Martes 21/11/2017.

| Dinero

El 'tortuoso' camino hacia un acuerdo entre socios europeos

Dinero

Tímidos acercamientos entre las posiciones de Francia y Alemania por la crisis de la deuda

  • El fracaso de la 'minicumbre' del jueves no fué tan estrepitoso como se llegó a plantear.
  • Francia podría haber obtenido, durante la minicumbre del jueves, un pequeño compromiso de Alemania para que, sin cambiar los estatutos del BCE, el organismo tenga un mayor margen de acción.
  • Merkel también ha dejado la puerta abierta a los eurobonos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Las conclusiones de la minicumbre celebrada este jueves entre la Canciller alemana Angela Merkel, el Presidente francés Nicolas Sarkozy y el flamante Primer Ministro italiano, Mario Monti, eran según los analistas, previsibles.

La posición alemana volvió a salir reforzada: se anunció el futuro cambio de tratados europeos para reforzar la disciplina fiscal de la eurozona y se descartó un cambio en las funciones del BCE, tal y como piden España, Italia o Francia, que ayuden a atajar la crisis de la deuda.

Los 17 países del euro intentan acercar posiciones de cara a la cumbre del 8 y 9 de diciembre en Bruselas, que se anuncia de nuevo decisiva.

La oposición de Alemania a una mayor intervención del Banco Central Europeo en los mercados para rebajar las presiones sobre la deuda de países como España o Italia, mediante una compra masiva de bonos.

El BCE ya ha comprado unos 200.000 millones de euros de deuda estatal, pero por normativa, lo ha hecho en el mercado secundario, es decir a unos tipos de interés altos porque se fijan en adjudicaciones anteriores. Además, numerosos economistas consideran insuficiente la cifra invertida y reclaman un mayor presupuesto.

El gobierno alemán, inflexible, repite que el BCE debe centrarse en controlar la inflación en torno al 2%. El miedo de Alemania a la inflación es lo que bloquea la decisión sobre el BCE y el permitirle un mayor margen de actuación. Alemania vivió durante el periódo de entreguerras dos años de hiperinflacionismo que destruyó los ahorros de las familias, en Berlín todavía se recuerdan esos años.

"Pretender que el peligro actual en Europa es la inflación es ridículo. Es el último problema que tenemos", responde un funcionario europeo, que prefiere permanecer en el anonimato.

Paralelamente, y conforme aumenta la 'bola de nieve' en la que se ha convertido la crisis de la deuda, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, que debía ocuparse de calmar la presión en los mercados de deuda, no tiene los medios suficientes para impedir la suspensión de pagos de países  como Italia o España, tercera. Las gestiones necesarias para aumentar su capacidad a un billón de euros apenas avanzan.

Merkel y Sarkozy, aseguraron el jueves a Monti, que eran conscientes de la gravedad del momento y las circunstancias, según ha desvelado hoy el Gobierno italiano saben que "si cae Italia, es el fin del euro".

La canciller alemana Angela Merkel se mostró inflexible sobre el papel del BCE pero París, no deja de presionar a Alemania para que suavice su postura, con el apoyo de Estados Unidos, que milita en favor de una intervención masiva del BCE.

Según una fuente gubernamental francesa, "La reforma de los tratados es la moneda de cambio con Alemania". Es decir, Francia apoyaría una revisión de los tratados europeos para mejorar las políticas fiscales de los países de la Eurozona, a cambio de una apertura por parte de Alemania a las posturas defendidas por sus socios europeos: Francia, España, Italia.

Aunque no se pueda reformar directamente la normativa del BCE, la idea es que por lo menos, Berlín no torpedee al consejo de gobernadores del BCE en el caso de que una mayoría de estos decida movilizar grandes sumas para comprar más obligaciones de países bajo presión.

Es decir, a cambio de la reforma fiscal para la zona euro, Alemania permitiría de facto al BCE intervenir según lo que decida él mismo, sin levantar críticas de Berlín.

Los socios de Alemania además, han querido ver en esta minicumbre una pequeña apertura de Alemania a los eurobonos. La negativa de Merkel, no es tajante. La canciller  ha dejado la puerta abierta a la creación de eurobonos si previamente se logra una mayor convergencia económica y presupuestaria.

Según ha publicado este viernes el diario francés  Le Figaro, los dos grandes partidos mayoritarios  alemanes, el FDP y la CDU, ya están estudiando la posibilidad y las consecuencias de los eurobonos.

La debacle que vivió alemania esta semana, en una subasta de deuda en la que sólo consiguió colocar la mitad de sus letras, podría modelar la postura alemana.

Los políticos alemanes empiezan a considerar la posibilidad de ceder en cuanto a los eurobonos, a cambio de mayores controles presupuestarios de los países del euro. Todo en un intento por tranquilizar a los mercados .

La incógnita que se plantea para los países presionados por los ataques especulativos: España e Italia, es si las negociaciones, en clave interna de Alemania ó en clave externa de la Unión Europea, concluirán a tiempo para parar su hemoragia.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31