Viernes 06/04/2018.

| Fútbol

Fútbol

Marcelo-Carvajal, justo a tiempo

Si para el Real Madrid es importante el buen estado de forma de su jugador franquicia, Cristiano Ronaldo, también son clave las sensaciones de sus laterales, Dani Carvajal y Marcelo Vieira, que con su concurso al cien por cien de sus capacidades, el cuadro madridista gana en su discurso futbolístico.

Si para el Real Madrid es importante el buen estado de forma de su jugador franquicia, Cristiano Ronaldo, también son clave las sensaciones de sus laterales, Dani Carvajal y Marcelo Vieira, que con su concurso al cien por cien de sus capacidades, el cuadro madridista gana en su discurso futbolístico.

Después de la victoria por 0-3 ante el Juventus que consiguió el Real Madrid en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, tres nombres acapararon los focos mediáticos del buen resultado del equipo de Zinedine Zidane: Cristiano Ronaldo, Isco Alarcón y Keylor Navas.

El portugués, por algo evidente: por sus dos goles, incluido el tanto de chilena que ha dado la vuelta al mundo, y por su acierto, de nuevo, en un momento clave del curso; el segundo, porque sentó a Bale en el banquillo y completó un gran partido para prolongar su buen estado de forma tras su participación con España; y el tercero, por sus intervenciones que frenaron al Juventus.

Pero no muchos repararon en la participación de Marcelo y de Carvajal. Los dos, cada uno desde su lateral, ampliaron los recursos ofensivos del Real Madrid, que en los últimos tiempos presenta el sello de ambos cuando llegan los triunfos. Tanto el brasileño como el internacional español, son muy importantes en el juego del Real Madrid.

Con ellos en estado de depresión o fuera de onda, el grupo de Zidane pierde muchos recursos Y, eso, el Real Madrid lo ha notado a lo largo de la temporada, cuando por unas razones u otras, ni Marcelo ni Carvajal, uno u otro o ambos, no han rendido al nivel que necesita su equipo para tener un plus ofensivo que sorprenda desde atrás.

En el estadio del Juventus, los dos confirmaron que definitivamente han vuelto. Completaron un gran partido y, aparte de cumplir en todos los aspectos del juego que necesitaba el Real Madrid, fueron decisivos en un par de jugadas concretas. Carvajal, por ejemplo, tendrá el honor de ser el hombre que dio el centro a Cristiano en uno de los goles del año. Marcelo, fue quien cerró el marcador y sentenció la eliminatoria con el 0-3 definitivo.

Por eso, la UEFA reconoció el trabajo de la pareja y ambos fueron incluidos en el once ideal de los partidos de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Sin duda, han recibido un aplauso merecido.

Pero hasta no hace mucho tiempo, había dudas con ambos. Sobre todo con Marcelo, que ha sufrido muchos altibajos a lo largo del curso con momentos alarmantes de desacierto mezclados con un bajo estado de forma preocupante. Además, sufrió dos lesiones que frenaron su mejoría y por culpa de ellas se perdió seis partidos (Alavés y Espanyol en dos ocasiones, Dortmund y Leganés).

Tampoco fue convocado para ninguno de los seis partidos de Copa del Rey (Fuenlabrada, Numancia y Leganés) y vio desde el banquillo el choque de vuelta contra el Borussia Dortmund. En total, Marcelo acumula 2.680 minutos esta temporada en partidos oficiales. El curso pasado, alcanzó los 4.059 cuando acabó el curso.

Carvajal ha sufrido una vida paralela a la de su compañero. Inició la temporada en el once de Zidane y encadenó once encuentros seguidos en las alineaciones del francés. Pero, de repente, en octubre, sufrió un "proceso viral con afección al pericardio" y se perdió ocho encuentros seguidos.

Volvió, y las sanciones, hasta cinco, a veces frenaron su progresión. A Carvajal, le costó coger el nivel del principio de la temporada. Pero, como Marcelo, parece que finalmente lo ha conseguido.

El Atlético de Madrid podría ser el próximo equipo que pruebe la vitamina de los laterales blancos, que quieren demostrar que el regreso a sus mejores tiempos es una realidad y no un espejismo.

Mientras, Zidane y sus compañeros se frotan las manos. Saben que tienen a dos puñales, que, desde atrás, en su actual estado de forma, pueden ser los invitados inesperados a las fiestas madridistas. El Juventus los sufrió y ahora el Atlético podría ser el siguiente. Marcelo y Carvajal han regresado. Justo a tiempo.

Por Juan José Lahuerta

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias