Viernes 09/12/2016.

| Madrid

Madrid

Ingesport Health and SPA, Construcciones Bonifacio Solís y Arabako Lanketa construirán el nuevo Vallehermoso

La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Ingesport Health and SPA Consulting, S.L.; Construcciones Bonifacio Solís, S.L.; y Arabako Lanketa, S.L. ha resultado adjudicataria del concurso convocado por el Ayuntamiento de Madrid para la redacción del proyecto, construcción y explotación del nuevo Centro Deportivo Municipal Vallehermoso, en el distrito de Chamberí (146.000 habitantes).
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Según informa la web municipal, el contrato de concesión de obras públicas convocado por procedimiento abierto se adjudicó el pasado 26 de julio por un presupuesto de 20,14 millones de euros de los que las arcas municipales no aportarán ni un solo céntimo, según el Consistorio.

Así, la UTE se compromete a elaborar los proyectos, diseños y presupuestos de la obra, así como a construir y explotar las nuevas instalaciones deportivas, que ocuparán los terrenos del antiguo estadio de Vallehermoso, derribado en octubre de 2008 para convertirlo en un gran centro deportivo de 44.000 metros cuadrados.

Sin embargo, en los albores de la crisis el alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció la paralización de esta obra dentro de un plan de ajuste para reducir gastos, una medida con la que aseguró que se ahorrarían 98 millones de euros.

Las críticas de la oposición y las quejas de los vecinos por carecer de polideportivo municipal llevaron al primer edil a seguir adelante con el proyecto, pero limitándolo a las instalaciones municipales y dejando para más adelante el estadio de atletismo y otros equipamientos previstos inicialmente.

Así, en marzo de 2011, la Junta de Gobierno madrileña aprobó el contrato de concesión, que preveía la construcción de las instalaciones en los siguientes 18 meses (finalizando por tanto en noviembre de 2012) por 20,14 millones de euros, con aportaciones máximas anuales de 400.000 euros por parte del Consistorio.

Además, la cesión de la explotación se haría durante los siguientes 40 años, a contar desde la formalización del contrato, tiempo durante el que el Ayuntamiento destinaría 1,5 millones de aportación máxima anual.

El anteproyecto de Vallehermoso, que los licitadores podían mejorar, contemplaba la creación de un pabellón deportivo multiusos cubierto para baloncesto, balonmano, fútbol-sala, etcétera, con gradas para 500 espectadores y con la posibilidad de instalar a otras 500 personas en graderío telescópico. Estas pistas deberán dar servicio a unos 1.500 vecinos del barrio.

Además, incluía una piscina cubierta reglamentaria de 52 metros con muro móvil y capacidad para 300 espectadores, tres salas polivalentes de 250 metros cuadrados cada una, una sala de esgrima, locales auxiliares y técnicos para espectadores, deportistas y personal de servicio del centro; y un aparcamiento en superficie para 70 vehículos.

El conjunto se completa con un centro acuático --wellness, spa, fisioterapia, hidroterapia, etc.--, un vaso de aprendizaje y con una piscina al aire libre.

PISTA DE ATLETISMO, PARA MÁS ADELANTE

El contrato preveía también la actuación sobre la parte de la parcela destinada a la pista de atletismo, de 8.379 metros cuadrados, "cuando las condiciones económicas generales mejoren", según precisó en ese momento Gallardón.

Y es que según el primer concurso, convocado en octubre de 2009, el estadio debía tener una pista de ocho calles y 400 metros de cuerda, un campo interior que cumpliera los requisitos para los concursos de saltos y lanzamientos, capacidad para 10.000 espectadores así como los espacios necesarios para su buen funcionamiento: zona de calentamiento, locales auxiliares, zonas diferenciadas para deportistas, autoridades, medios de comunicación y público; vestuarios, almacenes técnicos y equipos para retransmisiones deportivas.

Junto a estos equipamientos de alta competición se tenía que construir también una sala de armas para la práctica de esgrima. El resto de las zonas se dedicarían a un edificio-torre de doce plantas con espacios asociados al deporte: librería deportiva, centro médico especializado, guardería, clubes deportivos, aulas, etc.

También estaba previsto incluir en el complejo un parque urbano, solarium y servicios de hostelería, así como modificar la configuración de la calle Juan Vigón para convertirla en una calle-parque, que funcionara como un gran 'salón urbano' de acceso al estadio. De esta manera, esta infraestructura estaba llamada a convertirse en "un moderno estadio de atletismo y un equipamiento de distrito".

Este primero concurso (licitado por 112 millones de euros) incluía también una comisaría de policía de mil metros cuadrados y un aparcamiento subterráneo de 800 plazas repartidas en dos plantas con uso privado-residencial y público rotacional así como una torre con espacios asociados al deporte.

Sin embrago, en febrero de 2010 tuvo que ser modificado tras quedar desierto. Entonces, el Ayuntamiento redujo el presupuesto de licitación casi a la mitad (55 millones) eliminando una de las plantas de aparcamiento y reduciendo la edificabilidad de oficinas.

HISTORIA DE VALLEHERMOSO

Ubicado en el antiguamente denominado Cerropimiento, donde se encontraba el Cementerio de la Sacramental de San Martín desde 1848 hasta su derribo en 1926, el estadio original fue construido por el arquitecto Manuel Herrero Palacios, según proyecto de 1950, entre 1950 y 1951.

Su inauguración oficial se produjo en 1961 con la clausura de los XII Juegos Escolares de Juventudes y fue durante décadas escenario de importantes competiciones nacionales e internacionales y testigo, por ejemplo, de la carrera de 400 metros vallas en la que Edwin Moses perdió su imbatibilidad, superado por Danny Harris, tras nueve años, nueve meses y nueve días sin cosechar una derrota.

De hecho, la pista de Vallehermoso fue prácticamente la única pista de atletismo de la capital hasta que se construyó el estadio olímpico de La Peineta.

Con una capacidad para 12.000 espectadores, el antiguo estadio contaba con una extensión de 39.000 metros cuadrados repartidos entre una pista de atletismo de seis calles con 450 metros de cuerda y un graderío para 12.000 espectadores, un pabellón cubierto, un frontón, un mini-frontón, una piscina de verano, diversas pistas y campos al aire libre.

También contaba con campo de césped natural, una sala de armas para esgrima, una bolera, zonas de enseñanza de golf y todos los servicios anexos de oficinas, vestuarios y cafetería.

Aunque los terrenos sobre los que se levantaba el complejo eran de titularidad municipal desde agosto de 1933 terreno municipal, en 1957 el Ayuntamiento lo cedió por 50 años a lo que ahora es la Comunidad de Madrid para la construcción de un estadio para la celebración de los II Juegos Iberoamericanos, momento en que sufrió su primera gran reestructuración.

En mayo de 2005 (dos años antes de que expirara el derecho del Ejecutivo autonómico), el Gobierno local anunció una inversión de un millón de euros para adelantar la reversión y convertir el estadio en un Centro de Alto Rendimiento.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31