Te interesa | name

La Información

llegó hasta la Fórmula Uno

Deportes

Muere María de Villota: la mujer que derribó todas las barreras

  • La madrileña llegó a ser piloto probador de Marussia la temporada pasada.
  • Antes acumuló experiencia en diferentes categorías del mundo del automovilismo, desde la Superleague Fórmula hasta la Ferrari Challenge Europa o el Mundial de Turismos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • María de Villota consiguió romper con los clichés masculinos del mundo del motor

María de Villota, expiloto de Fórmula 1, ha sido hallado muerta sobre su cama en una habitación de un hotel de Sevilla, según adelantaba Cadena Ser y confirmaban después varias fuentes, entre ellas, su representate.

Los servicios de emergencia han recibido el aviso sobre las 7:30 horas de esta mañana. Han encontrado el cuerpo sin vida de María de Villota. Según las primeras pesquisas, habría muerto una hora antes. En principio, y a la espera de la autopsia, no hay signos de violencia. 

Si por algo será siempre recordada María de Villota será por su capacidad de superación y sus ganas por triunfar en un mundo poco habitual para las mujeres. La gasolina que recorría sus venas era lo que le impulsaba a seguir peleando y acelerando hasta poder llegar a su meta particular: la Fórmula Uno. Por el camino destrozó varias barreras y sorprendió a más de uno. En 2012 llegó a cumplir su sueño parcialmente, siendo piloto probador del equipo Marussia hasta que el famoso accidente que la dejó sin ojo derecho le apartó del mundo del motor.

Gran culpa de que desde pequeña empezara a fijarse en el mundo del motor lo tiene su padre, Emilio de Villota, expiloto de la Fórmula Uno. Gracias a él y a su hermano -Emilio de Villota junior- empezó a aflorar un sentimiento de amor hacia todo lo que olía a gasolina. Así, en la adolescencia comenzó a vestirse con un mono de carreras y a pilotar karts.

Con veinte años le llegó la oportunidad de subirse a un monoplaza. Fue en la Fórmula Toyota Castro y gracias al equipo de MoviStar. Su primer año fue de contacto, pero en el segundo logró el segundo puesto en la clasificación general. De ahí dio el salto a la Fórmula 3 española. En su temporada de debut rondó siempre los puestos de mitad de tabla, siendo un séptimo su mejor puesto en una carrera. Donde empezó a destacar fue en pruebas como la Mazda Cup Portugal y los 1000 kilómetros Hyundai, pruebas ambas de turismos.

En 2003 y en 2004 se dedicó de nuevo en exclusiva a la F3, aunque siguió sin saborear un podio. Un quinto fue su mejor resultado. Por ello al año siguiente se volcó en los turismos, apartando las competiciones de monoplazas. Ganó los 1000 kilómetros de Hyundai y debutó en la Ferrari Challenge y en las 24 horas de Daytona. En 2006 completó un calendario similar -con un segundo puesto en los 1000 kilómetros Hyundai- al que añadió un par de pruebas del Mundial de Turismos. En 2007 se centró en el ADAC Procar, competición alemana de turismos, en la que obtuvo una victoria y finalizó el campeonato tercera.

Pero de nuevo su vida dio un giro de 180 grados. En 2008 volvió a probar suerte con los monoplazas. De la mano del equipo de su padre probó suerte en las Euroseries 3000; aunque tuvo que esperar una temporada más para incorporarse a la recién creada Superleague Fórmula, a lomos del bólito del Atlético de Madrid, el cual condujo durante tres temporadas.

Sin embargo, fue en 2012 cuando llegó su gran oportunidad. El equipo Marussia de Fórmula Uno la llamó para ser su piloto probador oficial. María no lo dudó y aceptó la oferta. Con 32 años le había llegado su gran oportunidad. La mala suerte hizo que apenas pudiera disfrutar unos meses de su nuevo empleo. Aquel camión mal aparcado en el aeródromo de Duxford le cambió la vida y, aunque siguió muy ligada al mundo del motor, frenó sus expectativas y empezó a disfrutar de todo lo que había vivido. Por primera vez, bajó la ventanilla del coche y se maravilló de todo lo que pasaba a su alrededor y se impresionaba al ver por el retrovisor todo lo que había logrado.

Ahora, un nuevo giro imprevisto le ha vuelto a sorprender. Desde hoy once de octubre de 2013 -justo un año después de que hiciera su aparición en público tras su accidente- María de Villota ha aparcado sus coches terrenales para ponerse a bordo del que le hayan reservado allí arriba. Quizá no sea el más rápido, pero seguro que es el que se ha ganado en estos 33 años.

Kit Buenos Días

Muere María de Villota: la mujer que derribó todas las barreras Recibe toda la actualidad a primera hora

Enviar
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Tuenti
Mapa autonómico de España