Diario de una periodista con agujetas: cambiar de vida en 7 días

  • Reto 21 días - Objetivo de fat a fit

    Reto 21 días - Objetivo de fat a fit

    Ha pasado una semana, siete días, ciento sesenta y ocho horas de reto y aquí sigo. Sigo, que no es poco. Porque a veces cuando flaquean las fuerzas lo hace también la mente y debes recurrir a un arsenal de frases de autoayuda al más puro estilo Mr. Wonderful para no sucumbir ante las grasas trans.  “Piensa que puedes y podrás”, y rechazaba picotear una de las patatas fritas que acompañaban a mi botella de agua mineral.  “Todo parece imposible hasta que se hace” y aliñaba mi ensalada con vinagre pero sin aceite ni sal.

    Comencé el reto el sábado 19, pero no fue hasta dos días después cuando realmente noté las consecuencias de mi esfuerzo. Y no, no hablo de resultados, aún rozaba el sobrepeso, mantenía un índice de grasa corporal por encima de lo saludable y mis blandurrias carnes se pavoneaban orgullosas en brazos, piernas, abdomen y glúteos. Lo que cambió mi vida apenas 48 horas después de arrancar el reto fueron las agujetas.

    Vivir sin agujetas está infravalorado. Cuando te cuesta enjabonarte el pelo, levantarte de la taza del váter, sujetar la puerta del portal y, por supuesto, subir y bajar escaleras ahí sí aprecias lo bonita y cómoda que era tu vida. He tenido agujetas en músculos que no sabía que existían y he lidiado con ellas con resignación. No queda otra.

     

    (Si quieres ver los retos diarios que he realizado esta semana pasa a la siguiente imagen)


Reto 21 días - Objetivo de fat a fit

Ha pasado una semana, siete días, ciento sesenta y ocho horas de reto y aquí sigo. Sigo, que no es poco. Porque a veces cuando flaquean las fuerzas lo hace también la mente y debes recurrir a un arsenal de frases de autoayuda al más puro estilo Mr. Wonderful para no sucumbir ante las grasas trans.  “Piensa que puedes y podrás”, y rechazaba picotear una de las patatas fritas que acompañaban a mi botella de agua mineral.  “Todo parece imposible hasta que se hace” y aliñaba mi ensalada con vinagre pero sin aceite ni sal.

Comencé el reto el sábado 19, pero no fue hasta dos días después cuando realmente noté las consecuencias de mi esfuerzo. Y no, no hablo de resultados, aún rozaba el sobrepeso, mantenía un índice de grasa corporal por encima de lo saludable y mis blandurrias carnes se pavoneaban orgullosas en brazos, piernas, abdomen y glúteos. Lo que cambió mi vida apenas 48 horas después de arrancar el reto fueron las agujetas.

Vivir sin agujetas está infravalorado. Cuando te cuesta enjabonarte el pelo, levantarte de la taza del váter, sujetar la puerta del portal y, por supuesto, subir y bajar escaleras ahí sí aprecias lo bonita y cómoda que era tu vida. He tenido agujetas en músculos que no sabía que existían y he lidiado con ellas con resignación. No queda otra.

 

(Si quieres ver los retos diarios que he realizado esta semana pasa a la siguiente imagen)


Kit Buenos Días

Junio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30