Domingo 04/12/2016.

| Madrid

Madrid

Luz verde a un plan que fija las normas comunes para las obras realizadas en viviendas unifamiliares de Fuencarral

El Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a un plan que fija las normas comunes para las obras realizadas en viviendas unifamiliares del Poblado Dirigido de Fuencarral, como ha informado el Consistorio capitalino a través de un comunicado.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Luz verde a un plan que fija las normas comunes para las obras realizadas en viviendas unifamiliares de Fuencarral Luz verde a un plan que fija las normas comunes para las obras realizadas en viviendas unifamiliares de Fuencarral

El objetivo de este plan, promovido por el área de Urbanismo y Vivienda, es proteger y potenciar los elementos arquitectónicos de las viviendas unifamiliares y mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

El documento se inscribe dentro de las iniciativas realizadas para revitalizar los cascos históricos de los barrios periféricos contribuyendo así al reequilibrio territorial y social.

El Poblado, situado junto a la avenida del Cardenal Herrera Oria y construido entre 1959 y 1960, está protegido con nivel 3 de catalogación ambiental. Está formado por edificios en altura y 395 viviendas unifamiliares con espacios interbloques entre ellos. Con una superficie de 200.000 metros cuadrados, el ámbito cuenta con un colegio, un ambulatorio, una iglesia y tres pequeños centros comerciales.

A lo largo de más de cuatro décadas las dispares intervenciones individuales tanto en fachadas, cubiertas y cerramientos de parcela como en los elementos de carpintería exterior e instalaciones, unidas al deficiente comportamiento energético de las edificaciones, han hecho necesaria esta rehabilitación.

De paso se establecen premisas comunes que regulen las futuras intervenciones para reforzar la puesta en valor de los elementos que lo hicieron objeto de catalogación. En este sentido ya el año pasado se aprobó un Plan Especial que ha potenciado la calidad de las intervenciones realizadas en las viviendas en altura.

Las viviendas necesitan, en general, mejorar sus fachadas, aislamientos y cubiertas. Pero además, el Gobierno de la ciudad quiere que se mejore la imagen urbana del conjunto, recuperando la pureza formal proyectada originalmente.

Por ello, el Plan Especial concreta las normas que regirán las actuaciones para recuperar un conjunto estéticamente uniforme del ámbito. Y ello, aprovechando la circunstancia de que el Poblado se encuentra en una Zona de Rehabilitación Integrada con derecho a subvenciones para la rehabilitación.

PROTECCIÓN

Los criterios establecidos ofrecen soluciones de rápida ejecución, coste ajustado, elevada eficiencia, alta duración y bajo mantenimiento, según el Auyntamiento. Las medidas de protección suponen la conservación de la volumetría y composición de las edificaciones, el mantenimiento de las condiciones medioambientales del conjunto y la potenciación de la identidad e imagen del ámbito.

En cuanto a las intervenciones posibles, éstas deberán estar encaminadas a mejorar las condiciones de habitabilidad y uso de las edificaciones, a mejorar el aspecto, estético y funcional, y a instalar sistemas de ahorro energético.

El Plan Especial dicta parámetros comunes para las ampliaciones permitidas por la normativa para mantener la homogeneidad del conjunto y el tratamiento y diseño de los distintos elementos exteriores como carpinterías e instalaciones. También establece la eliminación de la vista de las unidades de aire acondicionado y la colocación de colectores solares o placas fotovoltaicas.

POBLADOS EN MADRID

Los movimientos migratorios sucedidos durante los años 50 dieron lugar a la construcción de una amplia tipología residencial, de la que forman parte los denominados Poblados de Absorción, Poblados Dirigidos, Nuevos Núcleos Urbanos y Barrios Tipo.

En aquella etapa la periferia madrileña se convirtió en un inmenso laboratorio urbano, en el que se materializó el rechazo de los criterios arquitectónicos empleados anteriormente en las actuaciones de Regiones Desvastadas, dando lugar a un riguroso racionalismo, como el caso del Poblado de Fuencarral.

Relevantes arquitectos como Sáenz de Oiza, Romany, Iñiguez, Molezún, Corrales o Vázquez de Castro, participaron el diseño de los poblados dirigidos de Madrid, donde dejan la impronta de los nuevos tiempos. Concretamente en Fuencarral, Oiza construyó las fases A y B del Poblado de Absorción y, posteriormente, Romany se encargó de realizar el Poblado Dirigido del mismo nombre.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31