Domingo 10/12/2017.

| Atletismo

Atletismo

Hassiba Boulmerka: "Los juegos de Barcelona 92 fueron los mejores"

Nacida en la ciudad de Constantina en 1968, Hassiba Boulmerka tenía un sueño que se hizo realidad en Barcelona 92.
  • Hassiba Boulmerka: "Los juegos de Barcelona 92 fueron los mejores" EFE

Nacida en la ciudad de Constantina en 1968, Hassiba Boulmerka tenía un sueño que se hizo realidad en Barcelona 92.

Aunque no partía como favorita -todas las miradas estaban puestas en la china Qu Yunxia, poseedora del récord del mundo de la especialidad hasta 2015- aquella épica noche su determinación la convirtió en la primera mujer árabe en tocar la gloria Olímpica al ganar la prueba reina del medio fondo.

Un cuarto de siglo después, recuerda aquellos Juegos como los más felices de su vida, se apena de la falta de progreso de las mujeres árabes en la sociedad y en el deporte y arremete con las misma fuerza contra los fanáticos que amenazaron su vida y le obligaron a abandonar su país, herido entonces por la guerra civil.

- ¿Cómo recuerda los JJOO de Barcelona 92? ¿Cómo fue su vida el tiempo que paso allí?

Creo que una carrera olímpica es algo muy, muy grande. Realicé una proeza extraordinaria porque ganar una medalla de oro no es fácil, es el fruto del trabajo de cuatro años consecutivos de perseverancia y mucho de sacrificio, de coraje.... Lograr la primera medalla de oro en la historia de mi país me dio un enormemente placer. También a todas las mujeres argelinas, al pueblo argelino en general, al mundo árabe y a África. Fue una victoria extraordinaria... me acuerdo de esa sensación como si fuera hoy y gracias a las Olimpiadas de Barcelona pude continuar con mi carrera y ganar posteriormente otros títulos. Barcelona 92 es para mí (aún) un recuerdo muy, muy grande que ha quedado marcado para toda la vida en mi memoria.

- ¿Cuál de todos los momentos es el que más dentro guarda?

Creo que la cosa más importante que queda en la memoria de un deportista o un atleta es el momento en que se clasifica para una final olímpica. Era una alegría extraordinaria, fueron para mí los mejores Juegos aunque participé en otros como Seúl 1988 y Atlanta 1996. Pero para mí los Juegos de Barcelona quedan como los mejores porque se celebraron en esta ciudad costera, y los ciudadanos que participaron en ellos como espectadores fueron muy buenos, había una bonita atmósfera con la música. También fue la primera participación del equipo de baloncesto de la NBA, lo que aportó también mucha alegría. Era un ambiente top hispánico.

- Si le digo que los resuma en una sola palabra ¿Cuál sería?

La fiesta.

- Hablando de fiestas, en Argelia se celebró su triunfo como una gran fiesta en un momento en el que el país se enfrentaba al extremismo islámico. ¿Cómo fue su experiencia durante este periodo en el que usted misma fue amenazada por los fanáticos?.

En verdad fue un periodo excepcional, ya que Argelia atravesaba momentos difíciles debido a la inestabilidad de la seguridad y la política, lo que favoreció el nacimiento de grupos armados extremistas. No "islamistas", porque el islam está al margen de eso. Por eso, prefiero decir que son fanáticos extremistas que se convirtieron después en terroristas. Quisieron eliminar todo lo que es bonito, la felicidad... eliminar simplemente la vida de la gente, la alegría y la amistad de este país...... y yo era una de esas personas que los terroristas querían eliminar porque mi pensamiento, mis ambiciones, mi imagen de mujer progresista deportista y atleta no cuadra con su ideología..... fueron momentos muy dolorosos y duros para mí, pero del atletismo es un deporte difícil que necesita mucho coraje... soporté sobre mis hombros el estrés y el miedo a estos extremistas, y a veces me pregunto si fueron los diablos o los ángeles los que me acompañaban porque era una situación insuperable, muy delicada.... pero gracias a Dios y a mi voluntad y mi valor pude superar todas las dificultades y conseguí lograr esa bonita medalla.

- ¿Usted en aquella época no vivía en Argelia debido a que recibió varias amenazas

Sí, en aquella época era difícil entrenarse en Argelia, había una terrible violencia que se acentuó en 1993... pero venía a veces a ver a mi familia y entrenaba mucho en Alemania. Tras los juegos de Barcelona me fui directamente a Cuba. El deporte me permitió viajar mucho y fue una suerte para mí poder salvaguardar mi vida.

- En 1995 ganó el premio Príncipe de Asturias, uno de los premios más prestigioso en España.... usted es la única argelina ganadora de esa recompensa en materia de deporte, cómo lo recibió?

Para mí, este premio representa una distinción muy importante, tanto para mí como para los españoles es un premio muy conocido en el mundo... además fue un honor escuchar al entonces príncipe Felipe, que me rindió un bonito homenaje citando a Albert Camus y homenajeó de verdad como una mujer valiente que gracias al deporte pudo superar todas las dificultades y promover el espíritu olímpico.... para mí ese premio es uno de los recuerdos más grande de mi carrera deportiva, como la medalla que gané en Barcelona.

- ¿Cree que los derechos de la mujer en las sociedades arabo-musulmanas han avanzado desde entonces, cree que su ejemplo ayudó a la realización de la mujer árabe, en particular en el ámbito del deporte?

Creo que el deporte en sí mismo es un medio para la realización de la sociedad. Vemos que todo el mundo practica el deporte porque no es solamente una competición o un juego, sino también es una forma de vida y un medio de expresión. Pero lo que explica por qué algunos países africanos y árabe-musulmanes han avanzado y otros no es que vivimos simplemente en sociedades donde la emancipación de la mujer es muy limitada, hay muchas prohibiciones a causa de la religión o la tradición, y también a causa de las leyes civiles... por eso la mujer no puede emanciparse como en otros países europeos o occidentales.

- ¿Cómo ve el progreso del deporte en el mundo árabe actual y en el sector femenino en particular?

Creo que el progreso es siempre mínimo, hay todavía algunos países en donde la mujer no puede participar en competiciones. En Argelia, desgraciadamente hemos retrocedido. En materia de deporte femenino, no es igual que en los años 80, incluso en los años 90 se practicaba el deporte y hubo progresión....Ahora hay una gran recesión del deporte femenino, en particular en el ámbito de la competición... Aun así, es mejor que en algunos países árabes donde se oponen categóricamente a que una mujer lleve un traje deportivo.... hay algunos países árabes que nacionalizan a atletas etíopes o ha jugadoras de balonmano..... pero en general, el nivel de práctica (femenino) es muy muy bajo.

- ¿Cómo ve a la polémica del velo, como le que sufrió a la marroquí Nawal El Moutawakel en Brasil 2016?

He sido muy clara desde 1991, cuando gané mi primera medalla. Ya había entonces ciertas críticas contra mi persona porque corría con un short... Ya entonces dije que cada cosa tiene sus reglas, igual que no se puede entrar a la mezquita con short, no se puede correr con hijab... Creo que hacer el atletismo y correr con un hijab es imposible, hay que ser coherente.....

- La vida del atleta más allá del deporte suele ser difícil.... hoy es usted gerente de una empresa de distribución de productos farmacéuticos ¿su reconversión fue complicada?

Es una excelente pregunta, porque generalmente un atleta forma parte del espectáculo, atrae a todo el mundo y está siempre bajo la luces... ofrece la alegría a los espectadores y a los amantes del deporte.... una vez que ya no es atleta, la soledad reina, se encuentra perdido después de haber dedicado toda su vida al deporte. Yo he pasado 23 años de carrera deportiva, únicamente haciendo deporte. Mi vida se resumía en tres cosas: estadio, hotel y aeropuerto. Y cuando era profesional entrenaba 8 horas al día. Después, uno se encuentra sólo, perdido, si se queda en el ámbito del deporte, a veces no encuentra su sitio, como me ocurrió en Argelia... no he encontrado mi lugar, aunque sea la atleta más laureada del continente africano y perteneciera a la elite mundial

- Es decir...

Es decir, que cuando uno gana medallas, el atleta es una persona que tiene cierto poder y crea generalmente celos... eso significa que nuestra victoria y trabajo molestan y por ello encontramos la puertas cerradas. Hay muchos deportistas en el mundo que han perdido su dinero y su vida, y otros que se suicidaron al perder todo a la vez. A mí, con mi carácter ambicioso, fue la rabia la que me llevó a ganar las competiciones y fue ese mismo carácter el que me ayudó a ganarme la vida, a montar mi propia empresa.... Está conmigo un antiguo atleta con el que antes competía en el terreno y ahora (lo hacemos) en el comercio.

Nacera Ouabou y Javier Martín

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias