Martes 06/12/2016.

| Ciclismo

Ciclismo

Thor Hushovd vence en la decimotercera etapa del Tour, Voeckler resiste de amarillo

El noruego Thor Hushovd (Garmin Cervélo) sacó a relucir el maillot arco iris de campeón del mundo imponiéndose en solitario en la decimotercera etapa del Tour de Francia, disputada entre Pau y Lourdes, de 152,5 kilómetros, en una segunda jornada pirenaica en la que el francés Thomas Voeckler se mantuvo como líder y los favoritos mantuvieron las distancias.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Thor Hushovd vence en la decimotercera etapa del Tour, Voeckler resiste de amarillo Thor Hushovd vence en la decimotercera etapa del Tour, Voeckler resiste de amarillo

El noruego Thor Hushovd (Garmin Cervélo) sacó a relucir el maillot arco iris de campeón del mundo imponiéndose en solitario en la decimotercera etapa del Tour de Francia, disputada entre Pau y Lourdes, de 152,5 kilómetros, en una segunda jornada pirenaica en la que el francés Thomas Voeckler se mantuvo como líder y los favoritos mantuvieron las distancias.

Hushovd fue el último y exitoso superviviente de la escapada de 10 corredores que animaron el segundo acto del Tour en los Pirineos, que vivió el triunfo de etapa de un campeón mundial nueve años después de que lo lograra el español Oscar Freire en Sarrebruck (Alemania).

El ciclista nórdico, que ha vestido el maillot amarillo 7 días en la presente edición, ganó en una demostración de fuerza que le permitió a falta de 3 kilómetros de meta dejar la compañía del francés Moncoutié, alcanzar a Jeremy Roy, que marchaba escapado y levantar los brazos en la ciudad de Lourdes por novena vez en once participaciones.

Moncoutié y Roy, que entró llorando en meta, fueron las víctimas del gigante de Arendal, que marcó un tiempo de 3h.47.36, a una media de 40,2 kms/hora. "Ganar en solitario es algo anormal en mí, y hacerlo con el maillot de campeón mundial convierte esta victoria en la más bonita de mi vida", señaló.

El pelotón de los favoritos, comandado por José Joaquín Rojas (Movistar), cerró la jornada a 7.37 minutos. Sin cambios en la general, en la que Voeckler se ha hecho fuerte y mantiene a Frank Schleck a 1.49 y a Cadel Evans a 2.06. Alberto Contador sigue séptimo, a cuatro minutos.

Pasó Contador por algunas dificultades hasta que encontró "la posición en la bicicleta", pero notó mejoría en su rodilla. La carrera llega este sábado a Plateau de Beille, donde en 2007 puso por primera vez su nombre entre los ganadores, y el madrileño anunció batalla.

Sus rivales directos no aprovecharon la debilidad que evidenció camino de Luz Ardiden para tratar de aumentar las diferencias, no hurgaron en sus heridas en el ascenso al Aubisque (16 kms al 7,1 por ciento), el único escenario idóneo del recorrido.

Hubo pacto de no agresión y los favoritos se tomaron el día con calma, situación ideal para el Europcar del líder Thomas Voeckler, que dirigió las operaciones camino de la cima del Aubisque. Ni el Leopard de los Schleck, ni el BMC de Evans ni el Liquigas de Basso trataron de probar de nuevo a Contador. La cita se fijó para el sábado en la cima de Plateau de Beille, donde según la historia, los ganadores de etapa, Pantani (1998), Armstrong (2002 y 2004) y Contador (2007) luego se ponen el maillot amarillo en París.

Pasado el kilómetro 58 se formó la escapada buena, la definitiva. Se metieron en ella Boasson Hagen, Moncoutie, Hushovd, Petachi, Gusev, Pineau, Bak, Roy, Fofonov, Tjalingi. El pelotón, sin representantes de los equipos de los favoritos, dejó hacer.

En el ascenso al Aubisque, de categoría especial, se hizo la selección. El francés Jeremy Roy atacó y coronó en solitario con 55 segundos sobre su compatriota Moncoutié y 2.05 sobre Hushovd. El grupo mostró sus intenciones con un retraso de 8 minutos.

Roy se tiró en busca de la meta, aún a 43 kilómetros, perseguido por el dúo noruego-francés. Malos augurios para el ciclista de La Francaise, aunque aún esperaba un milagro en Lourdes. Al final el detalle divino fue el hecho de vestirse con el maillot a puntos de la montaña.

Pero el campeón del mundo, que rodaba a roda máquina, decidió cambiar de ritmo en a 3000 metros de la pancarta. Dejó plantado a Moncoutié y pasó a Roy como una exhalación. Acabó con la maldición del maillot arco iris, por clase y fuerza, no de milagro.

Hushovd, formado como esquiador de fondo antes de decantarse por la bicicleta, firmó su segunda victoria de la temporada y la segunda noruega en la presente edición, tras la lograda por su sucesor Edvald Boasson Hagen. Un paso más hacia su objetivo de conseguir el tercer maillot verde del Tour, ahora en poder del británico Mark Cavendish.

La decimocuarta etapa se disputará entre Saint Gaudens y la cima de Plateau de Beille, con un recorrido de 168,5 kilómetros.

Carlos de Torres

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario