Martes 12/12/2017.

| Dinero

Dinero

Grecia en la encrucijada

  • Los costes políticos de la crisis son evidentes, y la coalición de Gobierno los sufre en primera persona.
  • La sociedad griega necesita inmediatamente después de este rescate inminente, a falta –parece- del acuerdo final en pensiones, una reforma política de calado.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Un sondeo publicado ayer en Atenas por la cadena de radio y televisión privada SKAI, muestra un resultado sorprendente. El partido Nueva Democracia, de centro derecha, aparece con 31% de intención de voto, mientras que el Pasok de Papandreu queda hundido, y con un 8% se convierte en el quinto partido del país. Y eso, cuando no hace más de tres meses tenía mayoría absoluta y gobernaba Grecia en solitario.
 
Pero son los partidos más a la izquierda del socialista PASOK, los comunistas y la izquierda radical, los que consiguen sumar casi un 30% entre los dos. Y mientras eso ocurre, el Primer Ministro tecnócrata, Lukás Papadimos se mantiene con división de opiniones, 48% en contra y 46% a favor.
 
Los costes políticos de la crisis son evidentes, y la coalición de Gobierno los sufre en primera persona. Y eso está muy presente en las negociaciones del Gobierno de coalición griego, máxime cuando se supone que habrá elecciones generales en la próxima primavera,  una vez que antes del domingo se vote en el Parlamento el texto del acuerdo del fondo de rescate del Gobierno con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.
 
No deja de ser significativo el cambio de tendencia del voto desde que la Unión Europea, liderada por Alemania y Francia, impusiera un Gobierno de Coalición entre los socialistas del PASOK, los conservadores de Nueva Democracia y el partido de derecha ultranacionalista del LAOS, en momentos donde el futuro del país está en juego.
 
La sociedad griega necesita inmediatamente después de este rescate inminente, a falta –parece- del acuerdo final en pensiones, una reforma política de calado. Una reforma que defina un modelo de Estado con Instituciones políticas que recuperen la credibilidad y lideren el cambio. Junto a un  Plan de Desarrollo con reformas e incentivos que fomente políticas de crecimiento con Fondos Europeos, en el marco de un Programa supervisado, de estricto cumplimiento por el Gobierno de turno griego.
 
Existen bases para ello, detrás de esa imagen diaria de crisis permanente. Existen empresas y empresarios griegos que exportan sus productos con éxito por todo el mundo, con marcas reconocidas, hay trabajadores cualificados, muchos jóvenes que emigran por razón de la crisis y que prosperan en otros contextos, y hay un deseo generalizado de no volver al pasado con la experiencia del presente.
 
La troika, ese termino tan socorrido cuando son tres los que mandan -Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo- negocia los términos del acuerdo de 32 páginas, que posibilite un nuevo fondo de 130.000 millones de euros. Un acuerdo con unas condiciones durísimas, que afectarán, en principio, a la recaudación por impuestos, las cotizaciones a la seguridad social y el consumo, más de lo que ya están. Y  la creación de una cuenta especial de destino del fondo de  rescate donde los que tengan bonos griegos y los acreedores puedan cobrar antes de destinar el resto a otras prioridades.
 
En definitiva, se trata de reducir un 1, 5% del PIB. Ahí es nada. Además, a la negociación con la troika se une otra en paralelo con los miembros del Instituto Internacional de Finanzas, que representan a los bancos privados acreedores de Grecia y que parece que están a punto de llegar a un acuerdo también sobre el tipo de interés, que era el punto divergente que faltaba.
 
Mientras, la recaudación de impuestos desciende ostensiblemente, no solo por evasión fiscal, lo que complica sostener los Servicios Públicos. Además, los precios se mantienen o suben en algunos productos de consumo diario por aumento de los costes de transporte y los carteles que controlan sectores económicos necesitados de medidas liberalizadoras, que complican que la ecuación para buscar salida, sea difícil todavía de despejar. Y el drama social aumenta.
 
Y finalmente, el debate abierto sobre si es mejor que Grecia quiebre y vuelva al dracma, y si este rescate servirá para algo o será un fracaso como el  primero de 2010, se ha instalado dentro y fuera de Grecia.  Ayer, en Atenas,  un exprimer ministro de un país fundador de la Comunidad Europea decía que no había Plan B

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31