Lunes 16/07/2018.

| Dinero

Dinero

La rebaja media del IRPF de 440 euros y la reducción del IVA al cine, principales novedades fiscales

El recorte del IRPF se aplicará sólo durante medio año, salvo lo relativo a la nueva deducción por gastos de guardería

La rebaja del IRPF para las rentas de hasta 18.000 euros anuales y la reducción del IVA al cine del 21% al 10% son las principales novedades fiscales del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018.

Así, en el IRPF se eleva el umbral de tributación desde los 12.000 euros actuales hasta los 14.000 euros, de manera que quienes cobren un salario comprendido en este tramo dejarán de tributar por IRPF, medida que tendrá un coste de 700 millones de euros. Asimismo, se rebaja el impuesto para los salarios brutos entre 14.000 y 18.000 euros.

Según los cálculos del Gobierno, la rebaja supondrá un ahorro medio de 440 euros al año para 3,5 millones de contribuyentes, de los cuales cerca de un millón son pensionistas.

Por otra parte, la reforma del IRPF incluye una ayuda a la natalidad, al incrementar en 600 euros la deducción por cada hijo que supere el mínimo establecido para las familias numerosas, y una ayuda de guardería que permitirá la deducción de hasta un máximo de 1.000 euros por año para las madres trabajadoras por gastos de guardería de niños entre cero y tres años.

También se amplían los impuestos negativos o cheques familiares actuales, con una nueva deducción de 1.200 euros anuales por cónyuge con discapacidad.

Durante la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos en el Congreso, el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Fernández Moya, aclaró que esta rebaja del IRPF se aplicará una vez que entren en vigor las nuevas cuentas públicas, es decir, entre finales del mes de junio y el 31 de diciembre de este año, salvo lo relativo a la nueva deducción por gastos de guardería, que aplicará a todo el ejercicio 2018 cuando los contribuyentes hagan cuentas con Hacienda en 2019. No así el nuevo cheque fiscal para cónyuges con discapacidad o la ampliación de los impuestos negativos para familias numerosas, que sólo se aplicarán medio año.

Así, concretó que un jubilado soltero con una pensión de 14.500 euros anuales disfrutará de un ahorro fiscal de 408,5 euros, que será justo el doble en 2019 cuando la rebaja de aplique un año completo; mientras que un jubilado, casado y con una prestación de 16.500 euros tendrá un ahorro fiscal de 378,4 euros en 2018, que será justo el doble (756,8 euros) al año siguiente.

También en el IRPF se establece una nueva deducción en la cuota a favor de aquellos contribuyentes cuyos restantes miembros de la unidad familiar residan en otro Estado miembro de la UE, lo que les impide ahora presentar declaración conjunta y, por otro lado, se eleva el porcentaje de la deducción por obtención de rentas en Ceuta y Melilla, al objeto de que los residentes de estas ciudades autónomas tengan una menor tributación.

Asimismo, se establece un límite cuantitativo que exime de la obligación de presentar la declaración cuando se obtengan ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas de reducida cuantía, a fin de evitar que la percepción de tales ayudas obligue al contribuyente a presentar declaración por el IRPF.

LAS EMPRESAS PODRÁN DESTINAR EL 0,7% A FINES SOCIALES

En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, la principal novedad para este año es que las empresas podrán dedicar un 0,7% de la cuota íntegra a fines sociales, mecanismo similar al que opera actualmente en el caso del IRPF para los contribuyentes, con lo que en total, según los cálculos de Hacienda, podrán destinar unos 210 millones de euros, teniendo en cuenta que la cuota íntegra en 2015, última disponible, ascendió a 30.609 millones de euros.

Tanto Fernández Moya como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicaron que actualmente, y según una reciente sentencia del Tribunal Constitucional, el 0,7% que destinan los contribuyentes a fines sociales a través del IRPF sirve para financiar a entidades sociales que operan en determinadas comunidades, y la intención del Gobierno es que el 0,7% del Impuesto sobre Sociedades, al ser un tributo estatal, se pueda destinar a entidades sociales de ámbito estatal, sin estar adscritas a ninguna región o provincia concreta.

"El compromiso del Gobierno es asegurar el funcionamiento de las ONG's que hacen una función esencial en España en todo el ámbito del Estado para que puedan realizar su actividad y no tengan que ser identificadas con una región o una provincia concreta", subrayó Montoro.

Asimismo, se modifica la reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles y su régimen transitorio para adaptar su regulación a los acuerdos adoptados en la UE y en la OCDE respecto a los regímenes conocidos como 'patent box', y se procede a exceptuar a las entidades de capital-riesgo de la obligación de efectuar el pago fraccionado mínimo aplicable a las grandes empresas, en lo que se refiere a sus rentas exentas, lo que permitirá corregir la "actual asimetría" respecto al tratamiento dado a otras entidades con baja tributación.

REBAJA DEL IVA AL CINE

En cuanto al IVA, se minora el tipo impositivo aplicable a la entrada en las salas cinematográficas, que pasa de tributar del 21% al 10%, lo que contribuye, según el Gobierno, al acceso y difusión de la cultura, al tiempo que ha advertido a los empresarios cinematográficos que trasladen esta reducción al precio de las entradas y no vaya a mejorar sus cuentas de resultados.

Sobre el Impuesto sobre Patrimonio, el Gobierno prorroga el impuesto una vez más con el fin de reducir el déficit público, y en los Impuestos Especiales y con el fin de garantizar la unidad de mercado en el ámbito de los combustibles y carburantes, se efectúa la integración del tipo impositivo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos en el tipo estatal especial, sin que dicha medida suponga un menoscabo de los recursos de las comunidades.

Además, se aplican determinados beneficios fiscales tanto en el Impuesto sobre Hidrocarburos como en el Impuesto Especial sobre el Carbón, y también se introduce una exención en la fabricación e importación de biogás que se destine a la producción de electricidad en instalaciones de producción de energía eléctrica o la cogeneración de electricidad y calor o a su autoconsumo en las instalaciones donde se hayan generado.

En el Impuesto Especial sobre la Electricidad se adoptan diversas medidas, entre las que destaca la introducción de un incentivo económico para empresas que utilicen la electricidad en la red terrestre y se disminuya así la contaminación atmosférica de las ciudades portuarias derivada del transporte.

Por último, se rebajan los tipos impositivos del Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero, situándolos en un valor que refleja las últimas previsiones de precio para el periodo 2020-2030 de las emisiones de CO2.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31