Lunes 26/08/2019.

| Deportes

Deportes

Judith Obaya: "Si eres mujer, malo, pero ya si practicas un deporte minoritario, peor"

  • La piloto ya prepara una nueva travesía extrema sobre dos ruedas

Judith Obaya es asturiana, tiene 49 años, estudió informática y en 1989 juró como Agente de Policía. Hasta aquí, todo normal; sin embargo, la vida de Judith poco tiene de ordinaria. Ha sido la primera piloto en recorrer en solitario los veinte mares de Europa en motocicleta, también ha sido la primera mujer en atravesar el Sáhara occidental en motocicleta con total autonomía y la primera persona en cruzarlo en bicicleta fuera de carretera.  

La asturiana también ascendió corriendo el Mulhacén. Este pico, el más alto de la península ibérica, es el techo de Sierra Nevada y alcanza los 3.482 metros sobre el nivel del mar. Las condiciones para hacer cumbre llegaron a ser extremadamente duras, pues la hazaña se realizó en enero, cuando las temperaturas bajan de los -20ºC. 

Pero las ansias de aventura no encuentran límites en Judith y ya prepara una nueva travesía extrema, una expedición en pleno invierno en la que cruzará Europa y Asia durante 90 días en motocicleta. 40.000 kilómetro en total, 4.000 de ellos en el Círculo Polar Ártico, 14 husos horarios y largas jornadas a menos de -50ºC y en noche continua.

En teinteresa.es hemos tenido la oportunidad de charlar con Judith Obaya, para conocer más sobre su próxima aventura y su incansable lucha por la igualdad de la mujer.


¿Cómo han sido tus experiencias cruzando el Sáhara? ¿Se hace difícil viajar sola?

Las experiencias en Sáhara han sido las más duras, pero las más gratificantes. Dicen que el Sáhara engancha y a mí me ha cogido fuerte. Su gente, su paisaje… la paz que tramite es muy fuerte para mí.

Me gusta superarme, no competir contra nadie, ese tiempo creo que ya pasó para mí, pero superarme a mí misma día a día me pone las pilas y me gusta cada vez más.  Y eso es lo que hago allí, aprender y superarme. El Sáhara mata y yo sé que tengo que esforzarme para vencerle. 


¿Qué nos puedes desvelar de tu próximo proyecto?

Todo está preparado, todo planificado, hemos estudiado cada detalle minuciosamente para conseguir una vez más el éxito total. El 15 de noviembre queremos salir desde el Cabo de Finisterre o Palos, el punto más occidental de Europa, para el estrecho de Bering, el punto más oriental de Asia.

Se trata, una vez más, de una travesía nunca realizada anteriormente. José Manuel Barrós y yo rodaremos en total autonomía, como hicimos en el Sáhara en 2016. Dos motocicletas preparadas para el frío extremo y con autonomía para llegar desde un punto de repostaje al siguiente. Aunque también contaremos con un equipo de acampada especial para el frío por si no llegamos y tenemos que pernoctar al raso.


 


¿La igualdad de la mujer en el deporte es aún una asignatura pendiente?

Sí, más que pendiente, aún queda mucho por hacer. Que el deporte femenino esté en portada aún sigue siendo un lujo caro. ¿Qué pasó con Sandra Gómez el año pasado? ¿Qué pasó con Gamonal hace unos meses?  Si eres mujer, malo, pero ya si practicas un deporte minoritario, peor.

Es una lucha constante para conseguir no solo que el Gobierno permita desgravar el 90% de las aportaciones económicas destinadas a esponsorizar mujeres, sino también para que nuestra cabeza cambie el chip y creamos en el esfuerzo y valía de las mujeres.

Un espónsor no va a poner dinero para que una chica avance en sus proyectos si no se les va a ver en ningún medio. Los espónsores buscan retornos publicitarios y, sin medios de comunicación, las redes sociales se quedan cortas.

Por otro lado,  muchos medios están comprometidos con ciertas empresas u organismos y sólo saldrán en sus publicaciones los deportes y deportistas a los que estas empresas u organismos patrocinan. Es como un círculo vicioso del que veo muy difícil la salida, pero luchando todas juntas podemos conseguirlo.

 

 “Mira mis botas… son iguales a las suyas”, se puede leer en tu dossier, ¿en qué se nota esa discriminación dentro del mundo del motociclismo?

La gran discriminación comienza en el propio público, que se centra en las  pruebas mediáticas y no apoya a la base, a la cantera donde empiezan a forjarse las pilotos.

Las administraciones no facilitan la práctica de este deporte en ninguna de sus modalidades. Existen pocas escuelas y las que hay mueren intentando ayudar a unas jóvenes que saben, tal y como están las cosas, que se cansarán de luchar contra corriente.

Los padres ven, frustrados, que los niños tienen grandes dificultades para poder seguir en un deporte nada económico;  y si son padres de una piloto en la mayoría de las ocasiones ya ni lo intentan.

La Comisión Femenina de Motociclismo, capitaneada por Inés Fonseca, a la que apoyo y procuro echar una mano siempre que puedo, es la esperanza de todas las pilotos, de cualquier edad, en España.




¿Cómo puede ayudar tu historia a otras mujeres?

Muchos son los que preguntan qué tiene que ver lo que hago con el maltrato o con la lucha por la igualdad de la mujer. El equipo de Motorcycle Experiences y yo misma hemos decidido poner nuestro granito de arena, de la forma que mejor sabemos, para llamar la atención sobre un problema que nos rodea y al que no debemos dar la espalda. Intentamos que otros se conciencien y hagan lo mismo.

Buscamos visibilizar un problema y hacer un llamamiento a participar en la solución del mismo. Trasmitir fuerza también para seguir luchando, personal y deportivamente hasta alcanzar el objetivo que cada una se proponga.

De la misma manera alzamos la voz para que se pondere más la presencia de la mujer en el deporte, que se reconozca su esfuerzo y sus éxitos. Que todos se involucren más en colaborar para que todas las deportistas puedan seguir entrenando y compitiendo.


Como Judith nos comenta, el frío extremo exige que para esta ocasión se adapte bien la motocicleta.  En unas condiciones climatológicas tan adversas los materiales se vuelven quebradizos y pueden sufrir roturas ante los esfuerzos a los que son sometidos en pasos complicados. Asimismo, se requieren trajes y botas adecuados al clima. El presupuesto asciende hasta los 58.972€ y, por ello, la deportista hace un llamamiento a los posibles espónsores: “Que se animen a participar y nos den su apoyo en esta expedición sin precedentes”.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias