Viernes 16/02/2018.

| Deportes

Ocurrió en Puerto Rico

Deportes

Un joven es asesinado en un partido callejero por no pitar una personal

  • Su rival, con antecedentes policiales, sacó un revólver y tiroteó al joven que no quiso pitar la falta personal en un partido callejero de baloncesto
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Steven, el joven asesinado \'El Nuevo Día\'

Un partido de baloncesto callejero se convirtió, por culpa de una falta personal no pitada, en una verdadera tragedia. El miércoles pasado, en un partido disputado en San Germán, un municipio del suroeste de Puerto Rico, Steven Cruzado Torres perdió la vida de manera brutal.

El joven, de 24 años, seguidor aférrimo de Kobe Bryant y de los Lakers, jugaba su partidillo con sus amigos como cada día. En medio de la disputa, un rival, Roberto Ismael Figueroa Castillo, de 23 años, pidió que le pitaran una falta personal. El error de Steven fue contestarle que era parte del juego. Su rival, enfurecido, salió de la pista, sacó su revólver y tiroteó al joven.

El cuerpo de Steven Cruzado Torres estuvo expuesto en la funeraria Santa Marta, junto a objetos que demostraban su pasión por el baloncesto: un balón, dos camisetas de Bryant de los Lakers y unas zapatillas que se había comprado para el torneo en el que iba a participar el próximo mes se encontraban dentro del féretro.

Tamara Díaz Quiñones, la novia de Steven con el que iba a contraer matrimonio el próximo año, contaba entre lágrimas que le conoció en una cancha de baloncesto. Además aseguró que sólo había visto a Roberto Figueroa, el autor confeso de los disparos, en una ocasión en la pista de baloncesto y en otra ocasión cuando él trabajaba como cajero del supermercado del pueblo.

El asesino, que ya ha sido encarcelado, tenía innumerables antecedentes policiales, pero estaba en libertad. En 2009 había sido acusado de homicidio negligente y en 2010 fue detenido por poseer dos armas sin licencia.

Steven tuvo también una despedida baloncestística. Sus amigos y su novia, para homenajearle, quisieron hacerlo a través de su gran afición, el baloncesto. El pasado lunes, durante su entierro, sus amigos y compañeros en la pista en los partidos callejeros, escenificaron una jugada de baloncesto en la que la canasta era la propia tumba de Steven. Una curiosa despedida.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario