Jueves 08/12/2016.

Cine

Sam Shepard versus Butch Cassidy

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Sam Shepard versus Butch Cassidy Sam Shepard versus Butch Cassidy

Algunos actores se funden con sus personajes, pero también hay personajes inspirados en sus actores, una simbiosis que se ha producido entre el dramaturgo e intérprete estadounidense Sam Shepard y el legendario forajido Butch Cassidy en "Blackthorn", el "western" sostenido y filosófico de Mateo Gil.

Ya sucedió con Gregory Peck y su Atticus Finch en "Matar a un ruiseñor"; o con Liza Minnelli y su Sally Bowles en "Cabaret". También con Mickey Rourke y Randy Robinson en "El luchador". Pero ahora hay que sumar a Sam Shepard y su Butch Cassidy en "Blackthorn".

"Ahora no puedo imaginar un Butch Cassidy que no sea él. Shepard vive una dualidad por ser un hombre intelectual que escribe textos dramáticos y a la vez un hombre que vive en un rancho, le gusta la naturaleza y trabaja con sus manos", explica Eduardo Noriega, su escurridizo compañero de fatigas en "Blackthorn", recién estrenada en España y rodada en Bolivia.

Este "western" que resalta su filosofía sobre el inmaculado e implacable salar de Uyuni, tiene algo de pieza "shepardiana". Como si fuera un Orson Welles que fagocita con su carisma "El tercer hombre" y le roba la autoría a Carol Reed, Shepard contagia esa soledad como victoria hacia un mundo de valores desmoronados en su nuevo filme.

Su Butch Cassidy no murió en 1908 junto a su inseparable Sundance Kid y no se parece a Paul Newman. Se ha replegado en el anonimato crepuscular, en una Bolivia donde la gente apenas habla y encajaría mejor en "París, Texas", cinta que él escribió y que ganó la Palma de Oro, que en "Dos hombres y un destino", la película más famosa sobre los legendarios bandidos.

"Este Butch Cassidy tiene la mirada nostálgica de un hombre mayor hacia su propia vida, y eso también lo tiene Shepard", describe un compañero y admirador, Eduardo Noriega, quien encarna a esa modernidad que no entiende distingue entre el éxito del héroe y el del arribista.

Shepard, ganador del premio Pulitzer como dramaturgo por "Buried Child" y nominado al Óscar como actor por "Elegidos para la gloria", también ha encerrado sus gestas en un rancho en Minnesota, donde vive con Jessica Lange, y se diagnosticó hace años una alergia a lo mediático. Por eso, "Blackthorn" es, según su compañero Stephen Rea, lo más parecido a una sincera conversación con él.

"El gran mérito del filme es mostrar a Sam tal cual es: una criatura de ese paisaje en medio de Bolivia", asegura el actor irlandés, quien trabajó por primera vez con él en 1974 en el teatro en la obra "Geography of a Horse Dreamer".

Desde entonces, mantienen una cercana y añeja amistad, así como una relación profesional que se ha traducido en obras como "Kicking a Dead Horse". Los caballos, definitivamente, les unen.

"Él puede habitar ese paisaje de manera muy natural con sus caballos, con el movimiento y tiene un rostro que se ha convertido en un paisaje en sí mismo", según Rea, quien interpreta a su antiguo perseguidor y finalmente casi amigo Mackinley.

Y así, "Blackthorn" es como el estudio topográfico de la complejidad de un hombre de grandes matices dentro de su parquedad. "Lo que Mateo ha hecho es permitir a la cámara observar esa cara, de ver ese paisaje entre el paisaje al de Bolivia. En Hollywood nunca dejarían tiempo para retratar eso. Llenarían la película de cortes. Pero la cámara de 'Blackthorn' observa la cara de Sam y esa es la acción de la película".

Esa acción describe una granítica coherencia vital, algo que también, aun en su trayectoria criminal, marcó a Butch Cassidy. "Era un hombre de acción pero también un intelectual que planificaba los asaltos para que hubiera el menor número de víctimas posible", explica Noriega.

Shepard también planificó a su Cassidy: se fue tres semanas a Bolivia y se sometió a unas condiciones de rodaje más que complicadas en el altiplano boliviano, aunque ciertamente prefirió mantener su actitud poco complaciente, aunque sí se cobrara algunas víctimas.

"No es un tipo fácil. Es aparentemente huraño, seco, monosilábico, de difícil acceso, pero luego no resulta así. Luego se acaba ablandando", concluye el actor español.

Mateo Sancho Cardiel.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31