Sábado 03/12/2016.

| Natación

Natación/Mundial

Natación

Villaécija: "El 800 es la prueba que más ilusión me hace, tengo ganas de hacer algo grande"

La nadadora española Erika Villaécija tiene claro que si tuviera que apostar por una medalla en los Mundiales de Natación, que se celebrarán en Shanghai (China) del 16 al 31 de julio, lo haría para los 800 metros, 'su' prueba, la que "más ilusión" le hace y donde tiene ganas "de hacer algo grande".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La catalana es una de las veteranas de la selección española y en esta cita mundialista, además, 'doblará' con su participación también en las aguas abiertas, aunque ha "priorizado" la piscina para este Campeonato del Mundo.

"De doce entrenamientos, diez han sido para la piscina, y las competiciones preparatorias que he hecho me han ido bastante bien, tanto las dos de aguas abiertas en Turquía y el Campeonato de España, como las de piscina, en París y Barcelona. Me encuentro bien y con ganas", señaló Villaécija este lunes antes de partir hacia China.

De todos modos, sabe que "la prueba principal" son los 800 metros. "Es mi prueba, es la olímpica, y la segunda más importante son los 10 kms y la tercera los 1.500, aunque no creo que haya tanta diferencia entre las tres", advirtió.

"Los 800 es la prueba que más ilusión me hace, la que tengo más controlada y la que mejor nado. Tengo ganas de hacer algo grande, que ya toca", añadió sobre sus deseos de saborear una medalla, donde tendrá como "las rivales a batir" a la inglesa Rebecca Adlington y a la danesa Lotte Friis.

En esa distancia, ahora tiene como rival a una compatriota, Mireia Belmonte. La barcelonesa ve "favorable" que la de Badalona quiere nadar los 800, pero recuerda que no sólo está ella, sino "también gente joven como Claudia Dasca". "Es un plus, después de tantos años 'sola', esto te obliga a no dormirte y a competir con más intensidad porque te hacen mejorar", reconoció.

De cara a Shanghai, Villaécija se ve "en mejor forma que nunca". "Es una oportunidad. Shanghai es un reflejo de Londres más o menos, cambia la cosa, pero no demasiado, así que estar en la final y hacer una buena marca y estar más o menos arriba es un muy buen voto de confianza", comentó.

Mentalmente, la española indicó que su "peor época fue después de los Juegos de Pekín". "Cuando empecé esta temporada estaba un poco rara, aunque en cuanto llega una competición importante noto esas cosquillitas de tener ganas de competir y eso lo que me mantiene con ganas", aseveró, opinando que, desde que ella está en la selección, la actual "es el mejor momento de la natación". "Los que estamos formando el equipo somos nadadores con posibilidades y los mejores", subrayó.

TEMOR A LOS GOLPES EN AGUAS ABIERTAS.

En el Mundial, su participación comenzará en las aguas abiertas, donde buscará el billete olímpico, algo que consiguen las diez primeras en los 10 kilómetros.

"Igual ahora tengo un poco más de experiencia, pero me da miedo porque es una prueba muy dura y todos quieren estar entre los diez primeros, y eso va a ser complicado. No tengo miedo de la táctica sino de los golpes y al contacto físico", puntualizó la catalana.

La barcelonesa, que no está preocupada por 'doblar' porque tiene "seis días de descanso", espera que las condiciones del agua del lugar de competición le favorezcan, aunque nunca ha nadado "en agua caliente". "Al entrenar con las niñas de 'sincro' en el CAR nadamos con agua caliente y algo acostumbrada estoy", destacó,

"Creo que tenemos un buen equipo. Margarita Domínguez logró una medalla el año pasado en el Mundial y tiene más posibilidades, y 'Kiko' (Hervás) anda muy bien y confío en que lo haga muy bien", recalcó sobre las opciones del equipo, mientras que del de piscina está segura que "va a hacer el mejor campeonato del mundo". "Creo que todos tenemos posibilidades de estar en 'semis' seguro y en finales, y confío en que caiga una medalla", prosiguió.

De todos modos, Villaécija no se siente una 'rara avis' con su intento de doblar. "Alguna chica habrá más, pero nadan más en 1.500. Creo que una griega, y alguna inglesa, pero la mayoría de gente que dobla son chicas, los chicos, no tanto", confesó.

Tampoco tiene fecha de caducidad la nadadora española, que aunque creía irse haciendo "mayor" en las pruebas de piscina, se ve "de las más jóvenes" en aguas abiertas. Además, estará el Mundial de Barcelona en 2013. "Es una casualidad, mi primer Mundial fue en Barcelona en 2003 y pensar en 2013 y en poder llegar, nadarlo y retirarme en mi casa... Aunque igual no me retiro", zanjó con una sonrisa, feliz de que otros 'veteranos' como Ian Thorpe o Laure Manadou hayan decidido volver.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario