Sábado 26/05/2018.

| Deportes

La grada no les culpa

Deportes

A Pochettino y Bielsa les respaldan sus respectivas aficiones

  • Pese al mal inicio liguero, ni Espanyol ni Athletic se plantea destituir a sus entrenadores
  • Pochettino y Bielsa despertaron la ilusión de sus respectivas aficiones la temporada pasada
  • Los seguidores periquitos y leones respaldan con suma plenitud a sus técnicos
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La temporada pasada, sin duda alguna, los técnicos argentinos Mauricio Pochettino y Marcelo Bielsa se metieron los seguidores del Espanyol y del Athletic Club, respectivamente, en el bolsillo. Sin embargo, este año las cosas no han empezado demasiado bien ni para el club perico ni para los leones de San Mamés. El Espanyol se vio envuelto en una polémica con el que fuera su jugador promesa Álvaro Vázquez, el cuál denunció al club y se marchó finalmente al Getafe. Por su parte, el Athletic ha tenido el verano más movido en décadas, con la disputa de Bielsa con el jardinero y Urrutia, la sorprendente marcha de Javi Martínez, la polémica con Fernando Llorente y las escuchas destapadas en las que Bielsa  se dirige hacia su equipo tras la final de la Copa del Rey contra el Barça. En cualquier club estos entrenadores serían silbados, pitados, y se les cuestionaría, pero en estos no.

Pochettino es un ídolo en Cornellá. Jugó en el club y dejó huella, y como entrenador la temporada pasada hizo cosas muy buenas, devolvió la ilusión a la afición perica y mostró ser, sobre todo, un técnico que siente los colores del club, y que los jugadores se sienten identificados con él. Por contra, en este inicio el Espanyol ha empezado muy mal, está en puestos de descenso y en la última jornada venció por primera vez en la temporada lejos de casa (ante la Real Sociedad). Tiene menos puntos que partidos jugados (9 por 10), y sólo ha ganado dos partidos, puesto que en Cornellá ha ganado un partido en los cinco disputados allí.

Por su parte, el Loco Bielsa trajo con él el buen juego a una plantilla acostumbrada al efectivo pelotazo de Caparrós. Con un equipo plagado de jóvenes, muchos de ellos talentos como Muniain, De Marcos o Ibai, consiguió llegar a dos finales, en la Copa del Rey y en la Liga Europa. La afición estaba entusiasmada con el juego del equipo, pues hacía muchos años qeu no se veía tal fútbol por San Mamés, y fuera de él, con exhibiciones como la de Old Trafford. Sin embargo, tras los rumores de la marcha de Bielsa y un verano explosivo, el conjunto bilbaíno no acaba de arrancar en liga (ni en europa), y tiene once puntos en los diez partidos disputados. La victoria ante el Granada fuera de casa ha dado aire al club vasco, pero las impresiones no son las mismas que el año pasado.

A pesar de todo esto, en las respectivas aficiones no se quiere ni oir hablar de destituciones en el cargo de entrenador. La directiva lo sabe y tiene que aguantar, pues ellos consiguieron ilusionar a la grada perica y bilbaína, y ellos quieren lo mejor para sus clubes. Por todo esto, Pochettino y Bielsa están respaldados por el mejor soporte que puede haber para un entrenador: la afición de su equipo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario