Viernes 09/12/2016.

| Valencia

Valencia

Revocan la condena a un hombre acusado de conducir ebrio un coche por no quedar probado que fuera él

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha revocado la condena a un hombre acusado de conducir ebrio un vehículo que chocó contra una farola al no estimar probado que fuera él. Según estima el tribunal, el acusado podría haber ido de copiloto.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El tribunal ha estimado así el recurso interpuesto por el hombre condenado contra la sentencia del juzgado de lo Penal número 4 de Valencia, ya que considera que el magistrado fundó la declaración de hechos probados en una percepción "incorrecta" o "incompleta" de la prueba practicada.

El incidente tuvo lugar sobre las 7.14 horas del día 28 de junio de 2007, cuando un vehículo, propiedad del padre del acusado, colisionó contra una farola del alumbrado ubicada en el cruce de las calles Serrería y Pedro de Valencia.

Personada en el lugar una dotación de la Policía Local, realizó un control de alcoholemia al acusado, que en ese momento se encontraba solo en el lugar de los hechos, y dio como resultado en la primera prueba 0,80 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado y, en la segunda, 0,79.

Por este motivo, el magistrado condenó a este hombre, al estimar probado que conducía el vehículo. Sin embargo, la Audiencia considera que no puede alcanzarse a través de la prueba practicada que el hombre cometiese un delito contra la seguridad del tráfico. El tribunal entiende que el juzgador no cumplió con su función de alejarse de toda arbitrariedad al exponer las razones de su convicción.

La Audiencia recuerda sobre lo ocurrido que los agentes que se trasladaron al lugar del incidente en un principio no vieron a nadie, y que momentos después llegó el acusado, quien les manifestó que habían sufrido un accidente de tráfico y les negó que fuera el conductor del vehículo.

A juicio del tribunal, la versión exculpatoria del acusado, manifestando en el juicio que conducía un amigo suyo, que por el golpe sufrido había ido a curarse de las lesiones sufridas en la cabeza, coinciden con las manifestaciones de los agentes en la vista, cuando alegaron que en el airbag había restos de sangre, mientras que en el rostro del acusado no observaron lesión alguna.

Este hecho "permite dudar de la postura de que la conducción la realizaba el condenado recurrente, al no presentar lesión que pudiera determinar el origen de las manchas de sangre que aparecieron en el airbag situado en el volante del vehículo".

Así, la Audiencia estima probado que en el coche accidentado viajaban dos ocupantes, el conductor y su acompañante en el asiento delantero, pero cree que existen datos que hacen recelar y vacilar de la veracidad o no de las manifestaciones exculpatorias del recurrente.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31