Lunes 05/12/2016.

| Madrid

Madrid

Padres del Maestro Padilla se quejan de que 200 niños de 3 y 4 años no podrán asistir a su centro por obras inacabadas

La Asociación de Padres y Madres (AMPA) del colegio público Maestro Padilla y la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto-Plataforma PAU Carabanchel han denunciado este jueves que unos 200 niños de 3 y 4 años no podrán asistir a su centro escolar el próximo curso porque las obras del mismo no están acabadas.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Desde la Consejería de Educación y de Empleo de la Comunidad de Madrid han explicado que son conscientes de este problema y que están en continua comunicación con los padres para explicarles que la adjudicataria de las obras no ha cumplido con los plazos acordados y que los niños tienen que ser distribuidos en dos centros hasta que terminen los trabajos.

El presidente del AMPA, Jesús Martín, ha explicado a Europa Press que este viernes mantendrán una reunión en la Dirección de Área Territorial y en función de lo que salga de la misma, estudiarán tomar algún tipo de medidas porque, en su opinión", las "condiciones que les ofrecen desde la Comunidad no son aceptables".

Según explican, en mayo del año pasado, "con motivo de la importante falta de plazas de educación infantil en el PAU de Carabanchel y a la presión de los vecinos", la Consejería de Educación acordó la construcción de un nuevo colegio público en la zona que, supuestamente, estaría disponible para el próximo curso 2011-2012.

Así, los afectados señalan que las obras fueron sacadas a concurso el pasado 4 de agosto de 2010 y que se adjudicaron a la empresa VVO Construcciones el 15 de diciembre por un precio que los vecinos consideraron "casi como temerario" puesto que se fijó en un 30 por ciento por debajo del precio inicial.

Después de que incluso la presidenta regional, Esperanza Aguirre, acudiera al solar para colocar la primera piedra del colegio, las obras finalmente comenzaron en el mes de mayo de este año, con un retraso acumulado de casi cinco meses sobre la fecha de inicio prevista por la propia Comunidad de Madrid.

En este sentido, han indicado que pese a las "preocupaciones reiteradas" que en varias ocasiones padres y vecinos expresaron ante la Consejería de Educación en cuanto a que los plazos no se estaban cumpliendo, los afectados han considerado que "no se tomaron las medidas necesarias a tiempo".

Y ahora, han señalado, les están comunicando a los padres que los 50 niños de 4 años, que ya este curso presente han estado fuera de su centro, tendrá que continuar este curso que viene en el centro Pinar de San José, que ha sufrido durante siete años masificación de alumnos.

Por otro lado, el resto de alumnos, unos 125, puesto que son cinco aulas de 25 estudiantes cada uno tendrán que estudiar en el María Soriano, un centro para educación especial, en el que desconocen "cómo estarán" sus hijos, si cumplirá las normas de ratio y si, en definitiva, habrá condiciones para recibir clase.

ESFUERZO POR EVITAR PROBLEMAS

Por su parte, fuentes de la Consejería de Educación han señalado a Europa Press que el pasado mes de noviembre la Consejería de Educación firmó el contrato de adjudicación para la construcción del colegio público Maestro Padilla y que, con un presupuesto de un millón de euros, la primera fase constaba de 9 aulas del primer ciclo de Educación Infantil, sala de usos múltiples y zona de administración.

La Consejería de Educación, al constatar que la empresa constructora no estaba cumpliendo los plazos de ejecución previstos y que la obra no estará concluida para el inicio del curso en septiembre, "viene trabajando para dar la solución más idónea y cómoda para las familias de los alumnos matriculados en este centro".

Así, para los 125 alumnos de 3 años matriculados en el CEIP Maestro Padilla, la Consejería de Educación está adaptando un módulo del CEE María Soriano que no estaba siendo utilizado y en el que en septiembre habrá cinco aulas "perfectamente equipadas" y un comedor. "Todas las instalaciones estarán totalmente adaptadas para niños de 3 años y son independientes de las propias instalaciones del CEE María Soriano", afirman.

Asimismo, han apuntado que los alumnos matriculados en este centro, a pesar de estar temporalmente en otras instalaciones, cuenta con dirección y equipo docente propio ya que el CEIP Maestro Padilla está creado jurídicamente desde 2010.

En este sentido, han destacado que la cercanía del CEE María Soriano al CEIP Maestro Padilla, ambos centros pertenecen al mismo barrio, hace que no sea necesario transporte escolar, "con lo que se cubre una de las principales demandas de las familias".

Por último, han recalcado que la Consejería de Educación mantiene una comunicación "permanente" con las familias proporcionándoles información detallada de la situación, "consciente de la preocupación que puedan tener ante estos cambios".

Recientemente la directora del CEIP Maestro Padilla les comunicó la situación y las soluciones adoptadas por la Administración y mañana viernes, el director del Área Territorial Madrid-Capital se reúne con el AMPA del colegio y con los miembros de la Asociación de Vecinos de Carabanchel.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31