Sábado 22/09/2018.

| Deportes

Deportes

Miller sorprende y da espectáculo

El australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP17) sorprendió y dio espectáculo durante la segunda clasificación del Gran Premio de Argentina de MotoGP, en la que fue el más rápido en el circuito de Termas de Río Hondo después de intentarlo durante varias vueltas.
  • Miller sorprende y da espectáculo EFE

El australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP17) sorprendió y dio espectáculo durante la segunda clasificación del Gran Premio de Argentina de MotoGP, en la que fue el más rápido en el circuito de Termas de Río Hondo después de intentarlo durante varias vueltas.

El trazado argentino no estaba para cometer errores, con un solo carril seco por el que era necesario transitar para no fallar, y aunque el australiano de salió del mismo en varias ocasiones y tuvo que abortar una serie de vueltas rápidas con sendos sustos, acabó consiguiendo su objetivo de lograr la primera mejor clasificación de entrenamientos de su carrera deportiva en MotoGP.

Tras Miller se clasificó el español Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), que ocupó la primera plaza por algunos minutos, con el francés Johann Zarco en tercera posición y los españoles Tito Rabat (Ducati Desmosedici GP17), Alex Rins (Suzuki GSX RR), Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), tras él.

Ni las inclemencias meteorológicas ni el estado de la pista ni la presión de sus rivales hizo que Márquez cediese un ápice de terreno a sus rivales durante el fin de semana argentino y la cuarta y última sesión de entrenamientos libres, como la tabla del cómputo global de todas las tandas libres, también concluyó con su nombre propio en lo más alto de la misma.

Sólo en la primera tanda libre de ayer y en la última de hoy, Marc Márquez cedió ante sus oponentes al concluir sexto, con su compañero de equipo, Dani Pedrosa, al frente, y a partir de ahí comenzó su exhibición que, a pesar de Miller, le mantiene como el piloto que ha dominado más entrenamientos oficiales en Termas de Río Hondo desde que el circuito argentino llegó a MotoGP en 2014, cuatro de cinco.

No obstante es necesario aclarar que la segunda clasificación se acabó convirtiendo en el momento de gloria para algunos, al elegir los neumáticos lisos para intentar sorprender a sus rivales, caso de Jack Miller, mientras que el resto optó por un comportamiento un tanto más conformista -neumáticos de lluvia- para evitar riesgos excesivos.

Antes fue el momento de la primera clasificación, en el que los piloto oficiales de Ducati debían dar un paso adelante para demostrar el poderío de la Desmosedici GP18 y con ello lograr el acceso a la segunda clasificación para así poder disputar las mejores posiciones de la formación de salida en Termas de Río Hondo.

Desde los primeros minutos y como queriendo cerrar cualquier tipo de alternativa a sus rivales para protagonizar la sorpresa, Dovizioso y Lorenzo bloquearon las dos primeras plazas durante los quince minutos de entrenamiento, para intentar concluir los mismos en ese orden.

Casi lo consiguieron, hasta que en la última vuelta y con su moto retorciéndose al abrir el acelerador, Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) se puso líder con más de tres décimas de segundo de ventaja sobre el primer piloto de Ducati y sacó de la segunda clasificación a Jorge Lorenzo.

Y aún fue peor, pues el checo Karel Abraham (Ducati Desmosedici GP16) le quitó la tercera plaza a Lorenzo in extremis y relegó al campeón del Palma de Mallorca a la decimocuarta posición de la formación de salida, o lo que es lo mismo, la quinta línea.

Ya en la segunda clasificación el francés Johann Zarco (Yamaha YZR M 1) fue el primer líder, en tanto que Marc Márquez mostró una gran preocupación por no llevarse a ningún otro piloto tras la estela de su Repsol Honda, hasta que en la tercera vuelta y a pesar de varios sustos en los que su moto cimbreó considerablemente, ascendió hasta la primera plaza, pero le duró poco la alegría.

No fue el único que sufrió por las condiciones de la pista pues el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) también se salió de la pista cuando luchaba por mejorar la décima plaza que ocupaba entonces y que acabó cediendo para ser undécimo.

Algo más atrás que Marc Márquez se encontraba Aleix Espargaró, que sin sustos de consideración como en la primera clasificación, consiguió doblegar a Márquez para ponerse líder de entrenamientos al manillar de su Aprilia y aún rebajó una segunda vez su mejor tiempo para situarlo en 1:48.509, seis décimas más rápido que Marc Márquez, quien intentó una nueva vuelta rápida tras entrar en su taller rápidamente para cambiar de moto.

Quedaban poco más de siete minutos de entrenamiento efectivo y la situación varió radicalmente; primero Alex Rins consiguió colocar a la Suzuki GSX RR en la primera plaza (1:47.743) y el australiano Jack Miller, que lo intentó, falló casi al final al perder varias veces adherencia las ruedas de su moto.

A Rins le sucedió al frente de la clasificación Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), que se llevó tras su estela a Tito Rabat y a su vez aprovechó el rebufo de Andrea Dovizioso -a la postre octavo-, y entonces llegó Jack Miller, el único con neumáticos lisos, que acertó a mantenerse encima de la moto para conseguir la primera mejor clasificación de entrenamientos desde que está en MotoGP por delante de Pedrosa y Zarco.

Márquez saldrá desde la segunda línea, junto a Tito Rabat y Alex Rins, con Andrea Dovizioso en la tercera y Valentino Rossi en la cuarta.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias