldo.

"Gran victoria para los republicanos mientras los demócratas se derrumban por el cierre", dijo hoy Trump en Twitter, tras rubricar anoche la ley presupuestaria que ponía fin al cerrojazo administrativo.

"Ahora quiero una gran victoria para todos, incluyendo republicanos, demócratas, DACA", pero especialmente para nuestros grandes militares y la seguridad fronteriza. Tenemos que ser capaces de llegar ahí. Nos vemos en la mesa de negociación!", añadió.

A este respecto, Schumer dio un paso atrás sobre lo planteado la semana pasada, y según informaron hoy a Efe fuentes del Senado, el líder demócrata ha retirado su oferta de financiar de algún modo el muro con México.

"Tenemos que empezar desde el principio", dijo hoy Schumer, al ser preguntado por las negociaciones, a falta de poco más de dos semanas para que vuelvan a expirar los fondos.

No obstante, pese a las críticas recibidas por ambos lados, los analistas coinciden en que los cierres administrativos suelen afectar más al partido que tiene el poder, y en este caso, Trump se convirtió en el primer mandatario en sufrir un cierre gubernamental con su partido controlando ambas cámaras del Legislativo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28