Jueves 24/08/2017.

| Madrid

Madrid

Una víctima de una supuesta violación: "Exageré y mentí a todos para que fuera más creíble"

Los abogados de la defensa denuncian las contradicciones en la declaración de la denunciante y sus clientes aseguran que fue consentido
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Una víctima de una presunta violación a manos de tres jóvenes de Getafe ha reconocido en el juicio que ha arrancado en la Audiencia Provincial de Madrid que exageró y "mintió a todos", entre ellos a su familia y a la Policía, para que la denuncia fuera más creíble ante el temor de que sus supuestos agresores pudieran hacer algo a su familia, manteniendo su versión de que fue forzada sin su consentimiento por los tres acusados.

"Yo conté todo como me vino a la cabeza. Exageré y mentí a todos para que fuera más creíble", ha admitido la joven oculta tras un biombo para evitar la confrontación visual con sus supuestos agresores, que se enfrentan a penas de 14 y 18 años de cárcel. Sergio B.G., Felipe B.G. y Roberto Carlos D. se sientan en el banquillo de los acusados por cuatro delitos de agresión sexual contra una menor de 17 años.

El fiscal decidirá mañana si retira o mantiene la acusación contra los tres enjuiciados en vista de las contradicciones en las que incurre la víctima por una posible 'duda razonable'. Los letrados dudan de su versión, puesto que la joven tuvo su móvil durante los hechos y la posibilidad de irse, ya que no la retuvieron en ningún momento.

En su declaración, la joven ha relatado que la tarde del 26 de enero de 2005 recibió una llamada telefónica de uno de los acusados, que era el primo de su entonces pareja sentimental. Así, ha contado que entonces pensó que su novio quería darle una sorpresa, ya que llevaban varios días sin hablar por una discusión.

Según su versión, la llevaron a un descampado y abusaron de ella, puesto que mostró resistencia en todo momento. "En el coche, me dijeron que hasta que no hiciera algo, no me dejarían salir. Y me amenazaron con no llegar al edificio de enfrente. Me dijeron que tenía que elegir a uno de los tres", ha relatado y ha admitido que les comentó que si no llegaba a su casa, su padre le daría una paliza para darles "pena".

Una vez en su casa, contó lo sucedido a sus padres, si bien exageró los hechos sin identificar a sus agresores. La joven ha reconocido que mintió a todos y en sus declaraciones policiales por temor a que le pudieran hacer algo a ella o a su familia.

En el turno de preguntas, los abogados defensores han inquirido a la joven acerca las contradicciones en sus manifestaciones en la instrucción, a lo que ésta ha insistido que exageró para que la denuncia fuera más creíble. "Todo fue inventado en la primera declaración. La segunda también", ha dicho la chica y ha negado que recibiera presión de sus padres para denunciar lo sucedido.

Su relato de los hechos dista del manifestado por los acusados, quienes aseguran que miente por temor a su padre porque las relaciones fueron consentidas después de que ella les "calentara". Estos sostienen que la joven accedió esa noche a ir a cenar con ellos y que les propuso a los tres mantener relaciones sexuales en un descampado próximo a una gasolinera.

TEMOR A SU PADRE

Uno de los procesados, que conocía a la víctima de un chat, ha relatado esa noche quedó con los otros acusados sobre las 22.00 horas en la puerta de la discoteca Ministry de Getafe, donde se presentó Sara después de haberla llamado para que fuera a cenar con ellos. "No tenía dinero para cenar y la dijimos que la invitábamos. No quería ir a Getafe porque estaban sus padres y la llevamos a Aluche", ha indicado Sergio.

"íbamos de camino a Aluche, pero me quedé sin gasolina. Paré detrás de la gasolinera para ir a un cajero", ha señalado y ha negado que aparcara en un descampado próximo. "Quedamos un grupo de chicos con chicas con la intención de ligar", ha insistido el acusado, quien ha asegurado que en su declaración policial su abogada le dijo que les culpara a ellos de los supuestos abusos.

Además, ha contado que Felipe se enfadó porque Sara les había propuesto hacer un trío y ha añadido que ellos no iban con esa intención, ya que sólo habían quedado para conocer a un grupo de chicas. "Habíamos planeado ir a cenar con ella. Hubiera sido más fácil hacer algo con las chicas que habíamos quedado antes, que eran más guapas y más majas", ha apuntado.

A preguntas sobre si abusó de la chica, éste ha contestado que "antes de eso, cogería diez euros e iría a por una prostituta". "Puedo entender que tuviera miedo a su padre y le dijera que le habían violado. Se lió tanto la mentira que no pudo decir la verdad. Ella tenía mucho miedo a su padre. Estaba atemorizada porque le daba palizas", ha dicho.

Otro de los acusados, Felipe B., ha señalado que su abogado le recomendó que negara todo ante la Policía, ratificando la versión de los hechos ofrecida por su primo. "Teníamos pensado ir a cenar, pero Sara nos dijo que nos fuéramos fuera de Getafe porque no se quería encontrar a su padre", ha contado.

RELATO DEL FISCAL

Según el fiscal, los procesados telefonearon a la víctima para concertar una cita, a la que la joven acudió ya que se trataban de amigos de su novio. Así, se reunió con ellos en las proximidades de una discoteca de Getafe y se subió en su coche.

Tras ello, los acusados la llevaron a un descampado próximo al antiguo cementerio de Carabanchel, donde abusaron de ella. Por estos hechos, la joven sufre estrés postraumático con recuerdos y pensamientos recurrentes, trastornos del sueño, inseguridad y malestar psicológico.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31