Lunes 23/10/2017.

| Deportes

Deportes

El mister se cabrea

Pretende Manzano que nos comamos doblada  esa teoría de que no hay caso Reyes, de que no juegan mal y de que hay falta de actitud en algunos jugadores.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Puede que tarde pero levantando la voz, Manzano deja claro que no es un don nadie, cosa que todos sabíamos. Salvo los radicales más acomplejados nadie pone en duda su valía pero se duda de la oportunidad de su llegada a este convulso equipo.

Casi todo lo dicho por el entrenador colchonero tiene sentido salvo el olvido, quiero creer que involuntario, de varios partidos de Europa League, fuera de casa, que fueron igualmente bochornosos. Lo digo porque achaca Manzano, exclusivamente, al poco tino visitante de su equipo las dudas que ha generado su trabajo. Olvida, insisto que sin intención alguna, varios partidos jugados en el Calderón y que tampoco fueron del agrado del respetable.

Eso sí, tan encomiable es su trabajo como el nuestro. Tengo la sensación de que don Gregorio está dolido por el trato recibido por la prensa.  Hasta ahora, incluso en sus fracasos, que haberlos haylos, siempre fuimos condescendientes con este caballero del fútbol. Sigo sin dudar de su bonhomía.

Pero pretende Manzano que nos comamos doblada  esa teoría de que no hay caso Reyes, de que no juegan mal y de que hay falta de actitud en algunos jugadores.

Olvida, también, que ha apostado por jugadores que han dado la talla y dado con el banquillo en las narices a algunos jóvenes que sembraban la esperanza de los aficionados. Eso, señor profesor, es un riesgo que se asume, se gana o se pierde.

Tres partidos, tres, darán la talla del carácter del técnico rojiblanco. A priori no son miuras pero con este conjunto hasta un caracol puede ser liebre.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario