Jueves 19/04/2018.

| Bellas Artes

Bellas Artes

La casa de verano de Miró abre sus puertas como "la catedral de la obra mironiana"

El Mas Miró de Mont-roig del Camp, la casa de verano del pintor Joan Miró que el artista inmortalizó en el cuadro "La masía", abre mañana sus puertas al público convertido en museo, "la catedral de la obra mironiana", ha ejemplificado hoy su nieto, Joan Punyet Miró.
  • Foto 1 de La casa de verano de Miró abre sus puertas como "la catedral de la obra mironiana" EFE
  • La casa de verano de Miró abre sus puertas como "la catedral de la obra mironiana" EFE

El Mas Miró de Mont-roig del Camp, la casa de verano del pintor Joan Miró que el artista inmortalizó en el cuadro "La masía", abre mañana sus puertas al público convertido en museo, "la catedral de la obra mironiana", ha ejemplificado hoy su nieto, Joan Punyet Miró.

La inauguración de mañana, coincidiendo con el 125 aniversario del nacimiento de Miró, pone fin a la primera fase de las obras de rehabilitación de la masía y completa el triángulo mironiano, Barcelona-Palma-Mont-roig, ha comentado por su parte la directora de la Fundación Mas Miró, Elena Juncosa.

En sintonía con las palabras de su nieto, el artista ya explicaba que "toda mi obra es concebida en Mont-roig" y la masía, por la que Miró pasó cada verano desde 1911 hasta 1976, con la excepción de los años de la Guerra Civil española, se convirtió en su estudio y en fuente de inspiración.

La directora plantea esta inauguración como "el punto de partida de un proyecto a largo plazo, distribuido en fases, que pone en valor el paisaje que da sentido a su obra en el mismo espacio donde Miró decidió que quería dedicarse a la pintura".

Además de poder visitar una parte de la casa, se podrá contemplar el estudio que Miró se hizo construir en 1949, donde trabajó hasta 1976, especialmente la escultura. "El estudio es como un viaje en el tiempo, pues se muestra tal como lo dejó mi abuelo en septiembre de 1976", ha explicado Joan Punyet.

Una gran mesa con los colores habituales de los cuadros mironianos acoge tubos de pintura, pinceles, la esponja, y múltiples objetos, como trozos de tronco, ánforas, muñecas, que Miró recuperaba para sus obras volumétricas, y presidido por dos retratos de Picasso, "su amigo durante cincuenta años, que cuando llegó a París le dio un consejo que siempre siguió: no has de ser impaciente, has de esperar".

El espacio todavía conserva diversos elementos que forman parte de la actividad de Miró, como algunos esbozos y, sobre las paredes, grafitis que pintó utilizando estos muros como soporte para representar sus ideas.

Joan Punyet Miró ha subrayado el acontecimiento que supone la apertura del Mas Miró por que "no sólo inspiró el famoso cuadro 'La masía', hoy en la National Gallery of Art de Washington, que fue comprado en París por el propios Ernest Hemingway, sino porque de artistas de vanguardia apenas se conservan sus estudios: ninguno en el caso de Picasso y sólo uno de Dalí, en Portlligat".

"Si hoy se estuviera inaugurando una casa estudio de Matisse o de Toulouse-Lautrec en París, sería un acontecimiento internacional", ha apuntado Punyet.

La casa, ha añadido Punyet Miró, aparece "congelada en el tiempo", como demuestra el comedor en el que comía la familia.

Según el nieto del artista, "para Miró estar en Mont-roig era un ejercicio de introspección tras el contacto directo con la tierra y, de hecho, cuando marchaba a París siempre llevaba consigo una algarroba para recordar la tierra de sus orígenes".

Elena Juncosa ha dicho que dos años después de la creación de la fundación, a finales de 2015, se hizo un replanteamiento del proyecto a partir de la donación al municipio de la finca y de 750.000 euros aportados por la familia, lo que permitió acometer esta primera fase de rehabilitación, que ha costado 450.000 euros y ha permitido sanear la casa principal y la parte exterior y abrir el taller a las visitas, "un estudio que es anterior al que mandó construir en Mallorca".

Frente a la masía se encuentra el jardín, que todavía conserva parte de la vegetación, entre la que destacan los majestuosos eucaliptos, así como la glorieta, donde Miró, aprovechando la sombra, pintaba sobre su caballete.

En la finca se ha restituido el cultivo original con una huerta ecológica en la que se han plantado almendros, además de hortalizas de temporada.

Las tres fundaciones consagradas a la memoria de Miró "se enriquecen desde la diferencia, y en el caso del Mas Miró, aunque no habrá obra original, lo importante es que aquí es donde se gestó la obra", como sucedió con la conocida serie de "Las Constelaciones", 'La casa de la palmera' (1918), "La mesa" (1920), "El caballo, la pipa y la flor roja" (1920) o "Mont-roig, el pueblo" (1916), ha indicado Juncosa.

En esta primera fase se plantea una visita que sobrepasa la finca, ya que continuará en la playa, en la ermita de Sant Ramon y en lugares del municipio que le inspiraron, una ruta cultural que se ha bautizado como "El paisaje emocional de Miró".

En una segunda fase, ha anunciado Juncosa, se acometerá la rehabilitación de los interiores de la casa principal, que había pertenecido al Marqués de Mont-roig, que incluye el comedor, la bodega, la gran sala, el primer taller, la habitación del joven Miró y el dormitorio principal; y en una tercera se ejecutará la remodelación de la casa de los masoveros.

La fundación cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Mont-roig a través de un convenio anual de 30.000 euros y de apoyo logístico y humano, que se suman a los 200.000 euros que el Gobierno aportó en 2017, los 150.000 concedidos por la Generalitat y los 30.000 que anualmente da la Diputación de Tarragona.

La intermediación de Joan Punyet Miró ha facilitado asimismo numerosas aportaciones privadas, entre ellas medio millón de dólares de fundaciones estadounidenses.

Jose Oliva.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31