Lunes 10/12/2018.

| Fútbol

Fútbol

Diego Costa, picante para un derbi madrileño insulso

El delantero hispano-brasileño del Atlético de Madrid Diego Costa volverá a enfrentarse este domingo al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, cuatro años después de su última visita, para ponerle el picante a un derbi madrileño que se antoja algo insulso en lo competitivo.
  • Diego Costa, picante para un derbi madrileño insulso EFE

El delantero hispano-brasileño del Atlético de Madrid Diego Costa volverá a enfrentarse este domingo al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, cuatro años después de su última visita, para ponerle el picante a un derbi madrileño que se antoja algo insulso en lo competitivo.

Costa vuelve al Bernabéu. El mismo escenario en el que hace casi cinco años (el 17 de mayo de 2013) se proclamó con el conjunto rojiblanco campeón de la Copa del Rey, en una final en la que empató el tanto inicial del portugués Cristiano Ronaldo en la primera parte y que terminaron llevándose los rojiblancos gracias a un cabezazo del central brasileño Joao Miranda.

En su regreso al Atlético después de tres años en el Chelsea inglés, en septiembre primero sin poder ser inscrito por la sanción de la FIFA al club madrileño, y a partir de enero cuando ya pudo ser inscrito y disputar partidos, todavía no se había cruzado con el eterno rival de la capital.

Lo hace en un derbi algo descafeinado en comparación a los últimos años -Real Madrid y Atlético han disputado en el último lustro tres finales, dos semifinales, unos cuartos y unos octavos de final-, pero relevante si los rojiblancos quieren conservar su ventaja en la segunda plaza de LaLiga Santander, en la que aventajan al eterno rival en cuatro puntos.

Tras su retorno, el delantero de Lagarto (Brasil) acumula seis goles en dieciséis partidos con la camiseta rojiblanca: tres goles en once duelos en LaLiga, dos dianas en tres partidos en la Copa del Rey y otro gol en dos duelos de la Liga Europa, además de cinco asistencias en total.

Retomó Costa con ganas su historial goleador con el Atlético, con un tanto nada más 'redebutar' en Lérida en la Copa del Rey, y otro en su reestreno en LaLiga contra el Getafe, en un partido que quedó empañado instantes después cuando vio la segunda amarilla por abrazarse al público para celebrarlo, en contra del reglamento.

No obstante, su mes de marzo ha sido algo más gris, con un solo tanto en cuatro encuentros, aunque añadió un gol significativo en su retorno a una lista de la selección española, el que abrió la goleada por 6-1 ante Argentina en el Wanda Metropolitano, y que le mantiene en la pelea por estar en la convocatoria del Mundial.

En todo caso, en ninguno de esos partidos ha perdido sus señas de identidad: la lucha y la pelea con los defensores rivales, el remate cuando ha contado con oportunidades, y también la pasión en ocasiones excesiva que le lleva a protestar cada acción al árbitro y que le ha acarreado recibir siete tarjetas en dieciséis duelos.

Dice su entrenador, el argentino Diego Pablo Simeone, que lo ve en su mejor momento desde que regresó al Atlético. Así lo aseguró este jueves tras el duelo contra el Sporting de Lisboa portugués, cuando le definió como "un animal".

"Corrió, trazó diagonales, participó en los dos goles, tuvo regularidad en todo el partido. Hizo el mejor partido desde que ha vuelto al Atlético", enfatizó Simeone.

El jueves en el Wanda Metropolitano Costa fue capital en el veloz tanto inicial de su compañero 'Koke' Resurrección en los primeros 22 segundos del encuentro, ya que fue él quien aprovechó el flojo pase del uruguayo Sebastián Coates para robar y asistir para el 1-0 rojiblanco

El mismo Costa salió sonriente tras el partido, bromeó con la prensa y se puso más serio para decir que la eliminatoria no estaba solventada pese al 2-0 favorable.

También dejó claro que los golpes recibidos durante el encuentro no le iban a impedir estar en la cita del Bernabéu, siempre y cuando Simeone considere alinearle. "Estoy muy bien", manifestó.

En el estadio de la Avenida de Concha Espina fue temible Diego Costa durante sus últimas dos temporadas de su anterior etapa en el Atlético, las de su despegue definitivo con el club rojiblanco. Sus actuaciones en el coliseo blanco nunca dejaron indiferentes a la hinchada ni a los centrales madridistas.

No obstante, su último recuerdo de ese campo no es muy positivo: fue el 3-0 que el Real Madrid les endosó en las semifinales de la Copa del Rey de 2014, un 5 de febrero. Un gol del central portugués Pepe -con quien Costa se las tuvo tiesas durante todo el encuentro-, otro de Jesé y otro del argentino Ángel Di María dejaron casi sentenciado el pase a la final y una venganza tras la final perdida.

En el anterior antecedente, en la primera vuelta de la misma temporada, un 28 de septiembre de 2013, las tornas fueron bien distintas, con una victoria por 0-1 gracias a un gol de Costa a los 11 minutos de juego, en un partido en el que tuvo roces de todos los colores con el portero Diego López, con Álvaro Arbeloa o con Pepe. Sería el preludio de un Atlético campeón de Liga.

Dejando aparte el triunfo por 1-2 en la final de la Copa del Rey de 2013 en el coliseo blanco, sus anteriores visitas al Bernabéu se saldaron con derrotas: de rojiblanco en 2012 y 2010 (ambas por 2-0), y defendiendo los colores del Valladolid en 2009 (4-2).

Aunque ninguna derrota en el Bernabéu habrá sido más dolorosa para Costa que la del derbi madrileño de Lisboa, en la final de la Liga de Campeones de 2014 en la que sus problemas en un bíceps femoral solo le dejaron participar nueve minutos, y en la que su equipo cayó en la prórroga por 4-1 después de ir ganando una hora.

El domingo, Diego Costa volverá a verse con los centrales madridistas, Sergio Ramos y el francés Raphael Varane o Jesús Vallejo. El duelo augura chispas, como todo lo que roza el '18' rojiblanco. El punto de picante para que el derbi madrileño siga siendo un plato sabroso sobre el tapete del Bernabéu.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias