Viernes 15/12/2017.

| Fútbol

Fútbol

El Atlético completa el fichaje de Diego Costa

El Atlético de Madrid completó este martes el fichaje del delantero hispano-brasileño Diego Costa, procedente del Chelsea, del que vuelve tres cursos después al club rojiblanco, con el que ha firmado su nuevo contrato, después de que ambas entidades hayan acordado "las condiciones para la transferencia".
  • El Atlético completa el fichaje de Diego Costa EFE

El Atlético de Madrid completó este martes el fichaje del delantero hispano-brasileño Diego Costa, procedente del Chelsea, del que vuelve tres cursos después al club rojiblanco, con el que ha firmado su nuevo contrato, después de que ambas entidades hayan acordado "las condiciones para la transferencia".

El atacante, cuya duración del contrato no ha sido especificada por el club, aunque la fórmula, según pudo saber EFE, es una cesión hasta final de temporada con opción de compra al final de la misma por tres años, lucirá el dorsal 18 y comenzará este mismo miércoles sus entrenamientos con el Atlético de Madrid, aunque no podrá entrar en competición hasta el próximo mes de enero de 2018.

Hasta entonces, debido a la sanción de la FIFA que prohíbe inscribir nuevos jugadores al conjunto madrileño durante dos periodos de fichajes -los dos ya cumplidos, el pasado enero y este verano-, Diego Costa se ejercitará con el Atlético a las órdenes del argentino Diego Simeone hasta que pueda ser inscrito.

Sobre las 21.00 horas, la página web de la entidad madrileña anunció su incorporación, después de la revisión médica que pasó el viernes y sábado pasados y de la formalización de su contrato.

Es el regreso de un delantero clave en la conquista de la última Liga del Atlético, en 2013-14, y anhelado por el técnico Diego Simeone desde hace más de un año. El pasado verano fue objetivo del Atlético, pero no pudo ficharlo.

Un año después ha sido posible, porque el italiano Antonio Conte, técnico del Chelsea, no contaba con el atacante para el nuevo curso -así se lo hizo saber vía mensaje de móvil al poco de terminar la pasada temporada- y por el deseo del ariete de volver al equipo rojiblanco, aunque no pueda ser inscrito hasta enero de 2018.

Diego Costa, por el que el Chelsea pagó al Atlético los 38 millones de euros de su cláusula de rescisión el 1 de julio de 2014, ha jugado en el club londinense en las últimas tres temporadas, en las que disputó 120 encuentros oficiales, marcó 59 goles, dio 19 asistencias a sus compañeros y logró dos 'Premier League'.

Ahí llegó por su deslumbrante temporada 2013-14 con el Atlético. Aquella campaña, la última hasta su regreso ahora al club, ganó la Liga, fue finalista de la Liga de Campeones y fue el líder ofensivo del equipo, con 36 tantos en 51 encuentros: 27 en 35 duelos de Liga; ocho en nueve choques europeos; y uno en cinco partidos de la Copa.

Un año impactante que aún sigue en la memoria de los aficionados del equipo rojiblanco, con el que también ha ganado una Copa del Rey, en 2013 al Real Madrid con uno de los dos goles suyo, y una Supercopa de Europa, en agosto de 2012 precisamente al Chelsea, aunque su viaje hacia la titularidad en el Atlético fue largo.

La temporada 2012-13, ya con el argentino Diego Simeone al mando del Atlético, fue la explosión en Europa del delantero, que pasó de suplente a titular indiscutible y que terminó el año, además de con el trofeo de Copa en el Santiago Bernabéu, con un buen volumen de goles, 21 en 44 encuentros, y con un papel principal en el equipo.

El delantero se lo ganó a golpe de goles, carreras, potencia, regates y entrega. Y lo hizo cinco años después de su fichaje por el Atlético, cuando tenía 18 y jugaba en la Liga portuguesa.

Tardó tres años y medio en jugar su primer partido oficial con el conjunto rojiblanco, hasta 2010-11, porque los primeros tres años fue cedido al Celta (2007-08) y al Albacete (2008-09) y traspasado en 2009-10 al Valladolid, del que fue recomprado para el siguiente ejercicio.

En el verano de 2010 regresó a la plantilla del Atlético con un futuro incierto, pero salió ganador del debate en el club sobre la elección para la última plaza de extra-comunitario de la plantilla entre él y el argentino Eduardo Salvio, que fue cedido al Benfica. Aquella campaña, con Quique Sánchez Flores como técnico, jugó ya 39 choques, 19 de ellos en el once, y logró siete goles de rojiblanco.

Al verano siguiente, una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla frenó de nuevo su progresión. Estuvo seis meses de baja. Aquel enero fue cedido al Rayo Vallecano, jugó 16 encuentros, acumuló diez goles y tomó el impulso definitivo para triunfar en el Atlético de Simeone, con el que se reencuentra tres años después.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias