Sábado 16/11/2019.

| Deportes

Deportes

Brasil, un caos organizativo a una semana de que comience el Mundial

  • Tres estadios apuran para llegar a tiempo y curiosamente el que acogerá el partido inaugural es el que va conmás retraso.
  • Los problemas se han trasladado a los aeropuertos y los operarios del Metro de Sao Paulo están en huelga indefinida.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Foto: Globoesporte
  • Foto: Globoesporte
  • Foto: Globoesporte
  • Foto: Infobae

Aeropuertos, aparcamientos, infraestructuras y estadios. Todo sigue 'patas arriba' en Brasil a unos días de que comience el Mundial más caro de la historia. El ministro de Deportes de Brasil no garantiza que el país esté listo para el inicio del Mundial y ha encendido las últimas alarmas, si es que alguna estaba apagada.

Las advertencias de los organismos y la prisas para terminar a tiempo las obras son algo habitual antes de los Mundiales o de los Juegos Olímpicos, pero la situación de Brasil está llegando al límite. En unas horas miles de turistas de lso 31 países que acompañan a los anfitriones en la cita tomarán las calles que están sumidas en el caos de las huelgas y las manifestaciones.

Los obreros tienen la responsabilidad de que toda salga bien en Brasil mientras los brasileños se preguntan (aunque ya lo tienen claro) si un país en desarrollo debe ser la sede un evento tan costoso cuando tienen otras prioridades como mejorar la educación o la sanidad.

PROBLEMAS EN AEROPUERTOS, CARRETERAS Y TRANSPORTE

La presidenta, Dilma Rousseff, repite una y otra vez que el país estará listo a tiempo, a pesar de que reconoce los retrasos en los proyectos. Asegura que son inversiones a largo plazo y en las últimas semanas ha inaugurado varias de ellas, aunque algunas siguen en obras, quizás para calmar el nerviosismo de la FIFA, los turistas y todo el pueblo brasileño.

Los aeropuertos de la mayoría de las 12 ciudades anfitrionas continuan llenos de obreros que trabajan en aparcamientos y resto de servicios para los turistas. El problemas es mayor al conocer que aunque las obras se terminen antes del Mundial, podían quedar inutilizados al no haber tiempo suficiente para la inspección de que todo está correcto.

A 15 días del mundial, Rousseff inauguró un carril de autobuses en Rio de Janeiro con un coste de 700 millones de dólares, que va desde el aeropuerto, en la salida norte de la ciudad, hasta una playa en el lado sur. Sin embargo, solo la mitad de las estaciones están abiertas y sólo dos de siete líneas de autobuses previstas estarán listas a tiempo para el Mundial.

Los trabajadores del Metro de Sao Paulo, ciudad del partido inaugural, están en huelga indefinida. Estos parones afectas a 4,5 millones de personas a diario, que en las últimsa horas han decidido moverse por la ciudad en sus soches particulares convirtiendo las calles en un verdadero caos, una situación inasumible durante el Mundial.  El sindicato, que representa a unos 9.700 trabajadores, rechazó una propuesta de aumento de 8,7% e indicaron que no volverán al trabajo hasta que no haya sobre la mesa una oferta de al menos 10% de incremento. Ninguna de las líneas del metro operará y las estaciones permanecerán cerradas.

EL ESTADIO DEL PARTIDO INAUGURAL SIGUE EN OBRAS

El estadio de Sao Paulo (Arena Corinthians) acogerá el 12 de junio el primer partido, el que disputarán Brasil y Croacia está rodeado aún por las grúas. El pasado domingo acogió un partido como prueba definitiva y los resultados no fueron alentadores. Las tribunas supletorias para ampliar el aforo durante el torneo aún no están totalmente instaladas y no se han probado bajo el peso total de los hinchas, con el peligro que esto conlleva.

La tribuna de prensa aún no está instalada, tiene capaciadad para 2.000 periodistas, pero todavía no tienen televisores, las cabinas de radio no están acabadas y no existe conexión a Internet por el momento.

En el interior del estadio solo hay dos pantallas gigantes, cuando en el proyecto inicial estaban planificadas un total de cuatro. La organización achaca estos retrasos al fallecimiento de un obrero en el mes de marzo, que obligó a parar las obras.

Hasta ahora, se han entregado sólo la mitad de los proyectos prometidos para el Mundial y muchos de ellos sólo están parcialmente terminados, en un país amante del fútbol pero que cada vez duda más de los beneficios de organizar el acontecimiento.

También en el estadio de Natal (Arena das Dunas) trabajan a contrarreloj para instalar todos los asientos en un estadio que tenía que estar listo en diciembre. "Parece que hay muchas obras en curso", dijo Valcke, secretario general de la FIFA. "Yo diría que es muy normal. Y que es más normal cuando consideras que los estadios fueron entregados tarde. No tenemos temores sobre los próximos días", afirmó.

Se espera que el Arena da Baixada de Curitiba esté listo "en el último minuto", como ha reconocido Jerome Valcke. A 10 días de que acoga un partido (el 16 de junio) aún no está finalizado. Los operarios terminando de instalar los banquillos, los carteles publicitarios y la zona de prensa.

El estadio de Porto Alegre (Beira Rio), ha sido sometido a una última prueba por parte de los bomberos en la tarde del 6 de junio para verificar la finalización completa de las obras. El estadio de Cuiaba está finalizado, pero piden a los aficionados sin mochilas ni bolsos para no entorcepen la entrada al recinto. El estadio de Manaos (Arena Amazonia) está finalizado y se inauguró en el mes de marzo.

Los seis estadios que acogieron la Copa Confederaciones de 2013 están, lógicamente, finalizados. Son los situados en Rio de Janeriro (Maracaná), Salvador (Fonte Nova), Recife (Arena Pernambuco), Fortaleza (Castelao) , Belo Horizonte (Mineirao) y Brasilia (Mané Garrincha).

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
Etiquetas:
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario