Lunes 05/12/2016.

| Fútbol

Fútbol

Mata y Torres dan brillo a un club centenario, rico y de palmarés discreto

Los españoles Fernando Torres y, sobre todo, Juan Mata, jugador del Valencia hasta hace poco más de un mes, dan brillo al Chelsea inglés, un club centenario, rico, con un presente opulento y una historia discreta, que visita el miércoles Mestalla en la Liga de Campeones para medirse al Valencia,
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El Chelsea no pierde en España desde hace seis años Mata y Torres dan brillo a un club centenario, rico y de palmarés discreto

Los españoles Fernando Torres y, sobre todo, Juan Mata, jugador del Valencia hasta hace poco más de un mes, dan brillo al Chelsea inglés, un club centenario, rico, con un presente opulento y una historia discreta, que visita el miércoles Mestalla en la Liga de Campeones para medirse al Valencia,

El principal aliciente del partido será ver a Mata con la camiseta azul de su nuevo equipo, tras haber estado el jugador a punto de quedarse en el Valencia, club del que salió a mitad de agosto a cambio de veintiocho millones de euros.

Su adaptación al Chelsea ha sido rápida y ha quedado patente a base de goles y asistencias, tras haber llegado al club londinense en el mejor momento de su historia, tal y como se refleja en su palmarés reciente como campeón de la Premier League en 2010 y subcampeón en 2011.

El equipo, como casi todos los de la 'Premier League' es una Torre de Babel, con futbolistas llegados de todos los rincones del Mundo como Cech, Ashley Cole, David Luiz, Essien, Ramires, Lampard, Drogba, Malouda, Meireles, Bosingwa, Kalou, Sturridge, Terry, Alex o Anelka en su plantilla.

Todos ellos dirigidos desde este año por el portugués André Villas-Boas, llegado desde el Oporto, con el que ganó el pasado año la Liga portuguesa, la Copa de su país y la Copa de la UEFA.

El actual momento de esplendor del Chelsea, con tres de sus cuatro ligas obtenidas entre 2005 y 2010 viene de la mano de su actual propietario, el empresario ruso Roman Abramovich.

Hasta su llegada, los éxitos para este equipo del oeste de Londres habían llegado con cuentagotas a lo largo de los cien años de vida desde su fundación en 1905.

Prueba de la larga travesía previa a su actual etapa de pujanza fue el único título de Liga conseguido antes de 2005, en la campaña 54-55, cincuenta años atrás de alcanzar la elite mundial.

A sus cuatro Ligas une dos títulos de la Recopa de Europa logrados en ambos casos ante rivales españoles: en 1971 frente al Real Madrid y en 1998, en la última edición de esta competición, ante el Real Mallorca, entre otros logros nacionales e internacionales.

El club se fundó el 14 de marzo de 1905 en el pub 'The Rising Sun', todavía ubicado en la calle Fulham Road, cerca del estadio de Stamford Bridge, que actualmente tiene capacidad para 42.000 espectadores, aunque tras la Segunda Guerra Mundial juntó a 100.000 personas para presenciar un amistoso entre el Chelsea y el Dynamo de Moscú soviético.

Sin que el Chelsea hubiera destacado en lo deportivo, llegó la década de los sesenta, en la que en las inmediaciones del estadio se concentró el más importante foco londinense de la música y la moda, en el contexto del movimiento 'hippy'.

Por aquel entonces, el equipo ya había aportado al mundo del fútbol algunos jugadores de prestigio, entre ellos el campeón del Mundo de 1966 Jimmy Greaves, Bobby Tambling o Terry Venables, quien llegó a entrenar en España al Barcelona.

El Chelsea no despierta especial simpatía en el Reino Unido y que ha contado entre sus incondicionales con gente de las clases profesionales de la zona de Chelsea, pero también con grupos de seguidores especialmente violentos.

Éstos causaron más de un problema en la peor época de las acciones de los "hooligans" y mantuvieron conexiones con algunos seguidores pertenecientes a grupos de extrema derecha.

Tras la etapa de su mayor rivalidad con el Millwall y, sobre todo, con el Queens Park Rangers, los años setenta y primeros ochenta no fueron de esplendor para el Chelsea, que sólo entró en la senda del éxito a partir de mitad de la década de los noventa del pasado siglo, con Glenn Hoddle en su banquillo, antes de la llegada de Ruud Gullit.

En 2003, la entidad que acumulaba deudas por un valor de 130 millones de dólares, fue comprada por el magnate ruso Roman Abramovich, el undécimo clasificado en la lista de los personajes más adinerados del mundo según la revista Forbes, quien le dio el potencial que actualmente tiene la entidad.

Alfonso Gil

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario