Martes 06/12/2016.

| Ciclismo

AMP.- Ciclismo/Tour

Ciclismo

'Samu' y el Euskaltel vuelven a brillar en Luz Ardiden una década después

Contador cedió segundos con los favoritos en la primera etapa de gran montaña, marcada por la estrategia
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El ciclista asturiano Samuel Sánchez, del Euskaltel-Euskadi, logró este jueves la segunda victoria española en el Tour de Francia 2011 tras imponerse en la duodécima etapa en el primer gran final en alto, en Luz Ardiden, escenario ya conocido por la formación naranja y donde Alberto Contador (Saxo Bank-Sungard) cedió al final con el resto de favoritos.

En 2001, otro escalador nato del equipo de Miguel Madariaga, Roberto Laiseka, consiguió el primer triunfo del equipo 'naranja' en el Tour en la cima pirenaica, y 'Samu' tenía marcada en rojo esta subida, que hace siete años le fue esquiva a Iban Mayo por la voracidad de Lance Armstrong.

De este modo, el campeón olímpico unió su nombre de vencedores en Luz Ardiden, además del de a Laiseka, a los de sus compatriotas Pedro Delgado (1985), Laudelino 'Lale' Cubino (1988) y Miguel Indurain (1990). Todo gracias a un tempranero ataque en las primeras rampas del puerto de categoría especial, a la buena colaboración con el belga Jelle Vanendert (Omega Pharma-Lotto) y por el exhaustivo marcaje entre los favoritos.

Entre estos, sobresalen ya los primeros seis nombres a tener en cuenta, ninguno de ellos sorprendente: el australiano Cadel Evans (BMC), los hermanos Schleck (Leopard-Trek), con Frank como pieza más activa, los italianos Damiano Cunego (Lampre) e Ivan Basso (Liquigas), y Alberto Contador, que pasó apuros al final cediendo segundos valiosos y que optó por repartir más la responsabilidad.

Y es que la primera esperada 'batalla' no hizo prácticamente acto de presencia, y de ello se vio favorecido el francés Thomas Voeckler (Europcar), que mantuvo un día más y sin excesivos problemas su deseada prenda.

Como estaba previsto, el guión de la etapa fue el previsto. Una escapada inicial, con Rubén Pérez (Euskaltel) y José Iván Gutiérrez (Movistar Team), como protagonistas españoles, y responsabilidad para el equipo del líder de intentar abortarla.

Los fugados fueron superando los kilómetros e incluso pudieron coronar el Tourmalet con cierta ventaja. El 'coloso' de los Pirineos no fue juez como el año pasado y el francés Jerome Roy (FDJ) y el británico Thomas Geraint (Sky) lo coronaron por delante, aunque se atisbó algo de ambición en el Leopard-Trek que tomó el mando de las operaciones. Contador también estaba arropado en esos momentos por su equipo a la espera de la subida final en Luz Ardiden donde comprobaría el estado de su rodilla y su frescura tras el Giro.

SAMUEL SÁNCHEZ ATACA PRONTO, LOS FAVORITOS AL FINAL

Fue en las primera rampas de la subida final cuando el Euskaltel-Euskadi movió ficha y tuvo éxito porque el grupo de aspirante dejó obrar a Samuel Sánchez, que se quedó junto a Vanendert, con el que empezó a superar rivales hasta quedarse solos.

Mientras el asturiano y su compañero se afanaban por coger ventaja lo antes posible, por detrás el ritmo era tranquilo e incluso Voeckler, no muy habituado a estar en esas posiciones, marchaba con tranquilidad e incluso con un 'escudero' por si había problemas.

El Liquigas pasó a la acción con el polaco Sylvester Szmyd, encargado de hacer la primera selección y de mantener 'a tiro' a los fugados, que colaboraban con generosidad, pero que no llegaban a coger más de un minuto.

A falta de tres kilómetros, empezaron los movimientos de los favoritos. El primero fue Frank Schleck, cuyos escarceos recibieron la respuesta de Contador, más preocupado del otro hermano, y sin nadie queriendo tomar la responsabilidad. Así, al ataque duro del mayor de los Schleck, el pinteño decidió no prestarle atención para ver si alguien lo hacía.

Evans salió entonces de su papel de vigilante y tensó la cuerda, logrando por fin descolgar a un Voeckler, sabedor ya de que su 'maillot' amarillo estaba a salvo, mientras que por delante 'Samu' y Vanendert veían acercarse peligrosamente a Frank Schleck.

De todos modos, ambos tuvieron aún fuerzas para acelerar entonces y jugarse la victoria. El asturiano demostró su mayor fortaleza y se deshizo con facilidad del corredor del Omega Pharma-Lotto para saborear su primer gran éxito en el Tour, que le sirvió para desquitarse de lo sucedido en 2010 cuando fue superado por Andy Schleck en la línea de meta de Morzine-Avoriaz, y para dar el segundo triunfo al ciclismo nacional tras el de Luis León Sánchez (Rabobank), que no pudo estar en la pelea y perdió su posición de privilegio.

Por detrás, Contador perdió el 'tren' de los favoritos en los metros finales y perdió 13 segundos, aunque en la meta no se mostró excesivamente preocupado y con el deseo de que los días le permitan recuperar su mejor versión. Voeckler manda con 1:49 sobre el mayor de los Schleck, y el triple campeón del Tour está a 4:00 del francés y a casi dos minutos de Evans y Andy Schleck.

Mañana se disputa la decimotercera etapa, entre Pau y Lourdes, de 152,5 kilómetros y con la subida a la Cote du Cuqueron, de tercera, la de Belair, de cuarta, y, sobre todo, el Col d'Aubisque, de categoría especial, 16,4 kilómetros al 7,1 por ciento, pero cuya cumbre está a más de 40 kilómetros de la meta.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario