Sábado 17/02/2018.

| Dinero

Dinero

El Ibex y las retribuciones: una cosa es predicar...

  • El consejero delegado del grupo de supermercados de descuento Dia ha renunciado a los 37.500 euros que en 2011 le correspondían como consejero de la compañía.
  • Alinearse con la realidad de la economía española y con la sensibilidad de los accionistas y clientes debería ser una regla no escrita en tiempos de penuria como los que corren.
  • Son muchas las empresas que han congelado o incluso rebajado la retribución fija de sus ejecutivos. Pero la otra cara de la moneda, la retribución variable y las dietas, lo han compensado más que de sobra.

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Una cosa es predicar y otra dar trigo. No es lo mismo hablar de austeridad que practicarla y por eso decisiones como la del consejero delegado del grupo de supermercados de descuento Dia merecen algo más que un gesto de sorpresa. Ricardo Currás ha renunciado a los 37.500 euros que en 2011 le correspondían como consejero de la compañía que, por cierto, es de las que menos paga en el Ibex a los miembros de su máximo órgano de administración.
 
El gesto tiene su valor. Primero, porque se produce tras una caída del 19,4% del beneficio neto del grupo. Y segundo, porque Dia –que no pagará dietas a sus consejeros este año- se remite "a la política interna aplicada en el pasado", según la cual los consejeros ejecutivos no cobran por su función en el consejo. Una regla que habría sido muy fácil saltarse en la nueva etapa de la compañía, que empezó a cotizar en bolsa el año pasado y ha cambiado casi de arriba a abajo su accionariado.
 
Y también, y esto es lo más importante, porque la acción de Dia ha subido desde su debut en bolsa. Sin excesos está siendo rentable para los accionistas que apostaron por ella el año pasado, cosa que casi ningún debutante en el parqué puede decir. La decisión de Currás, que el año pasado cobró 703.000 euros por sus funciones al frente del puente de mando de la compañía, es la excusa perfecta para poner en valor lo que está ocurriendo en el resto de las empresas cotizadas.
 
El saldo que deja 2011 no es exactamente edificante. Las empresas del Ibex han ganado un 34% menos. Por unas u otras razones, en el grupo de las compañías a las que más se le caen los resultados están grandes monstruos como Repsol, Telefónica o Endesa, y por supuesto que tampoco se libran los grandes bancos tras otro annus horribilis que también ha dejado sus cotizaciones en los huesos. Pero el impacto en el bolsillo de sus directivos es cero.
 
Conviene no fiarse de las apariencias. Son muchas las empresas que han congelado o incluso rebajado la retribución fija de sus ejecutivos. Pero la otra cara de la moneda, la retribución variable y las dietas, lo han compensado más que de sobra. Y en los casos en los que no ha sido así, la caída de los salarios ha sido extraordinariamente inferior a la de los beneficios, con el balance final de que los directivos se han embolsado un porcentaje mucho mayor sobre los resultados que el año anterior.
 
Y todo ello en un año en el que, con escasas excepciones, las compañías se han visto obligadas a gestionar un saco de problemas y a reducir endeudamiento. De inversiones y otras decisiones de crecimiento que justifiquen el salario quedaron pocos ejemplos el año pasado.
 
La cuestión es que la retribución de los principales gestores del país ha subido una media del 4,5% en uno de los años más duros -este lo superará con casi absoluta seguridad- de la moderna historia económica del país. Más alla de lo que cada cual considere una retribución razonable, unos se lo han gando más que otros, por no decir que una legión de ejecutivos no se lo han ganado. Si los accionistas de a pie tuvieran voz y voto...
 
Por eso la decisión del consejero delegado de Dia tiene tanto valor, no tanto económico como ético. Alinearse con la realidad de la economía española y con la sensibilidad de los accionistas y clientes debería ser una regla no escrita en tiempos de penuria como los que corren. Algunos deberían tener su presente que sus empresas son públicas en el sentido más mercantil de la palabra: cotizan en bolsa y están abiertas al conjunto de la sociedad que tiene derecho a comprar sus acciones y que las financian cada vez que lo hacen. Por eso no estaría de más un ejercicio de mesura. Si no es ahora, ¿cuándo?

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28