Sábado 10/12/2016.

| Baloncesto

Baloncesto

La de Mirotic, una generación dorada que apunta muy alto

Ramón Orosa
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

82-70. Mirotic y un gran trabajo colectivo dan el primer oro sub'20 a España La de Mirotic, una generación dorada que apunta muy alto

La generación de Nicola Mirotic, dorada ya para toda la vida tras su triunfo en el Europeo Sub'20 de Bilbao, está formada por un grupo de jugadores que apuntan muy alto después de mostrar un impresionante nivel durante los 9 partidos que han disputado de un torneo en el que han acabado invictos.

. Bases

Josep Franch (1991): Talento y autoridad. Posiblemente, el mejor base del campeonato, aunque no siempre lo ha dejado claro. Su actuación en la final le redime de días más grises. Para el recuerdo, sus impresionantes mates en penetración.

José Simeón (91): Entrega y determinación. Una máquina de sacar faltas de ataque y perfecto segundo base con rol casi equiparable al primero.

José Pozas (92): Físico e intensidad. Titular casi siempre para dar ritmo a la defensa y, por ende, al partido. Ha dirigido quizás más tiempo del esperado y ha anotado más de una canasta importante.

. Aleros

Carlos Sastre (91): Clase y anotación. Básico hasta la final, que perdió por un golpe de Gentile nada más empezar. En el top 10 de anotadores (16,3 pp), ha sido el segundo baluarte ofensivo español. Tirador por antonomasia, también ha dejado mates, en su caso en contraataques, en la retina.

Joan Tomás (92): Defensa y competitividad. Siempre ha aportado saliendo del banquillo. Si no hubiese apostado Orenga por dos bases de principio, probablemente titular. Clave en la defensa ante las estrellas exteriores rivales, en ataque también ha encontrado sus momentos.

Alex Barrera (92): Muñeca y atrevimiento. Tirador impenitente y mejor triplista del campeonato. Clave en la final ante la baja de Sastre.

Borja Arévalo (91): Implicación y trabajo. No demasiados minutos, pero bien aprovechados. Mantuvo el nivel del resto tras una problemática preparación.

Ala-pívot

Alberto Jodar (91): Tiro y versatilidad. De regreso tras años de lesiones, ha dejado claro que no ha perdido una cualidad impagable para un jugador de 2:03: el tiro. Pocas apariciones, pero muy aprovechadas. Empezó de '3' y ha acabado como compañero de Mirotic para abrir las defensas y dar espacio a su compañero.

Pivot

Nicola Mirotic (91): Anotador impenitente. La estrella del torneo. Le ha puesto en un aprieto a Sergio Scariolo. Ya mismo podría ser un arma temible en el Europeo absoluto de Lituania. El pívot total. Juega por dentro, por fuera, tira, rebotea, a veces tapona y siempre se implica. Un MVP a voces desde el primer día. Una joya para el presente y para el futuro.

Nacho Llovet (91): Fortaleza y rebote. Una lesión de tobillo le dejó sin preparación y una de rodilla casi le manda a casa antes de tiempo. Titular indiscutible para Orenga y dureza dentro de la zona.

Miguel Lorenzo (91): Condiciones a explotar. Irregular y a veces demasiado tímido. Ha tenido días de nada, pero también otros importantes. Con margen de progresión.

Chema Gil (91): Poderío y altruismo. Un poco parecido a Lorenzo, aportando aunque sin demasiada continuidad. La altura de ambos (2,06 y 2.07) y sus condiciones les dan margen para alcanzar un nivel que en Bilbao no han dado, quizás por la omnipresente presencia de Mirotic.

Entrenador

Juan Antonio Orenga: Control, conocimientos, trabajo y acierto. Posiblemente haya dado un gran salto en su carrera. De Bilbao sale con mucho prestigio y con una marca a valorar: ha sido campeón y ha acabado invicto. Su equipo ha hecho muchas cosas y ha logrado que, aunque no era fácil, el resto del plantel respondiese cuando faltaba Mirotic, que tampoco ha sido mucha veces.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario