Miércoles 08/11/2017.

| Ciclismo

Ciclismo

La anhelada Vuelta a España de Chris Froome

  • La anhelada Vuelta de Froome EFE

El británico Chris Froome (SKY) saldará este domingo en Madrid una deuda pendiente con la Vuelta a España, que entrará por primera vez en su palmarés, después de tres segundos puestos (2011, 2014 y 2016), un abandono en 2015 y el control casi de principio a fin de la general en 2017.

Desde la tercera etapa, la primera de montaña, los 158,5 kilómetros que unieron Prades y Andorra La Vella, cuando su ataque demostró que, por mucho que hubiera ganado el Tour de Francia un mes antes, quería su Vuelta, o desde las aceleraciones rotundas en Alcossebre, en Xorret del Catí, en la Cumbre del Sol...

Y hasta este sábado en el temible e impresionante Alto de L'Angliru, en el que ganó Alberto Contador y en el que Froome y su equipo nunca temieron por el maillot rojo de la general, y hasta este domingo en las calles de Madrid, el homenaje al ganador.

De principio a fin

Líder 19 de las 21 etapas, incluida este domingo, todas menos las dos primeras jornadas -una contrarreloj por equipos y una llana-, vencedor del día en dos ocasiones en la actual edición, la última en la crono del pasado martes en Logroño, es un triunfo que tuvo más discusión sobre el asfalto que efecto en la clasificación general.

Porque Froome, con ventajas que no han bajado de los 59 segundos desde la undécima etapa, ha sufrido por momentos. En la duodécima, por ejemplo, cuando padeció dos caídas en la bajada hacia la meta en Antequera y perdió entonces 42 segundos con Contador y 20 con Vincenzo Nibali; los dos corredores, sobre todo el primero, que más pusieron a prueba con sus ataques la firmeza de líder del Sky.

Y en las durísimas e impactantes rampas del Alto de Los Machucos, cuando primero el madrileño y después el italiano sometieron al corredor británico a un ejercicio de supervivencia que completó agarrado a la rueda de Mikel Nieve. "Si soy sincero, me gustaría no volver a ver nunca Los Machucos", dijo después Froome, que descubrió algún síntoma de debilidad de los que se recompuso de inmediato.

Superado ese momento, sólido y sin riesgos este sábado en el Alto de L'Angliru, siempre competitivo, potente y, sobre todo, con una ambición incontenible, ya tiene su anhelada Vuelta, que quedará culminada este domingo en Madrid desde la cima del podio que ya había pisado tres veces, pero un escalón más abajo.

La Vuelta se resitía

El pasado año le superó el colombiano Nairo Quintana, en 2016, del que finalizó a un minuto y 23 segundos después de ganar dos etapas y liderar la carrera otras tantas jornadas; hace dos fue Alberto Contador por un minuto y 10 segundos y hace seis (2011), en su primera participación, le venció Juan José Cobo por 13 segundos.

Desde aquel momento, desde que estrenó el maillot rojo el 29 de agosto de 2011 con una segunda posición en la contrarreloj por las calles de Salamanca que se adjudicó Tony Martin, ha perseguido casi sin pausa el triunfo final en la ronda española, mientras sumaba sus cuatro Tours de Francia y ambicionaba una Vuelta que ya es suya.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias