Domingo 18/06/2017.

| Bellas Artes

Bellas Artes

¿Quién es Anna Atkins? Una pista: el Rijksmuseum la homenajea

  • El Rijksmuseum homenajea a Anna Atkins, la primera mujer fotógrafa EFE

El Rijksmuseum ha inaugurado este sábado "Nuevas realidades", una exposición sobre los inicios de la fotografía en el siglo XIX con 300 instantáneas que exploran sus primeros usos científicos, arquitectónicos y policiales, y en la que destaca el trabajo de Anna Atkins, considerada la primera mujer fotógrafa.

"No todo el mundo lo sabe, pero el Rijksmuseum no sólo posee pinturas del siglo XVII, sino también una colección de más de 150.000 imágenes", explicó a Efe la conservadora del museo Mattie Boom.

La primera parte de la muestra está dedicada a Anna Atkins, la botánica inglesa considerada una pionera de la fotografía porque editó, en 1843, el primer libro compuesto exclusivamente de instantáneas.

La publicación, expuesta como un tesoro por el Rijksmuseum, se llama "Fotografías de algas británicas" y su propósito inicial era exclusivamente científico ya que refleja la forma de cientos de estas plantas marinas.

Atkins no necesitó una cámara para su propósito, sino que utilizó la técnica de la cianotipia.

"Probablemente porque era vecina de John Herschel, el inventor de ese procedimiento fotográfico", explicó Boom.

La cianotipia exigía colocar las algas secas sobre una hoja de papel, exponerlas a la luz solar y enjuagarlas posteriormente en una bandeja de agua.

El resultado era una impresión monocroma de color azul que reflejaba la forma del alga; cada imagen debía elaborarse a mano y se calcula que Atkins necesitó unos diez años para hacer las 25 copias del libro que hay en el mundo.

"Nos llevó nuestro tiempo buscar una buena edición, pero el año pasado encontramos una. Era propiedad de una escultora estadounidense que tenía una inmensa biblioteca de libros que la inspiraban, y este era uno de ellos", explicó la conservadora del Rijksmuseum.


Medio año para conseguir una fotografía

La cianotipia convivió con otras técnicas menos rudimentarias que posibilitaron el desarrollo de la fotografía, como el daguerrotipo, inventado en 1839.

"Si querías hacer un daguerrotipo tenías que tomarte tu tiempo. Necesitabas buena luz y el pulido de la placa llevaba toda una mañana. Entonces tomabas tu fotografía y al día siguiente te podías dar cuenta de que no había salido bien", indicó Boom.

La experta recuerda que hubo gente que se pasó medio año hasta conseguir sus primeros resultados aceptables y que pese a ser una "tecnología muy complicada, se desarrolló de forma muy rápida".

Esas mejoras posibilitaron que las nuevas máquinas viajaran por todo el mundo y retrataran países que, para la mayoría de occidentales, sólo podían ser imaginados a través de la literatura.

Fue el caso de Antoon Bauduin, el primer holandés que consiguió entrar en Japón y que fotografió sus pueblos, casas y gentes, samuráis incluidos; o de A. Cavilla, que en 1880 retrató para un grupo de antropólogos poblaciones locales del Norte de África.

El nuevo invento también se utilizó en Europa con fines forenses: una de las piezas más potentes de "Nuevas realidades" es la del cadáver de Arthur Leroy, un jardinero de 53 años asesinado en Francia por un vecino y cuya fotografía fue fundamental para esclarecer el crimen.

La arquitectura también se sirvió de las cámaras para documentar la evolución de las grandes construcciones, como la de la Avenida de la Ópera, en París.

Napoleón III ordenó en la segunda mitad del siglo XIX demoler algunos barrios de la capital francesa y reconstruirlos con anchas avenidas para, entre otras cosas, evitar las revueltas que se producían en los barrios populares, y que triunfaban en parte debido a la estrechez de sus callejones.

La burguesía también quiso aprovechar el daguerrotipo para retratarse con sus mejores galas, como muestra en la exposición el trabajo del abogado holandés Eduard Isaac Asser.

El letrado experimentó técnicas para abaratar sus costes y utilizó como modelo a una de sus hijas, a quien vestía con trajes recargados y poco comunes para una niña, y cuyas imágenes reflejan que no siempre posaba de buena gana para su padre.

"Nuevas realidades" se expondrá en el Rijksmuseum hasta el próximo 17 de septiembre y convivirá con "Pequeñas maravillas", una muestra de 130 tallados de reducido tamaño hechos en el siglo XVI que reproducen escenas bíblicas.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30