Martes 06/12/2016.

| Dinero

La bolsa acumula una caída del 17,5% en nueve sesiones bajistas

Dinero

Pánico en estado puro

  • El Ibex se desploma un 5,49%, su mayor caída desde el fatídico mayo de 2010
  • Las fuertes caídas de Wall Street se unieron al falso rumor sobre una rebaja crediticia en Francia
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Nueva Zelanda baja un 2,75 por ciento, pero Australia se rehace y acaba con ganancias

La sesión bursátil de hoy ha mostrado escenas de pánico como hacía tiempo que no se veían. Y, una vez más, sin motivos del peso suficiente para justificar un movimiento como éste. La bolsa española se topó con una apertura bajista en Wall Street, una vez digerido el mensaje menos optimista de la Reserva Federal, y con rumores sobre una posible rebaja de la calificación crediticia de Francia, desmentida en primer lugar por el Ejecutivo galo y, posteriormente por Fitch, que ratificó la triple A y la perspectiva estable de los bonos franceses. Pero los especuladores ya habían hecho su trabajo.

El Ibex-35 se dejó un 5,49% en la que fue su peor sesión desde mayo de 2010, el mes crítico para la economía española, cuando el Gobierno se vio forzado a emprender el ajuste más duro de la historia de la democracia. Además, el índice selectivo perdió la referencia de los 8.000 puntos al cerrar en 7.966 puntos, lo que supone su cota más baja desde marzo de 2009, después de nueve sesiones consecutivas a la baja en el que el parqué español se ha dejado un 17,5%. París y Francfort se dejaron más de un 4% mientras que Milán se comportó aún peor que la plaza española y retrocedió cerca de un 6%.

El punto de inflexión fue la apertura de Wall Street, aunque ya antes la evolución de los futuros americanos hacían prever una apertura a la baja. Ayer, la Bolsa de Nueva York registró sus mayores avances desde 2009 y entraba dentro de la lógica una toma de beneficios. Más si cabe teniendo en cuenta que el mensaje que dejó la Reserva Federal el pasado martes tras la reunión de su Comité del Mercado Abierto no fue del todo positivo sino un tanto preocupante.

Hasta ese momento, los mercados europeos recogían con alzas la resaca de la sesión alcista en Nueva York, a excepción de la plaza española, que no se podía quitar de encima la indefinición mostrada también durante la sesión de ayer. Incluso hubo espacio para el optimismo cuando se conoció que el Tesoro de Italia había logrado colocar en el mercado 6.500 millones de deuda con un interés sensiblemente inferior al de la última vez.

Sin embargo, algo no funcionaba ya poco antes de la apertura de Wall Street. Las plazas europeas enjugaron en poco tiempo los avances que habían acumulado y que llegaron al 2% en algunos momentos de la sesión. El Ibex-35 ya recibió los primeros cambios en Wall Street con descensos del 2%, que amplió poco después cuando los inversores comprobaron que los descensos en la Bolsa de Nueva York eran más pronunciados de lo que los futuros anunciaron. De hecho, al cierre de las principales bolsas europeas, los índices neoyorquinos registraban descensos notablemente superiores al 3%.

A partir de entonces, llegó el descontrol. En cuestión de escasos minutos, el Ibex-35 pasó de perder algo más de un 3% a registrar un desplome superioer al 5%, con la pérdida de la referencia de los 8.000 puntos incluida. Los valores relacionados con el sector financiero encabezaban las pérdidas como efecto contagio de lo que sucedía en Francia con los principales bancos. El motivo fue uno de esos rumores que casi nunca se sabe de dónde viene pero sí cuáles son sus intenciones: una posible rebaja de calificación de la deuda francesa.

El comentario, que corrió por las mesas de contratación como la pólvora, coincidía con la reunión que mantenía el presidente Nicolas Sarkozy con algunos de sus ministros para estudiar un nuevo paquete de medidas para reducir el déficit. El clima de nerviosismo era tal que ni el desmentido del Elíseo ni la confirmación de la triple A por parte de Fitch fueron suficientes.

A la cabeza de los números rojos se situaron los valores financieros. Los títulos de BBVA se desplomaron más de un 7%, mientras que Santander y Banco Popular se dejaron más de un 6,5%. También fue una sesión complicada para grupos constructores como Sacyr y FCC, que perdieron más de un 5%.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31