Viernes 20/07/2018.

| Dinero

Dinero

El BCE dice que en una guerra comercial no hay ganadores, sino distintos grados de perdedores

El Banco Central Europeo (BCE) ha advertido de que dar marcha atrás en la globalización sería la respuesta equivocada a los problemas de la economía y solo serviría para alimentar la desigualdad y la desconfianza entre los países, ya que en una guerra comercial no existen ganadores, "solo distintos grados de perdedores".

"El proteccionismo no es la respuesta adecuada", ha advertido Benoit Coeuré, representante francés en el directorio del BCE y hombre confianza de Mario Draghi en la Ejecutiva de la institución.

El banquero galo ha subrayado que las políticas proteccionistas no resolverán los problemas sobre distribución de la riqueza causados por la globalización, mientras que provocarán un empeoramiento de las condiciones de vida. "No hay ganadores en una guerra comercial, solo distintos grados de perdedores", ha añadido.

Para ilustrar los efectos del proteccionismo, Coeuré ha recordado que una simulación del BCE sugiere que un alza en EEUU de los aranceles a todas las importaciones que fuera respondida en la misma proporción por sus socios comerciales tendría un significado efecto adverso sobre la economía, incluyendo una caída de la actividad en EEUU de 2,5 puntos porcentuales respecto al escenario base en el primer año.

Asimismo, el ejecutivo del BCE ha subrayado que los efectos sobre otras economías dependerán de su tamaño, apertura comercial y del volumen de sus relaciones comerciales con los países que aplicasen aranceles. "Naturalmente, las economías con relaciones comerciales más estrechas con ese país serían las más negativamente afectadas", ha explicado.

"En otras palabras, el escenario general es netamente negativo para el conjunto de la economía mundial. Según las simulaciones del BCE el comercio mundial caería hasta un 3% en el primer año de aplicación de aranceles y el PIB mundial hasta un 1%. En el caso de la zona euro también habría un descenso, pero menor que en EEUU", ha añadido.

En este sentido, Coeuré ha apuntado que esta dinámica proteccionista acabaría provocando probablemente una desaceleración de los precios y de los salarios ante la expectativa de una menor demanda agregada y mayor desempleo, no solo en EEUU, sino globalmente.

No obstante, Coeuré ha reconocido que en defensa del aperturismo ya no basta con enumerar sus beneficios, sino que hace falta dar respuesta a cuestiones como los efectos "disruptivos" que tiene sobre la distribución de dichos beneficios.

"Los economistas y legisladores tienen la responsabilidad de proponer y diseñar políticas de ayuda para aquellos que no se benefician directamente de la globalización, que tiene que ser eficiente, duradera y equitativa", ha apuntado.

De este modo, el banquero ha afirmado que "revertir la globalización es la solución equivocada para abordar estos problemas", puesto que menos apertura únicamente provocará mayor desigualdad, agravando las dificultades de los más pobres y alimentando la desconfianza entre naciones, haciendo más inestable el orden internacional.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31