Lunes 02/04/2018.

| Ciclismo

Ciclismo

Alaphilippe, ganador y primer líder, y Roglic golpean primero

El francés Julian Alaphilippe (Quick-Step), ganador y primer líder de la carrera, y el esloveno Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) golpearon primero este lunes en la primera etapa, Zarautz-Zarautz (162,1 kms.), y se perfilan como los grandes favoritos a la victoria final de la Itzulia 2018, la nueva denominación de la Vuelta al País Vasco.
  • Landa: "He salvado un día que pudo ser una catástrofe" EFE
  • Foto 2 de Alaphilippe, ganador y primer líder, y Roglic golpean primero EFE
  • Alaphilippe, ganador y primer líder, y Roglic golpean primero EFE

El francés Julian Alaphilippe (Quick-Step), ganador y primer líder de la carrera, y el esloveno Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) golpearon primero este lunes en la primera etapa, Zarautz-Zarautz (162,1 kms.), y se perfilan como los grandes favoritos a la victoria final de la Itzulia 2018, la nueva denominación de la Vuelta al País Vasco.

El francés y el esloveno dieron una auténtica exhibición en los últimos diez kilómetros, con la 'trampa' del Elkano de por medio. Un alto de segunda categoría con solo 2,1 kms. al 11 por ciento de porcentaje medio, pero con rampas de hasta el 20,5 en el primero de sus dos verticales escalones y del 19,3 en el segundo.

Sobre ese muro Roglic marcó el ritmo al principio y Alaphilippe lanzo después el durísimo ataque que solo siguió en un primer momento Nairo Quintana (Movistar) y destrozó al resto del pelotón.

Pero si hacia arriba los dos protagonistas del día impresionaron, cuesta abajo lo hicieron aún mejor. Sobre todo Alaphilippe, que dio al Quick-Strep su victoria número 22 en 2018 con una bajada alucinante, plena de ambición, velocidad y riesgo, en la que hasta a Roglic, el gran beneficiado del primer día, le costó cogerle rueda.

En la recta de meta también atacó el francés y el esloveno estuvo a punto de remontarle, pero no lo consiguió.

Por detrás, el pelotón fraccionado, el resto de favoritos entrando en pánico y el vizcaíno Pello Bilbao liderando un primer grupo con Quintana, que cedió ya subiendo ante el empuje de los dos primeros, y su compañero de equipo Mikel Landa, que salvó los muebles tras verse muy atrás desde el principio en Elkano.

Landa cerró un paquete de 12 corredores que entraron a 23 segundos y quedan ya a 33 del líder. Con la excepción de Bilbao, al que los 4 segundos de bonificación por ser tercero le dejan a 29.

Entre esas docena de primeros rezagados asimismo se encontraban los también españoles Enric Mas y Gorka Izagirre, cuarto y quinto, un segundo colombiano, Rigoberto Urán, y otro francés, Romain Bardet. Estos dos últimos, en principio, entre los grandes candidatos antes de empezar la prueba a la victoria final.

Ya sin opciones parece que se quedaron el otro Izagirre, Ion, que parecía el líder del Bahrein, junto al que entraron su compañero Vincenzo Nibali y Michael Woods. Los tres entraron a 51 segundos en la etapa y quedan a 1:01 en la General.

Antes de la exhibición y el golpe de mano de Alaphilippe y Roglic, marcó la etapa una escapada ya en el km.2 de cuatro de los 153 corredores que tomaron la salida.

El cuarteto lo componían tres corredores vizcaínos, los bilbaínos Ibai Salas (Burgos-BH) y Jonathan Lastra (Caja Rural) y el ermuarra Aitor González (Euskadi-Murias), junto con el eritreo Werkil Ghebreigzabhier (Dimension Data).

La fuga llegó a contar hasta cuatro minutos de ventaja y a ella se unieron en el km.83 el italiano Dario Cataldo (Astana) y el belga Thomas de Gendt (Lotto-Soudal).

La llegada del afamado dúo dio aire a una escapada a la que le había mermado la ventaja hasta menos de un minuto y, aunque al principio siguió bajando, después remontó y se acercó de nuevo a los tres minutos.

No obstante, la entrada en cabeza del pelotón de la mayoría de los equipos con candidatos al triunfo final acabó con la fuga en el km.136, a 26 de meta. Un poco antes había cedido Salas.

La segunda etapa llevará a los corredores desde Zarautz a Bermeo (Vizcaya) a través de 166,7 kms. con cuatro puertos puntuables. Dos de ello trampas de esas cortas, verticales y estrechas que acostumbra la Itzulia en los últimos años. Como la de este lunes de Elkano que destrozó la carrera.

La primera, el alto de Almika-Sollube: 4,2 kms. al 9,2 por ciento de desnivel y rampas de hasta el 17,1 en un tramo de 1.200 metros al 14,1, aunque todavía a 60 kms. de meta; la segunda, ya casi entrando a Bermeo, San Pelaio, 3,4 kms. al 8,3 y rampas al 19,1 en el inicio de una ascensión con la cima situada a 6 kms. de la llegada.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias