Lunes 24/09/2018.

| Dinero

Dinero

(AMP) Estado y Seguridad Social incumplieron sus objetivos de déficit en 2017, frente a CCAA y ayuntamientos

Los ingresos tributarios se elevaron un 6,4%, pero cerraron 2017 por debajo de lo presupuestado

El déficit público del conjunto de las administraciones públicas españolas cerró el año 2017 en el 3,07% del PIB, sin contar con las ayudas a la banca, y en el 3,11% contando esas ayudas financieras, por lo que se situó algo por debajo de la meta de consolidación fiscal del 3,1% pactada con Bruselas, si bien el Estado incumplió su objetivo del 1,1% al registrar un déficit del 1,86%, así como la Seguridad Social (1,48%) que incumplió su meta del 1,4%, frente a las comunidades autónomas, que redujeron su déficit al 0,32%, por debajo de la meta del 1,6%, y las corporaciones locales, que presentaron un superávit del 0,59%.

En la rueda de prensa para informar de los datos de la ejecución presupuestaria de 2017, después de que el pasado viernes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avanzase el dato en un tweet, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha confirmado este dato y ha destacado que se registró una reducción de 12.254 millones en el déficit público del año pasado, lo que supone un 1,22% del PIB, la mayor reducción desde 2012, cuando se pasó un déficit del 9,31% al 6,79%.

Montoro ha subrayado que España cumplió el objetivo de déficit comprometido con la UE y que ha demostrado que la reducción del déficit público y la política presupuestaria es la "llave maestra" para el crecimiento económico, la creación de empleo y el superávit por cuenta corriente. "Ha sido un año muy positivo, que muestra que el camino de España debe ser cumplir sus compromisos europeos porque es como España crece, crea empleo, es un país fiable y la inversión privada trae nuevas posibilidades de empleo", ha remarcado.

El objetivo pactado con Bruselas de cerrar el déficit público en el 3,1% en 2017 se desglosaba entre el déficit del 1,1% para el Estado, el 1,5% de la Seguridad Social y el 0,6% de las comunidades autónomas. En cambio, para las corporaciones locales se estimaba el equilibrio presupuestario, aunque en los últimos años ya han registrado superávit.

Este año España se librará previsiblemente del brazo corrector de Bruselas, dado que el déficit se situará por debajo del 3% del PIB que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, tras haber reducido paulatinamente en los últimos nueve años su nivel de déficit, que llegó a alcanzar el 11% del PIB en 2009. Desde 2011 el déficit se ha reducido un 64%.

No obstante, Montoro no ha fechado la salida del procedimiento excesivo, sino que ha insistido en la relevancia de tener la "seguridad" y "certeza" de que el déficit se situará "muy pronto" por debajo del 3%, lo que devuelve a España a la "senda de fiabilidad".

Los objetivos comprometidos con Bruselas para 2018 fijan un déficit público del 2,2%, distribuido entre un 1,2% en la Seguridad Social, un 0,7% en la Administración Central y un 0,3% para las comunidades autónomas, frente al equilibrio que alcanzarán de nuevo las corporaciones locales. Para ello, Montoro ha dicho que los PGE de este año se proyectan con la meta de cumplir el objetivo del 2,2% comprometido.

EL ESTADO Y LA SEGURIDAD SOCIAL INCUMPLEN

Por administraciones, el déficit del Estado fue del 1,86% (1,9% con ayudas), por encima del objetivo del 1,1%, mientras que el de las comunidades autónomas se situó en el 0,32%, casi la mitad que la meta marcada del 0,6%.

Por su parte, el déficit de la Seguridad Social se situó algo por encima del objetivo del 1,4% que tenía fijado, al cerrar el año en el 1,48%, al tiempo que las entidades locales, que tenían que cerrar el año con equilibrio presupuestario, lograron registrar un superávit del 0,59%, de 6.800 millones, "muy similar" al del año anterior.

LOS INGRESOS TRIBUTARIOS SUBEN UN 6,4% PERO POR DEBAJO DE LO PREVISTO

El titular de Hacienda ha explicado que la reducción del déficit público ha sido posible gracias a que el aumento del 4,6% de los ingresos, hasta los 441.099 millones de euros, ha sido superior al de los gastos, que se elevaron un 1,1%, hasta los 477.332 millones de euros. Dentro de los ingresos, la recaudación por impuestos se elevó un 5,2%, hasta los 259.355 millones y la de cotizaciones sociales un 4,9%, hasta los 142.908 millones.

Los ingresos tributarios del Estado se incrementaron el año pasado un 6,4%, hasta los 198.101, si bien se quedaron 2.862 millones de euros por debajo del récord contemplado en los Presupuestos de 2017, que auguraba unos ingresos de 200.963 millones de euros, debido, según Montoro, a la menor recaudación en IRPF y Sociedades, frente al mejor comportamiento del esperado en los ingresos por IVA.

Concretamente, la recaudación por IRPF se elevó un 6,4%, hasta los 77.038 millones; la de Sociedades creció un 6,8%, hasta los 23.143 millones, mientras que la relativa al IVA subió un 7,9%, hasta los 67.797 millones. De su lado, los impuestos especiales aumentaron su recaudación un 2,2%, hasta los 20.308 millones.

El titular de Hacienda ha avanzado que la recaudación tributaria hasta febrero va "bastante en línea" con esta evolución, tras un mes de enero que suele ser "más extraño" por los ajustes que se producen en el primer mes del año.

CC.AA. Y SEGURIDAD SOCIAL

Sobre el déficit de las comunidades autónomas, que cerró en el 0,32%, por debajo del objetivo del 0,6%, Montoro ha explicado que el desglose del déficit refleja el impacto del reconocimiento de aportaciones a Canarias, Navarra y el País Vasco, lo que ha supuesto contabilizar dos décimas de PIB al desfase de la Administración Central. En caso contrario, se sumarían a las comunidades autónomas, con lo que su déficit habría sido del 0,52%, igualmente por debajo de la meta del 0,6%.

En concreto, once comunidades cumplieron el objetivo de déficit -cuatro de ellas con superávits--, mientras que las otras seis regiones no alcanzaron la meta. Aragón registró un déficit del 0,92% del PIB, por encima del objetivo del 0,6%, al igual que Castilla-La Mancha (0,72%), Extremadura (0,88%), Valencia (0,73%), Murcia (1,51%, pero no está depurado el efecto de Lorca) y Castilla y León (0,95%), la única región que no redujo su déficit el pasado año en relación con 2016, cuando se situó en el 0,64%. Murcia, por su parte, fue la comunidad con la cifra de déficit más alto.

Las 11 regiones restantes cumplieron con el objetivo de déficit del 0,6% del PIB: Andalucía (0,22%), Asturias (0,31%), Cantabria (0,37%), Cataluña (0,56%), Galicia (0,2%), Comunidad de Madrid (0,47%), La Rioja (0,39%), y cuatro de ellas lo hicieron con mucha holgura, ya que obtuvieron superávit: País Vasco (+1,5%), Navarra (+1,22%), Canarias (+0,67%) y Baleares (+0,48%).

Por último, sobre el déficit de los fondos de la Seguridad Social, que en 2017 ascendió a 17.209 millones de euros, Montoro ha reconocido que se trata de un asunto "grave", pero ha matizado que hay que "encuadrarlo" en el cumplimiento global del objetivo de déficit.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30