Jueves 06/12/2018.

| Fútbol

Fútbol

Brasil entrena en el estadio de la final del Mundial de Rusia

La selección de Brasil se entrenó este jueves en el estadio Luzhnikí, que acogerá el partido inaugural y la final del Mundial de Rusia, con los Madridistas Marcelo y Casemiro y los barcelonistas Coutinho y Paulinho de titulares.
  • Foto 1 de Brasil entrena en el estadio de la final del Mundial de Rusia EFE
  • Brasil entrena en el estadio de la final del Mundial de Rusia EFE

La selección de Brasil se entrenó este jueves en el estadio Luzhnikí, que acogerá el partido inaugural y la final del Mundial de Rusia, con los Madridistas Marcelo y Casemiro y los barcelonistas Coutinho y Paulinho de titulares.

Con unas temperaturas agradables que rondaron los cero grados, los futbolistas de la canarinha se ejercitaron sin Marquinhos, que arrastra molestias musculares y no será de la partida mañana, viernes, ante Rusia.

Un sonriente Marcelo, que no llevaba gorro, pero sí bufanda y medias térmicas, fue uno de los primeros jugadores en saltar al campo para un entrenamiento que comenzó con media hora de retraso.

Coutinho, que tendrá que asumir la responsabilidad ofensiva del equipo ante la ausencia de Neymar, también entrenó sin gorro, mientras Casemiro, al igual que Thiago Silva y Dani Alves, optaron por cubrirse la cabellera.

Después de unos divertidos juegos por parejas, el teórico equipo titular participó un intenso ejercicio defensivo en el que los zagueros debían despejar el balón y salir rápido al contraataque para sorprender al rival.

Los centrales despejaban el balón, que le llegaba a uno de los laterales, que lo trasladaban a Coutinho, el encargado de lanzar el contraataque, cuya finalización correspondía a Gabriel Jesús.

El seleccionador brasileño, Adenor Leonardo Bachi 'Tite', no dejaba de dar indicaciones a sus futbolistas desde el centro del campo.

En principio, los titulares mañana serán Alisson; Alves, Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Casemiro, Paulinho, William, Douglas Costa; Coutinho y Gabriel Jesús.

El portero del Roma, que tuvo una magnífica actuación contra el Shakhtar en los octavos de final de la Liga de Campeones, llevará por primera vez el brazalete de capitán.

Brasil, que llegó el domingo a Moscú, reconoció que eligió a Rusia como contrincante por el hecho de que el equipo anfitrión suele jugar con tres defensas centrales.

El problema es que con las lesiones de dos de sus defensas titulares, el seleccionador ruso, Stanislav Cherchésov, podría verse obligado a jugar únicamente con dos centrales.

La "verdeamarela" jugará mañana, viernes, contra los rusos a las 19.00 hora local (16.00 GMT) en el Luzhnikí, que acogerá el 14 de junio el partido inaugural y el 15 de julio la gran final del torneo.

El Luzhnikí, que tiene capacidad para más de 80.000 espectadores, fue renovado especialmente para el Mundial de fútbol, manteniendo la histórica fachada del viejo estadio Lenin.

Posteriormente, los brasileños viajarán a Alemania a jugar el martes contra la campeona mundial, en el primer duelo entre ambos desde el famoso 7-1 de las semifinales del Mundial de 2014, la mayor humillación de la historia de la "Verdeamarela".

El coordinador técnico de la Federación Brasileña de Fútbol, Edu Gaspar, adelantó ayer en la capital rusa que Brasil jugará dos amistosos antes del Mundial: el 3 de junio ante Croacia y el 10 de junio contra Austria.

Brasil debutará en el Mundial de Rusia el 17 de junio ante Suiza en Rostov del Don.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias