Domingo 22/04/2018.

| Fútbol

Fútbol

La FIFA ya amenazó a España con excluirla de la Eurocopa 2008

La FIFA ya amenazó a la Federación Española de Fútbol (RFEF) con dejar a la selección fuera de la Eurocopa 2008, en la que luego el equipo de Luis Aragonés ganó el título, también por injerencias gubernamentales en unas elecciones en las que Ángel Villar fue reelegido para su sexto mandato.

La FIFA ya amenazó a la Federación Española de Fútbol (RFEF) con dejar a la selección fuera de la Eurocopa 2008, en la que luego el equipo de Luis Aragonés ganó el título, también por injerencias gubernamentales en unas elecciones en las que Ángel Villar fue reelegido para su sexto mandato.

La fecha en la que debían celebrarse aquellos comicios, que finalmente fueron en el periodo que la RFEF pretendía, fue el motivo de aquel mensaje que lanzó al gobierno español en una visita a Madrid el suizo Joseph Blatter, entonces presidente de la FIFA y suspendido por esta desde octubre de 2015 por corrupción.

"Espero que las autoridades políticas comprendan el riesgo que corren", dijo el ahora inhabilitado Joseph Blatter el 17 de febrero de 2008, durante un homenaje al fallecido Alfedo Di Stéfano, después de calificar como "una intervención directa del Gobierno" obligar a la RFEF a cumplir la orden ministerial que regulaba las elecciones federativas.

La fecha de estas, que según la orden debía ser antes de los Juegos Olímpicos de ese año para las federaciones no olímpicas y las no clasificadas para la competición, como era el caso de fútbol, generó un duro enfrentamiento entre la RFEF y el CSD, presidido entonces por el socialista Jaime Lissavetzky.

"No hay amenaza ni presión, pero si toman cualquier decisión contra la Federación Española no tendremos más alternativa que intervenir. Estamos esperando la respuesta de las autoridades españolas, que deben entender que no tienen que intervenir en las organizaciones deportivas. Eso es lo que piensa FIFA", señaló entonces Blatter.

En aquella ocasión, igual que en las últimas elecciones del pasado mayo, Villar tuvo el respaldo de su Asamblea para celebrar la votación después de los Juegos (Pekín 2008) y el CSD autorizó el retraso tras escuchar la voz de Blatter, pedir dictámen al respecto al Consejo de Estado y recibir el visto bueno de la Junta de Garantías Electorales.

El 24 de noviembre de 2008 Villar ganó sin rival en las urnas con 144 votos de 165 posibles, 18 en blanco, 3 nulos y ninguno en contra.

Unos días antes de las votaciones la plataforma opositora a Villar "Federación de Todos" confirmó que no presentaría candidato y se puso en manos de la justicia, a la espera de que estimara su petición para suspender el proceso, algo que no ocurrió.

Para las elecciones más recientes, RFEF y CSD volvieron a discrepar sobre el contenido de la orden ministerial que las regula en todas las federaciones, tanto por la fecha como por la representatividad de estamentos en la Asamblea y por el procedimiento de la moción de censura.

Las elecciones, que debían haber sido antes de los Juegos de Río 2016, fueron el 22 de mayo de este año. El CSD no aprobó el reglamento electoral hasta el 30 de enero y hasta entonces el proceso no se puso en marcha.

Después de las votaciones para elegir a los miembros de la Asamblea General en abril, Jorge Pérez, exsecretario general que optaba a la presidencia como rival de Villar, denunció irregularidades en el voto por correo que no fueron estimadas por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

Pérez renunció entonces a presentarse y Villar fue reelegido para su octavo mandato con 112 votos a favor, 6 nulos y 11 en blanco.

Apenas dos meses después, el 18 de julio, Villar fue detenido como presunto implicado en la "Operación Soule" que instruye la Audiencia Nacional, acusado de delitos de presunta administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

Tras su detención, la Comisión Directiva del CSD le suspendió temporalmente durante un año como presidente el pasado 25 de julio. Su cargo al frente de la RFEF lo ocupó el tesorero Juan Luis Larrea.

Con los datos desvelados en el sumario de la Operación Soule, el presidente del CSD, José Ramón Lete, pidió al TAD que revisara su anterior decisión de no apreciar posibles irregularidades en las elecciones y éste lo estimó. También consideró que deberían repetirse, aunque solicitó el dictamen del Consejo de Estado que aún no se ha pronunciado.

En este escenario Luis Rubiales, presidente de AFE durante los últimos siete años, promovió una moción de censura contra Ángel Villar, respaldado por 57 avales que inicialmente debe votarse el próximo 16 de enero.

Villar, que durante los días que permaneció en prisión en julio dimitió de los cargos que ocupaba en UEFA y FIFA, pero no de la presidencia de la RFEF, ha solicitado a la Comisión Electoral que no se lleve a cabo la moción y ha recurrido su suspensión a la justicia ordinaria. Esta ha rechazado la medida cautelar contra la misma.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias