Viernes 18/05/2018.

| Dinero

Dinero

Auditorías externas e internas del Canal apuntan a posibles operaciones "fraudulentas" en la compraventa de Emissao

El Canal de Isabel II ordenó varias auditorías externas tras saltar a la luz posibles irregularidades en la compraventa de Emissao y de las mismas, y tras analizar los antecedentes, se desprende la existencia "de una serie de posibles operaciones fraudulentas" en la compraventa de las acciones de esta empresa operada por sociedades participadas por el Canal "a un precio superior" a su valor.

Así consta en un análisis jurídico llevado a Cabo por Herbest Smith Freehills, que analiza previamente un informe llevado a cabo por Ernst and Young (E&Y) sobre el proceso de compra de una participación de Emissao por parte de Canal Extensia y Sociedad Interamericana Aguas y Servicios (Inassa).

Se trata de uno de los informes, fechado a 12 de mayo de 2017 y que forma parte de la documentación, en el marco del caso Lezo, a la que ha tenido acceso Europa Press, que ha entregado esta semana el Gobierno regional a la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre corrupción política después de que el fin de semana pasado se conociera que el juez había autorizado la entrega de la misma hace cuatro meses.

En dicho informe, hablan de la existencia de posibles operaciones "fraudulentas" y añaden que entienden que la operación de la compraventa de Emissao "podría no sólo carecer de toda justificación económica sino que existirían indicios de que el propósito de la misma fuese obtener unas ganancias o plusvalías injustificadas para los vendedores".

Haciendo referencia al estudio de E&Y, se describen los tipos penales que podrían hallarse en el proceso: estafa, delito societario, administración desleal, apropiación indebida, blanqueo de capitales o malversación de caudales públicos.

En otro informe, fechado el 21 de abril de 2017, la misma consultora concluye que los administradores del Canal y sus sociedades están obligados a formular las cuentas anuales de 2016 y que estas deben reflejar "la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la empresa pública, con independencia de que esta o sus sociedades hayan llevado a cabo actuaciones presuntamente delictivas o irregulares".

En dichas conclusiones recoge que no existen "evidencias sólidas que permitan entender que se ha quebrantado el principio de independencia de los auditores de las cuentas del Canal Extensia en 2014 y 2015 ni tampoco las del 2016".

AUDITORÍAS DEL CANAL EN 2016: "LA COMPRA FUE INAPROPIADA"

Por otra lado, según otro informe de Auditoría Interna del Canal de Isabel II realizado en 2016, que el Gobierno regional también se ha visto obligado a entregar a los parlamentarios regionales, concluye que los diferentes aspectos del control interno del proceso de compra de la empresa brasileña Emissao por parte del Canal en 2013, al igual que el proceso de compra en sí, fueron "inadecuados".

Entre las conclusiones del estudio, al que también ha tenido acceso Europa Press, destaca que en los informes presentados a la Junta directiva de Inassa y al Consejo de Administración de Canal Extensia sobre Emissao "no se observa evidencia de autoría, supervisión o aprobación por parte de un responsable, ni cuentan con fecha de realización".

Además, "no existe procedimiento global que establezca los criterios detallados de análisis, evaluación y aprobación de inversiones por parte del órgano de administración ni guía de actuación en caso de desinversión que se aplique a todo el Grupo Canal Gestión y sus sociedades filiales".

La due-diligence considerada para evaluar la operación "no cuenta con evidencias de supervisión o aprobación por parte de un responsable" y además se emitió en una fecha posterior a la aprobación de la operación por parte del Consejo de Administración del Canal, inciden.

"Durante la revisión se due-dilengence es un borrador no oficial, no está firmado por el responsable de asesores externos y no cuenta con la aprobación del responsable de Expansión y Nuevos Negocios", añade la auditoría.

Otro punto que consideran clave es que los informes preparados para el estudio de la operación de compra "no cuentan con firma de un responsable en señal de revisión y aprobación" y que durante la revisión se observó que la compraventa no fue sometida a evaluación del Área Jurídica del Grupo.

Igualmente, señalan que los informes de asesores externos sobre la evaluación de las implicaciones financieras, legales, fiscales y laborales de la operación no son los definitivos, y no se incluyen como anexo en las actas del Consejo de Administración y no se cuenta con ellos firmados por el asesor externo.

Por último, "no existe un procedimiento global del Grupo donde se detallen los criterios para la documentación del análisis de las posibles inversiones" ni los estudios efectuados cuentan con un análisis DAFO, tampoco se efectúa un análisis de riesgo para posibles inversiones y "no se efectúan revisiones internas o externas de control en las sociedades participadas".

INFORME FAVORABLE A LA COMPRA DE 2013

Esta auditoría interna contrasta con otra fechada en febrero de 2013, previa a la compra, que la recomienda a pesar de que el análisis financiero previo señala que la empresa brasileña tenía entonces "un precario sistema de información financiera".

"No hay contabilidad al día, no existen políticas contables ni administrativas y tienen contabilidad de caja. La empresa del ciclo integral del agua en Guapimirim (participada de Emissao) presenta poca generación de recursos", apuntan.

Además, los responsables del informe confirman que "no existen procedimientos administrativos ni financieros" y dado el esquema de administración de Emissao "se incurre en grandes riesgos operativos, los cuales pueden causar pérdidas potenciales debido a la falta de control".

"No existe riesgo de financiación, pues, la empresa presenta poca financiación financiera", añade el informe de 2013, detectó una alta concentración en la facturación en un solo cliente, CEDAE.

A pesar de todo ello, la conclusión del llamado Informe General sobre Emissao es que estratégicamente la adquisición por parte del Canal "constituye un vehículo de entrada al mercado brasileño gracias a su experiencia comprobada en las actividades relacionadas con el ciclo integral del agua, construcción de infraestructura, gerenciamiento de proyectos y gestión comercial, lo cual les permite participar en licitaciones públicas nacionales".

También mencionan que Emissao cuenta con acreditación del Consejo Regional de Ingeniería y Agronomía, requisito indispensable para la participación en licitaciones públicas en Brasil. "En estos momentos Brasil se encuentra en un proceso de crecimiento en el sector del agua potable y saneamiento básico, lo que constituye una oportunidad para que se concesionen operaciones del ciclo integral del agua, igualmente todas las actividades conexas al ciclo", añaden.

Así, el estudio concluye que Emissao constituye "un vehículo de entrada al mercado de Brasil que lógicamente repercutiría favorablemente en las cifras" del Grupo Canal. Eso sí, creen importante que el socio mayoritario permanezca vinculado a la compañía en calidad de socio "y, de ser posible, se podría plantear una participación superior al 20%". Finalmente, la empresa pública madrileña compró el 75 por ciento de las acciones en septiembre de 2013.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31