Sábado 10/12/2016.

| Ciclismo

Ciclismo

Rui Costa se lleva el estreno de la montaña

El ciclista portugués Rui Costa (Movistar Team) se impuso en la octava etapa del Tour de Francia 2011, disputada este sábado entre las localidades de Aigurande y Super-Besse Sancy, sobre 189 kilómetros, mientras que el noruego Thor Hushovd (Garmin-Cervélo) sigue como líder de la prueba.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El conjunto español se ha adjudicado este domingo su primera victoria en el Tour gracias a la gran labor del corredor luso, que se ha mantenido en la cabeza de carrera desde el principio de la etapa y que se ha impuesto por delante del kazajo Alexandre Vinokourov (Astana).

El asturiano Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi) ha logrado finalizar en cuarta posición y el madrileño Alberto Contador (Saxo Bank) fue octavo después de arriesgar en los últimos kilómetros ante la férrea oposición de Andy Schleck (Leopard).

Los 190 corredores, que tenían su primer contacto con la montaña, se dispusieron a tomar la salida en Aigurande, cuando saltó la primera sorpresa: el estadounidense Chris Horner (Radioshack) no formaba parte del pelotón y anunciaba su retirada a causa de la fractura de nariz que se produjo el viernes en una caída antes de la llegada a Châteauroux.

En una etapa con llano en los primeros cincuenta kilómetros, el ciclista portugués del Movistar lideró el grupo de nueve escapados ya desde el comienzo. El navarro Xabier Zandio (Sky), Christophe Riblon (Ag2r), Addy Engels (Quick Step), Julien El Fares (Cofidis), Romain Zingle (Cofidis), Tejay Van Garderen (HTC), Cyril Gautier (Team Europcar) y Alexander Kolobnev (Katusha) formaron la cabeza de carrera, que rodaría junta hasta casi el final de la etapa.

Por detrás, el BMC, el equipo del australiano Cadel Evans, continuaba tirando del pelotón, ya muy distanciado del grupo de cabeza, a más de cinco minutos cuando se rodaba por el kilómetro 78. El conjunto estadounidense no quería desaprovechar la oportunidad de hacer que su jefe de filas, que partía con un segundo de desventaja respecto al noruego Thor Hushovd (Garmin-Cervélo), se enfundase el maillot amarillo.

A medida que los corredores fueron ascendiendo, la lluvia hizo su aparición por primera vez durante la jornada. Sin embargo, esto no impidió que el ritmo del pelotón se mantuviese a un nivel muy alto, con los ciclistas marchando a una velocidad superior a los 48 kilómetros/hora durante la primera hora y media de carrera.

Fue al afrontar el ascenso más exigente de la jornada, la Col de la Croix Saint-Robert --con 6,2 kilómetros de subida y un desnivel medio del 6,2%--, a 30 kilómetros de meta, cuando los escapados empezaron a resentirse; Riblon y Zandio no pudieron mantener el ritmo, mientras que los rezagados en el llano se fueron despertando.

Rui Costa cambió el ritmo y sólo Van Garderen pudo seguirle, con Gautier sufriendo a poca distancia. Por detrás, Paolo Tiralongo (Astana) y el vizcaíno Amets Txurruka (Euskaltel-Euskadi) apuraban sus opciones, mientras Johnny Hoogerland (Vacansoleil), con el hispano-argentino Juan Antonio Flecha (Sky) a la rueda, intentaban acercarse.

La sorpresa saltaba desde atrás. El kazajo Alexandre Vinokourov (Astana) se adelantaba al pelotón echando el resto en el descenso, pero el BMC y el Garmin-Cervélo, tras el desconcierto inicial, se pusieron a trabajar para luchar por la posición de privilegio en la general.

El viento hizo acto de presencia para dificultar un poco más la etapa. Sólo faltaban trece kilómetros para el final cuando Riblon y Gautier lograron alcanzar a Rui Costa y Van Garderen entre la intensa lluvia. El grupo perseguidor rodaba a sólo treinta segundos de distancia, con Vinokourov a la cabeza apoyado por su compañero Tiralongo.

Cuando ascendía el último pico, Rui Costa se quedó el solitario y sólo Vinokourov le fue a la zaga. El portugués dosificó sus fuerzas y finalmente se impuso en la cima del Super-Besse.

Pero la lucha seguía por atrás; Contador lanzaba el ataque a falta de un kilómetro, pero Andy Schleck le cerró el paso una y otra vez mientras Cadel Evans aprovechaba la ayuda del luxemburgués. Thor Hushovd podrá seguir luciendo el amarillo por séptima etapa consecutiva mañana.

Además, el ciclista murciano José Joaquín Rojas (Movistar Team) no ha podido conservar el maillot verde de la regularidad, que ha pasado a manos del belga Philippe Gilbert (Omega).

Este domingo se disputará la novena etapa, que discurrirá entre las localidades de Issoire y Saint-Flour a través de 208 kilómetros. Se alternarán constantemente subidas y bajadas, con dos puertos de segunda categoría, el Pas de Peyrol y el puerto de Perthus.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario