Domingo 24/12/2017.

Vela

A dos décadas de la peor tragedia en la historia de la prueba

La Sydney Hobart está considerada la regata oceánica más legendaria y dura del mundo y acrecentó esta leyenda en la edición de 1998 (la 54ª) en la que una tormenta en el estrecho de Bass, con vientos de más de 80 nudos (145 km/h) y olas de hasta quince metros, provocó la muerte de seis tripulantes.
  • A dos décadas de la peor tragedia en la historia de la prueba EFE

La Sydney Hobart está considerada la regata oceánica más legendaria y dura del mundo y acrecentó esta leyenda en la edición de 1998 (la 54ª) en la que una tormenta en el estrecho de Bass, con vientos de más de 80 nudos (145 km/h) y olas de hasta quince metros, provocó la muerte de seis tripulantes.

Además, se produjo el hundimiento de cinco barcos, el rescate de 55 regatistas y que de 115 barcos competidores solo finalizaran 44.

La tragedia llegó cuando los 115 barcos participantes llegaban o estaban ya atravesando el temible estrecho de Bass -entre la costa sureste de Australia y norte de Tasmania.

La carrera comenzó el 26 de diciembre de 1998 y después de navegar con viento suave favorable a la flota, en la llegada a la costa de Nueva Gales del Sur, el viento aumentó hasta 25-35 nudos (48 a 68 km/h).

En la mañana del 27 de diciembre, una importante masa de aire frío se había trasladado rápidamente hacia el norte, provoca do una baja presión (borrasca) sobre el Estrecho de Bass. Una bajada vertiginosa del barómetro (a cerca de 980 hPa). La baja presión, inicialmente se movió hacia el noreste, pero cambió al este a una velocidad de 25 nudos (48 km/h).

Al menos 12 barcos reportaban vientos de componente oeste-suroeste de hasta 80 nudos (145 km/h) y olas de 15 metros, con alturas máximas de 20 metros. Se produjo la llamada 'Bass Strait Bomb' (Bomba del Estrecho de Bass), que explotó. Un tercio de la flota informó de la velocidad media del viento de más de 60 nudos (110 km/h).

Como un miembro de una tripulación describió las condiciones de ese momento: "El mar era una sábana blanca contra el viento que volaba sobre nosotros e impactaba sobre nosotros a través de rachas impresionantes".

Varios barcos fueron zarandeados 180 grados y más. Después de luchar a través del Estrecho de Bass bajo la tormenta con foques y velas de tormenta arrancadas de los mástiles, se inició una gran operación de búsqueda y rescate. 56 miembros de varias tripulaciones de nueve barcos fueron rescatados por helicópteros.

En total, 16 barcos pidieron algún tipo de asistencia. Siete barcos fueron abandonados y cinco se hundieron durante la tormenta, la mayoría de ellos después de haber sido arrollado por olas inmensas y el resto de barcos tuvieron dificultades extremas.

Lamentablemente, seis miembros de las tripulaciones perecieron en el mar en la peor tragedia en la larga historia de la Sydney Hobart. En Hobart, los que acabaron la carrera, junto con muchos de los que habían sido rescatados dedicaron un emotivo 'Adiós navegantes' a aquellos que perecieron en el mar: Glyn Charles (Sword of Orion), Bruce Guy y Phil Skeggs (Business Post Náyade), Jim Lawler, Mike Bannister y John Dean (Winston Churchil).

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias